Ir al contenido principal

La paja en el ojo ajeno

Comunicado
Tomado de Delegación de Paz de las FARC-EP
Por Timoleón Jiménez - Comandante del Estado Mayor Central FARC-EP




Considero pertinente un breve comentario en torno a la noticia, confirmada por el Presidente Santos, sobre la reunión que celebramos el Comandante Nicolás Rodríguez Bautista y yo en la ciudad de La Habana el pasado mes de abril.

"Creemos que no sólo a nosotros, como insurgencia revolucionaria, nos resulta urgente y necesario que el Ejército de Liberación Nacional se vincule a los diálogos de paz. También al gobierno nacional y al conjunto de la población colombiana. Es lo justo y a la vez es lo más práctico" Cdte. Timoleón JiménezColombia es un país ensangrentado desde hace más de cinco décadas, lo cual, con independencia de los enfoques políticos, constituye una auténtica tragedia para nuestra nación. Anhelar la paz y trabajar por conseguirla constituyen gestos del más digno aplauso.

Hemos expuesto ante la opinión nuestras valoraciones en torno a las políticas de todo orden que practica el actual gobierno nacional. Eso no nos impide estimar en el más alto grado la decisión del Presidente Santos de buscar una salida dialogada al conflicto armado interno.

No fue fácil concertar el Acuerdo General publicado en septiembre de 2012, y no ha sido un camino de rosas avanzar hasta lo alcanzado hoy. Desde la interpretación misma de los alcances de la Agenda, las posiciones, en la mayoría de los casos, han sido abiertamente contrarias.

Si añadimos a eso los odios y rencores, las posiciones radicales, los llaados continuos a la guerra total, la propaganda negra, las campañas de difamación, la obstinación en la rendición y otras perlas por el estilo, como se empeñan ciertas gentes, la paz se convertiría en algo imposible.

Creemos que no sólo a nosotros, como insurgencia revolucionaria, nos resulta urgente y necesario que el Ejército de Liberación Nacional se vincule a los diálogos de paz. También al gobierno nacional y al conjunto de la población colombiana. Es lo justo y a la vez es lo más práctico.

Por eso el Presidente Santos autoriza el mencionado encuentro de los comandantes de las dos fuerzas rebeldes en La Habana, con la colaboración y el apoyo de los países acompañantes y garantes de la Mesa de Conversaciones con las FARC, a los cuales agradecemos su disposición.

Puedo decir que vi en el Comandante Nicolás Rodríguez a un hombre profundamente convencido de la importancia de la paz concertada, e igualmente preocupado por el logro de la firma de un acuerdo que permita el comienzo de las conversaciones directas entre gobierno y ELN.

La decisión de emprender el camino de la solución dialogada es un hecho en el ELN, pero se han topado con dificultades serias. Con el camarada Gabino poníamos de presente cómo el secreto y la confidencialidad fueron reglas absolutas en la fase exploratoria entre las FARC-EP y el gobierno.

Esa, desafortunadamente, no ha sido la situación con los acercamientos entre el ELN y la administración Santos. Las presiones desatadas contra los adversarios que intentan aproximarse son muy grandes, justo en el momento en que son más necesarias la confianza y la prudencia.

Las campañas difamatorias de los grandes medios, unidas a las irresponsables y falsas imputaciones que a diario brotan de la extrema derecha delirante y guerrerista, que hoy con cinismo se reclama perseguida política, enrarecen y dificultan el clima de entendimiento.

Uno no acaba de entender cómo la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes, abre indagación contra el Presidente Santos por una denuncia falsa del Centro Democrático, cuando ha transcurrido más de una década sin que mueva un solo dedo contra el Presidente Uribe, sobre quien recae un escandaloso prontuario conocido internacionalmente.

¿Será porque las gestiones del Presidente Santos tienen relación directa con un denodado esfuerzo por conseguir y dejar una Colombia en paz para nuestros nietos, ya nuestros hijos no la tuvieron, mientras que las del segundo tienen que ver con el paramilitarismo y el terror de Estado?

Siniestros personajes que ingresaban por la puerta de atrás a la Casa de Nariño, en plan de entrevistarse con altos funcionarios dependientes directos del señor Presidente, no alcanzan a constituir indicios de actividad criminal en Palacio. Hay quienes solo ven la paja en el ojo ajeno.

Montañas de Colombia, 12 de mayo de 2015.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La guerra y la paz, el petróleo y el fracking

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


Todos los días vivimos el pulso permanente entre la guerra y la paz. De pronto pasan a primer plano las maniobras militares ordenadas por el presidente Nicolás Maduro en la frontera, y las furiosas reacciones del lado colombiano, que neciamente fanfarronean en torno al inmediato apoyo que recibirían del gobierno de Trump, en caso de cualquier ataque militar.


Retumba el coro acusador contra la revolución bolivariana. Los medios despliegan incontables declaraciones en torno a la presencia de guerrillas en el vecino país, con pleno apoyo del gobierno venezolano, al tiempo que la Cancillería colombiana anuncia acciones inmediatas de denuncia ante la OEA y la ONU, con la presumible intención de conseguir el respaldo externo, a objeto de legitimar las agresiones encaminadas a derrocar al chavismo.



La cordura parecía apabullada ante la avalancha de irracionalidad guerrerista. Hasta que surge una lucecita que permite ver las cosas de otro modo. La…

Caen líderes, dirigentes, exguerrilleros y niños

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Si algo queda claro de los episodios que en materia de orden público sacuden al país, es que se equivocan de cabo a rabo quienes insisten en echar leña al fuego de la confrontación militar, los amigos de la guerra, así como se equivocan también los que se empeñan en reavivar una lucha armada que lo único que produce a diario son múltiples horrores. La verdad es que la única solución viable es la implementación integral de lo acordado en La Habana.

El Estado colombiano firmó un Acuerdo de Paz con la organización guerrillera más fuerte e influyente en la vida nacional, las Farc. Gracias a este se puso fin a un conflicto de más de medio siglo y el país sintió un profundo alivio. En extensas regiones se pudo por fin vivir en la normalidad, y se esperaron ansiosamente, de acuerdo con lo pactado, los planes de ayuda del Estado que erradicarían la pobreza y elevarían su nivel de vida.
La salida de las Farc, que ejercían poder y establecían un ord…

Salida de Botero debe ser acompañada por un cambio en la política de seguridad

Comunicado Tomado de FARC Por Consejo Político Nacional

La renuncia del ministro de Defensa, Guillermo Botero, es una oportunidad para que el gobierno de Iván Duque ajuste su errada política de seguridad y defensa, que está llevando al país hacia el pasado de guerra y odio que se venía dejando atrás.
El asesinato de líderes sociales e integrantes de las FARC-EP  en proceso de reincorporación, las recientes masacres de indígenas en el departamento del Cauca, y la trágica muerte de ocho menores de edad en un desproporcionado bombardeo autorizado por el presidente Iván Duque,  son expresiones nefastas de esta situación.
La salida del ministro Botero no puede paralizar las investigaciones sobre las responsabilidades en los varios casos de presuntos crímenes de Estado. Los asesinados no pueden quedar en la impunidad. Pero, además, es necesario y urgente cambiar la doctrina del enemigo interno. El gobierno debe cambiar su interés de profundizar y empezar nuevos conflictos.
La actual política de s…