Ir al contenido principal

TERRITORIOS ESPECIALES PARA LA CONSTRUCCIÓN DE LA PAZ (TERREPAZ).

Comunicado
Por Delegación de Paz de las FARC-EP

Cabezote escudo delegacion paz farc ep

La Habana, Cuba, sede de los Diálogos de Paz, noviembre 24 de 2015

La normalización territorial en relación con la transformación de las FARC-EP y su tránsito hacia organización abierta, se fundamentará en la definición de zonas geográficas organizadas de manera excepcional y extraordinaria como “Territorios especiales para la construcción de la paz (TERREPAZ)”, que tendrán un régimen especial y extraordinario, protegido constitucionalmente y en cuyo desarrollo legal se contemplarán regulaciones específicas sobre la organización política, económica, social, ambiental y de seguridad integral, participativa, autogestionaria y comunitaria, así como las concernientes a las medidas y acciones reparativas en desarrollo de la justicia restaurativa. La normalización territorial hará parte integral del “Plan Nacional para el fin del conflicto, la reconciliación nacional y la construcción de la paz estable y duradera (PLANPAZ)”.

Las iniciativas correspondientes a la Definición estos Territorios especiales, se centrarán en tomar definiciones sobre:

1. Las dimensiones espaciales de transformación y paso de las FARC-EP a Organización Política abierta;
2. La conformación de los Territorios especiales para la construcción de la paz (TERREPAZ);

3. La naturaleza y criterios básicos para la conformación de los TERREPAZ;

4. Los fundamentos normativos de los TERREPAZ;

5. Los TERREPAZ como contribución a la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición;

6. Los TERREPAZ como dimensión territorial del “Plan Nacional para el fin del conflicto, la reconciliación nacional y la construcción de la paz estable y duradera” (PLANPAZ);

7. La Creación del Consejo Nacional de la Normalización Territorial (CONATER) y

8. El acompañamiento internacional a los TERREPAZ, con veeduría popular y ciudadana.

Sobre las tres primeras iniciativas, lo siguiente:

1. En lo que concierne a las Dimensiones espaciales de transformación y paso de las FARC-EP a Organización Política abierta, tal proceso implica el reconocimiento de las formas propias de organización social de las que ha hecho parte la insurgencia  a lo largo de su historia. El tránsito hacia la normalización integral supone por tanto, el reconocimiento de la presencia de las FARC-EP en la configuración de la realidad espacial, nacional y territorial, lo cual implica el diseño de un acuerdo que respete esa presencia articulada a las comunidades.

2. Sobre la conformación de los “Territorios especiales para la construcción de la paz  (TERREPAZ)”.

 La normalización territorial en relación con las FARC-EP tendrá como fundamento la creación de zonas delimitadas geográficamente, para la generación y ensanchamiento de relaciones sociales en sentido amplio (políticas, económicas, culturales y socioambientales), con el propósito superior de contribuir a la reparación de las víctimas del conflicto, la provisión de garantías de no repetición y la construcción de la paz estable y duradera. Al mismo tiempo, tendrán la función de posibilitar la concreción del proceso de cese bilateral de fuegos y de hostilidades definitivo y la dejación de armas por las partes.

 3. Naturaleza y criterios básicos para la conformación de los TERREPAZ.

 Los Territorios especiales para la construcción de la paz, constituyen el espacio social y geográfico para la transformación integral de las FARC-EP en su dimensión territorial, en lo político, lo económico, lo social y cultural, habitados por excombatientes, familiares y allegados, y los ciudadanos vecinos del lugar, dentro del orden constitucional surgido del proceso de diálogos y las formas de organización política y social que se derivan del ejercicio de la democracia directa, autogestionaria y comunitaria, a través de cabildos o asambleas populares. En ellos se produce la dinámica de implementación de los acuerdos logrados garantizando la sostenibilidad socioambiental, el derecho al territorio, al agua, al medio ambiente sano, a la producción de alimentos, la soberanía alimentaria y al buen vivir en general.

El criterio principal para la delimitación geográfica de tales territorios será la presencia histórica y actual de las FARC-EP, en estrecha  relación con las comunidades. Las Partes examinarán la pertinencia y viabilidad de emprender de manera inmediata la implementación de un plan piloto en uno o más Territorios especiales de construcción de paz.

DELEGACIÓN DE PAZ DE LAS FARC-EP.

