Ir al contenido principal

OFENSIVA MILITAR Y PARAMILITAR NO SE DETIENE EN TODO EL PAÍS

Comunicado

Cabezote escudo delegacion paz farc ep

Ofensiva militar y paramilitar no se detiene en todo el país

Noviembre 22, 2015

El cese al fuego unilateral decretado por las FARC-EP desde el pasado 20 de julio, se sigue viendo amenazado por los constante hechos de violencia que las fuerzas armadas gubernamentales  y paramilitares desarrollan en distintas áreas contra la población civil.

En el municipio de Argelia, Cauca, se está desarrollando un gigantesco operativo militar. Las tropas acantonadas en El Mango, el día 17 de noviembre, iniciaron un despliegue en la vereda El Encanto, corregimiento de la Belleza, van destruyendo todo a su paso.

En esos movimientos de las tropas, el día 18 cayeron en un campo minado, resultando heridos 5 soldados entre los que figurarían, según especula la radio, un capitán y un cabo.

Entre las actividades destructivas que están aplicando se encuentra la erradicación forzada. Se multiplican los fuertes enfrentamientos entre campesinos y la fuerza pública. La reacción  criminal de las tropas  ha ocasionado la muerte y heridas de un gran número de pobladores de la región.

Pero  si en el Cauca llueve en el Chocó no escampa.

Este departamento continúa siendo castigado por el terrorismo paramilitar en complicidad de las autoridades municipales, el ejército y la policía de la región, con quienes mantiene coordinación y connivencia.

Las organizaciones sociales y populares denuncian que el día 18 de noviembre fue asesinado Eduardo Manuel Jaramillo Hoyos, campesino de la vereda Titiza, en la vereda que conduce a Balboa.

Dos días atrás habían asesinado dos campesinos más en la vía de Tanela a Unguía. Todo se hace a la luz del día y de las autoridades, pero ninguna hace, ve, ni escucha nada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Diego Palacio admite que sí compró reelección de Uribe

Noticia El Espectador


El exministro de Protección Social se acogió a la Justicia Especial para la Paz y empezó a colaborar con la justicia para obtener beneficios

Era la ficha que faltaba. La justicia Colombia había condenado a la excongresista Yidis Medina por el delito de cohecho al vender su voto para que fuera aprobada en Comisión Primera de Cámara la reelección del expresidente Álvaro Uribe. Este había sido comprado con el nombramiento de un gerente para una Empresa Social del Estado y había sido entregado por el ministro de Protección Social de este gobierno, Diego Palacio Betancourt.

El alto funcionario del gobierno Uribe lo había negado en varias ocasiones, incluso su caso llegó a la corte Suprema de Justicia que en diciembre de 2015 ratificó su condena. En esa situación, Palacio seguía asegurando que era inocente y hasta amenazaba con ir ante tribunales internacionales por lo que consideró una persecución política.

Pero la clave estuvo en la Justicia Especial para la Paz (JEP). Di…

Cómo la política de Álvaro Uribe posibilitó la multiplicación de los colados de las FARC

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel 24 de abril del 2019


Su gobierno ordenó dispersar a los guerrilleros por todas las cárceles y los comandantes perdieron control sobre 3000 presos. Allí pudo comenzar el tráfico de nombres
Me contaba una exguerrillera que en los días en que permaneció en La Habana, durante las conversaciones de paz, desempeñando la misión asignada y relacionada con la Mesa, se contactó con ella por el Facebook un antiguo mando de su Frente, que se encontraba en prisión desde hacía varios años. Quería pedirle un favor. En las cárceles ya corría la noticia de que se elaborarían listas de los prisioneros de las FARC y necesitaba que ella le ayudara a ser incluido.

Ella lo había conocido bien, sabía de quién se trataba y las circunstancias en las que había caído a la cárcel. Se interesó por él, le recibió sus datos, nombre, seudónimo, número de cédula, Frente al que pertenecía, en fin, lo que consideró pertinente. Y le prometió que plantearía su caso ante el res…

Álvaro Uribe busca volver trizas Acuerdo de Paz y demoler el sistema judicial.

Análisis Tomado de Pacocol Por Humberto de la Calle

La declaración leída por el Dr. Álvaro Uribe a raíz del caso Santrich no solo contiene afirmaciones absolutamente falsas, sino que utiliza un lenguaje incendiario que parece destinado a volver invivible la República, a impedir que todos los victimarios asuman sus responsabilidades y es un eslabón más en una tarea de demolición del sistema judicial que abarca la Corte Constitucional, la Corte Suprema y ahora la Jurisdicción Especial.
En la Habana no se pactó un cogobierno con el narcotráfico. Las FARC se obligaron a romper todo vínculo con esa actividad criminal. El Acuerdo prevé que la garantía de no extradición no cubre los delitos posteriores al Acuerdo. La providencia de la JEP no debilita eso. Se basa en la ausencia de pruebas sobre la fecha de los delitos atribuidos a Santrich.

Si se afirma que hay pruebas contundentes en poder de la Fiscalía, no es posible explicar que el Sr. Fiscal, en vez de renunciar, no haya procedido de inmedia…