Ir al contenido principal

En tanto el proceso de paz no exista en fase pública no es viable: Antonio García

Entrevista
Por: Víctor de Currea-Lugo * - El Espectador (28 de noviembre)

En tanto el proceso de paz no exista en fase pública no es viable: Antonio García

Uno de los máximos comandantes del Ejército de Liberación Nacional le explicó a El Espectador en qué van los diálogos con el gobierno de Juan Manuel Santos, paralelos a los de las Farc.

¿Cómo valoran el acuerdo que han hecho las Farc sobre el tema de justicia? ¿Afecta este acuerdo el proceso de negociación del Eln con el Gobierno?

Antonio García: aún no se conoce de manera completa lo que se haya acordado en este campo. Como en todo proceso social o político, así tengamos visiones diferentes, seremos respetuosos con lo que en La Habana se haya trabajado. Consideramos que no debe ligarse el tema de víctimas y el acuerdo sobre la futura situación jurídica de la guerrilla. En el proceso con el Eln, lo que pueda suceder referido a la justicia en el tratamiento de la situación de las víctimas es potestad de la comunidad de víctimas. Y en lo relacionado con su futura situación jurídica, el Eln buscará un acuerdo político con el Gobierno.

¿Qué escenarios vislumbra el Eln en caso de que se firme el acuerdo final entre Gobierno y Farc?

AG: así tengamos diferencias con el proceso de las Farc, deseamos sea favorable para el país, que fortalezca las alianzas del campo popular y democrático para seguir impulsando las transformaciones que necesita la sociedad. Lo concreto es que Colombia necesita la lucha de todos para hacerla democrática y equitativa, en este sentido el camino de la paz apenas comienza. El futuro depende de la realidad de los cambios y de su profundidad.

Se conoce que en la agenda del Eln y Gobierno la participación de la sociedad es central: ¿de qué sociedad se está hablando? ¿Tienen espacio los gremios, los ganaderos y los industriales en esta propuesta? ¿Hay diferencias en los alcances de la participación entre los sectores populares y los gremios?

AG: la Colombia de hoy es excluyente, por eso nuestro proceso quiere contribuir a generar dinámicas políticas participativas, sobre todo de los sectores que hoy no tienen voz, pues sería equivocado repetir las mismas lógicas que reproducen el poder del dinero en el Parlamento. Los sectores poderosos legislan desde hace muchas décadas; y allá, poco o casi nada se escucha la voz de los humildes y desposeídos. Sería muy interesante en un debate amplio, donde participen los gremios del establecimiento, poder contrastar la diversidad que hay en Colombia, y que los gobiernos escuchen e interpreten esa realidad. Se trata de ver, de examinar qué tan democrática es Colombia, tanto en el debate como en la capacidad que se tiene desde la diversidad para direccionar los cambios que todos esperamos. No queremos quedarnos sólo en los debates.

En concreto, ¿cómo serían los mecanismos y espacios de participación de la sociedad en el debate y los acuerdos de paz con el Eln?

AG: en gran medida el diseño de participación hay que conversarlo con la gente, con la diversidad de Colombia en sus diversas formas de organización existentes hoy. Este asunto es un tema de la fase pública y se supone de interacción tanto del Eln con la sociedad, como de ésta con la mesa, allí se irá modelando el diseño, muy seguramente será creativo. Esperemos a la fase pública para hacerlo realidad.

Se dice que ya está completa la agenda de negociación entre Gobierno y Eln. ¿Se puede conocer la estructura general de esa agenda?

AG: los medios, no sabemos qué fuentes la filtraron, han dado a conocer los titulares, que en su orden son los siguientes puntos ya acordados: a) Participación de la sociedad, b) Democracia para la paz, c) Transformaciones para la paz, d) Víctimas, e) Fin del conflicto y f) Implementación. Hay otros asuntos referidos al diseño y reglamentación. Faltan por acordar un par de asuntos.

¿La sociedad podrá intervenir en toda la agenda o hay puntos que sólo negocia el Eln? ¿Cuáles?

AG: en los cuatro primeros puntos es esencial la participación de la sociedad. El quinto punto es más una temática entre el Gobierno y el Eln. En el sexto punto, que tiene que ver con la implementación, también la sociedad participará de alguna manera, así como la comunidad internacional.

Hay un punto de democracia para la paz y la democracia es el debate principal en Latinoamérica, ¿cuál es el estado de democracia que debe alcanzar el país para que el Eln considere ponerle fin al alzamiento armado?

AG: las democracias de corte liberal-capitalista consideran que lo esencial en una democracia es la libertad, pero entendida sólo como libertad de expresión, y le recortan las posibilidades de la acción política para transformar la realidad. Pero en América Latina hay una historia que reivindica el carácter social de la libertad, la que sostiene que de nada sirve ser libre si se vive en condiciones indignas. La libertad, para que sea verdadera, debe estar vinculada a las condiciones de existencia; en Colombia uno de sus exponentes más connotados fue Jorge Eliécer Gaitán. Llegar a un acertado examen de la democracia colombiana debe ser obra de los escenarios políticos que propicien la solución política, esto quiere decir que no se persiga a quienes interrogan y cuestionan al Gobierno. Además de este examen, deben formularse cambios que se traduzcan en programas de transformación, o por lo menos que coloquen a Colombia en esa ruta de hacerlas realidad. Si esto no es posible, la lucha seguirá.