Comentarios

  1. IMPORTANTICIMOS AVANCES DEMUESTRAN LO ESCRITO EN PROYECTOS ACORDADOS..YO PREGUNTO CON TODA MI INGENUIDAD Y RESPETO...¿ SERA QUE EL GOBIERNO QUE NO LE HA CUMPLIDO A LAS COMUNIDADES CAMPESINAS, INDÍGENAS Y AFRODESCENDIENTES REPRESENTADOS EN LA CUMBRE AGRARIA Y POPULAR..... LE CUMPLIRAN A LA INSURGENCIA COLOMBIANA , SI PRÁCTICAMENTE LA PAZ, NO ES SOLO EL SILENCIAMIENTO DE LAS ARMAS. SI EL ESTADO NOS SIGUE MATANDO DE HAMBRE, FALTA DE SALUD, Y LOS CRIMINALES CORRUPTOS SIGUEN ENGORDADNDO SUS ARCAS CON LA EMPRESA ESTATAL PRIVATIZADAS ?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Este es un espacio para la sana exposición de las ideas. La paz se hace con un diálogo fundamentado en la descencia y el respeto. Por favor omitir groserias y vulgaridades.

Entradas populares de este blog

Santrich, el derecho, la política, la moral

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Recuerdo que hace muchos años, antes de mi ingreso a la guerrilla, en una entrevista radial de Yamid Amat a Jaime Pardo Leal, por entonces presidente de la Unión Patriótica, el avezado periodista quiso introducir a su entrevistado en un asunto espinoso. Hablaban del tratamiento que debían recibir ciertos delincuentes, a lo que el doctor Pardo respondía con criterios sociológicos, invitando a su interlocutor a considerar la serie de factores paralelos al delito.

Tal y como es habitual en los grandes hombres de la prensa cuando interrogan a un dirigente de izquierda, el periodista quiso interpretar las palabras del exmagistrado y catedrático de Derecho Penal en la Universidad Nacional, como un intento de defender a los delincuentes, y mostrarlo a él como simpatizante con la comisión de esos delitos. Jaime Pardo lo cortó en seco con una afirmación, Usted no sabe de derecho penal, Yamid, no diga disparates.
La anécdota viene a cuento con ocasi…

La alegre moda, asesinar exguerrilleros y líderes

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Apenas a mitad de semana, se conocieron diversas noticias relacionadas con muerte de reincorporados de las Farc. La más reciente, la denuncia de la Asociación Campesina Semillas de Paz de la Macarena, Meta, según la cual el Ejército Nacional quitó la vida al exguerrillero Carlos Miranda, de 30 años de edad.
No es posible evitar asociar este hecho, con la muerte de Dimar Torres en el Catatumbo, también a manos de tropas en servicio. Ya el general Jairo Alejandro Fuentes, comandante de la Fuerza de Tarea Omega, explicó que se trató de la reacción de los soldados ante la agresión con arma de fuego que se les hizo desde una motocicleta.
Según la versión oficial, los militares adelantaban una operación contra Álvaro Boyaco, jefe de uno de esos grupos armados residuales que se hacen llamar Farc en la zona rural del Meta. En algún momento fueron atacados desde el vehículo por uno de sus ocupantes, lo que desencadenó su reacción. El muerto fue el …

Colombia puede ser ejemplo en sustitución de cultivos: Pablo Catatumbo

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Pablo Catatumbo

“Atacar los cultivos de uso ilícito como si ahí radicara el problema no es la solución”, afirma el senador por el partido Farc
Todo parece indicar que el bienestar del país y la ciudadanía no están en la agenda del actual gobierno. Así lo demostró nuevamente Iván Duque cuando anunció que reanudará la aspersión aérea con glifosato para acabar con el llamado “narcotráfico”, lo cual como se ha visto, es una falacia. El glifosato no acabará con el “narcotráfico”.

La realidad de esta política es que no golpea la industria multinacional de las drogas ilícitas, ni en su comercialización ni en su producción, ya que no se ataca ni controla la venta de precursores químicos que son los que hacen posible la transformación de la hoja de coca en clorhidrato de cocaína, tampoco el lavado de activos.
Pero, lo que sí ataca es a las comunidades campesinas cocaleras que han sido abocadas por medio del despojo de sus tierras, el terror paramilitar y el aband…