¿Hay un acuerdo de garantías con el Gobierno para que el movimiento popular participe en la construcción de la paz sin ser reprimido o eliminado? ¿A qué se compromete el Gobierno?

AG: debemos recordar que si bien en la mesa se han adelantado discusiones muy profundas, han estado referidas a construir la agenda. La agenda es la identificación de unos temas sobre los que se adelantarán conversaciones en la fase pública con el propósito de llegar a acuerdos que hagan viable la transición hacia la paz. Desde luego que si continúa el proceso de diálogos debe llegarse a acuerdos sobre garantías y condiciones para que cese la exclusión, la represión y la criminalización de la lucha social y política del pueblo, pero decir ahora cuáles resulta prematuro.

Hay un punto de transformaciones para la paz. ¿En este ejercicio se van a debatir temas como el modelo económico y la doctrina militar? ¿El Gobierno está dispuesto a este debate?

AG: el modelo económico y la doctrina militar han sido temas vedados. Pero muy seguramente la sociedad en el debate nacional los tocará, pues no se pueden evadir los efectos que estos dos asuntos han producido en la vida de los colombianos y en la fragilidad o ausencia de la democracia en el país.

¿Cuál es el escenario de refrendación de los acuerdos entre Gobierno y Eln?

AG: es un tema a debatir con el Gobierno en la fase pública, habrá que adoptarse una fórmula que consolide lo acordado y lo proyecte de manera estable al futuro de una paz estable.

¿Habrá un momento en que se junten los dos procesos de negociación? ¿Cuál sería?

AG: en tanto que el proceso de paz del Eln no exista en la fase pública no es viable, pues mientras el de las Farc anda, el otro aún no es visible para la sociedad como realidad política. Además, la interacción sólo se puede dar con base en los acuerdos de cada proceso, pues ahí se expresa de manera condensada la proyección de la solución política. El Eln siempre ha buscado las aproximaciones a los escenarios de paz, pero eso no ha dependido de nuestra voluntad, pues tanto el Gobierno como las Farc decidieron poner a rodar dicho proceso primero. Teniendo en cuenta lo anterior, y por el bien de Colombia, siempre estaremos dispuestos a la confluencia y a la coordinación. 

Puede leer el libro de Víctor de Currea-Lugo "Y sin embargo, se mueve", sobre la negociación Gobierno - ELN.

* Ph.D. Profesor Universidad Nacional de Colombia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Asesinados tres hermanos reclamantes de tierra en Sucre

Comunicado Tomado de Pacocol Por Movice

El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado – Movice Capítulo Sucre denuncia y rechaza enérgicamente el asesinato de tres hermanos en el corregimiento La Guaripa, Sucre a manos de tres encapuchados pertenecientes a la vigilancia privada del exdirector de la Caja de Compensación Familiar de Sucre (Comfasucre), William Martínez, quien no permite la entrada de los herederos a sus propias tierras, queriéndose  apropiar irregularmente de toda la finca, cuando los hermanos se disponían a trazar los linderos en  finca ‘La Concepción’ que les fue heredada de su padre, recibieron varios disparo que terminaron con sus vidas según testigos.


Hechos                       
El jueves 25 de enero se dirigieron los hermanos Humberto Manuel Escobar Mercado (de 68 años, casado y con 6 hijos, uno menor de edad), Prisciliano Manuel Mercado García (de 63 años, casado y con tres hijos, uno menor de edad) y  Manuel Eusebio Osorio Escobar  (de 53 años, casado y …

Consejo de Estado tumba curules de paz

Noticia Por El Tiempo


La Corte revocó decisión del Tribunal de Cundinamarca de diciembre pasado. 
Con  ponencia del magistrado Carlos Enrique Moreno Rubio, la Sección Quinta del Consejo de Estado revocó una decisión del Tribunal Administrativo de Cundinamarca que en diciembre ordenó al presidente del Senado remitir el proyecto de acto legislativo que creaba las 16 curules transitorias especiales de paz al Presidente de la República para su promulgación.
De acuerdo con el Tribunal el recurso interpuesto por el Ministro del Interior -una acción de cumplimiento- no agotó los procedimientos que se requieren para la presentación de dicha demanda, eso es "reclamar al presidente del Senado el cumplimiento del artículo 196 de la Ley 5 de 1992 que sustentaba la pretensión de promulgación de la iniciativa de reforma constitucional". 
La decisión corresponde a una impugnación interpuesta por el representante del Senado contra la sentencia que accedió a las pretensiones de la demanda y orden…

Palabras de Rodrigo Londoño en reunión con el Ministro del Interior

Comunicado Por Rodrigo Londoño - Timo





Reciban todos los presentes, en especial usted, señor ministro Guillermo Rivera Flórez, el abrazo patriótico y esperanzado de nuestro partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común. 
Acudimos ante el alto gobierno, una vez más, como consecuencia de las difíciles condiciones en las que se halla el pleno ejercicio de nuestros derechos políticos, garantía fundamental pactada en los Acuerdos de La Habana, y columna más que necesaria para la construcción de una nación verdaderamente democrática, propósito que animó las dos partes en la Mesa de Conversaciones.
Si algún mérito hubiese de serme reconocido un día con relación a la firma del Acuerdo Final, y en general con relación a todo este asunto de la paz para nuestro país, quisiera que fuera el de registrar que he permanecido siempre optimista en medio de las enormes dificultades y obstáculos que rodearon desde un comienzo los diálogos con el gobierno nacional.
Aún firmados los Acuerdos e iniciada la …