Ir al contenido principal

Consejo de Estado pone en jaque la locomotora minera

Noticia
Por Semana

Consejo de Estado pone en jaque la locomotora minera

En una decisión trascendental, el alto tribunal suspendió temporalmente 516 áreas estratégicas mineras que había delimitado el gobierno.
Consejo de Estado pone en jaque la locomotora minera  Consejo de Estado pone en jaque la locomotora minera Foto: Luis Ángel Murcia / SEMANA
Desde que Juan Manuel Santos se posesionó como presidente en el 2010 ha manifestado que la minería es una de las locomotoras de su gobierno, que impulsaría la economía en el país. 

Fue así como, siguiendo los objetivos trazados por el mandatario, en febrero y junio de 2012 el ministerio de Minas y la Agencia Nacional Minera (ANM), expidieron dos resoluciones con las cuales declararon y delimitaron las Áreas Estratégicas Mineras que tienen una extensión de más de 20 millones de hectáreas.  

Con esa decisión las empresas privadas podrían empezar procesos de licitación pública para llevar a cabo las labores de exploración y explotación de minerales a gran escala. En cierta medida, eran los documentos que faltaban para que la locomotora arrancara en forma. 

Ahora, casi tres años después de haber sido expedida la resolución, el Consejo de Estado pone en jaque una de las políticas más importantes del mandatario y decide -mediante un Auto preferido en mayo- suspender provisionalmente los efectos jurídicos de las normas que crearon 516 zonas mineras en 22 departamentos del país, con una extensión de 20,4 millones de hectáreas. Una extensión que representa cerca del 20 % del territorio nacional.  

El tema terminó en el alto tribunal después de que en septiembre de 2014, el Centro de Estudios para la Justicia Social Tierra Digna, una organización dedicada a la defensa del territorio, presentara una acción de nulidad en la que cuestionan la legalidad de las decisiones que tomó el Gobierno. 

Según la organización, estas resoluciones no solo violaron el derecho a la consulta previa de comunidades étnicas, sino que además muchos de esos bloques mineros se superponen sobre ecosistemas estratégicos, como el Chocó biogeográfico, la Amazonía y el Macizo Colombiano. 

“Queremos que se haga una política de desarrollo minero más organizada. La consulta previa no es el único argumento, esas resoluciones no tienen en cuenta  –por ejemplo- las áreas protegidas (…) La idea es una política minera que no genere conflictos sociales y ambientales. Que se haga bajo ciertos criterios y que sea acorde con los Derechos humanos”, explicó Ximena González, abogada de Tierra Digna, a Semana.com.

En su defensa, la ANM señaló que no se realizó la consulta previa debido a un concepto del Ministerio del Interior, según el cual no era necesario agotar tal procedimiento debido a que las medidas no otorgaban títulos mineros, sino establecían áreas estratégicas mineras, es decir “creaban meras expectativas”.

Olga Mélida Valle De la Hoz, consejera ponente, reafirmó la necesidad de proteger las comunidades étnicas que se pudieran ver afectadas con las medidas tomadas por la ANM y MinMinas, teniendo en cuenta que para la expedición de dichas resoluciones no se agotó la consulta previa con las comunidades.

Por otro lado, Tierra Digna asegura que con esos actos administrativos “el gobierno nacional había tomado una decisión de enorme trascendencia para el país, en tanto alteró la destinación productiva para múltiples territorios rurales, mucho de ellos con vocación agrícola y de conservación ambiental”.

Más allá de las razones jurídicas detrás de la decisión de la alta corte, esta suspensión empeora la situación actual del sector. La industria minera atraviesa un momento difícil donde se combinan las consultas previas, las preocupaciones ambientales de las comunidades, la mala percepción de la opinión pública, el impacto de la minería ilegal, la inseguridad jurídica y los bajos precios internacionales.


Estas son las zonas del territorio nacional que hacen parte de las Áreas Protegidas Mineras. Realizado por Tierra Digna. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Diego Palacio admite que sí compró reelección de Uribe

Noticia El Espectador


El exministro de Protección Social se acogió a la Justicia Especial para la Paz y empezó a colaborar con la justicia para obtener beneficios

Era la ficha que faltaba. La justicia Colombia había condenado a la excongresista Yidis Medina por el delito de cohecho al vender su voto para que fuera aprobada en Comisión Primera de Cámara la reelección del expresidente Álvaro Uribe. Este había sido comprado con el nombramiento de un gerente para una Empresa Social del Estado y había sido entregado por el ministro de Protección Social de este gobierno, Diego Palacio Betancourt.

El alto funcionario del gobierno Uribe lo había negado en varias ocasiones, incluso su caso llegó a la corte Suprema de Justicia que en diciembre de 2015 ratificó su condena. En esa situación, Palacio seguía asegurando que era inocente y hasta amenazaba con ir ante tribunales internacionales por lo que consideró una persecución política.

Pero la clave estuvo en la Justicia Especial para la Paz (JEP). Di…

Construyendo la paz en medio de las dificultades

Análisis Por María Méndez Colombia Soberana


Hemos pasado unos días de locos. Por fin se veía un atisbo de justicia en este país que cuenta con una impunidad de más del 90%, cuando los goleros de la guerra movieron sus corruptas influencias que pretendían apagar la llama de la justicia y darle al corazón de la paz.
Exactamente nos referimos a lo ocurrido con Jesús Santrich, dirigente de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común. Después de más de 400 días de injusta prisión, al negociador de la paz lo iban a liberar, pero ya sabemos en qué terminó todo: una recaptura que finalizó con la decisión de que será la Corte quien defina la nueva situación de Santrich.
Pero más allá de los hechos, que deberían ser bochornosos para quienes desde la sombra están maquinando esta situación, debemos mirar las intenciones y los detalles de lo sucedido, puesto que este ataque va más allá de la figura de Jesús Santrich, este es un "elaborado" plan para golpear al Partido FARC y asestarle un g…

Santrich, el derecho, la política, la moral

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Recuerdo que hace muchos años, antes de mi ingreso a la guerrilla, en una entrevista radial de Yamid Amat a Jaime Pardo Leal, por entonces presidente de la Unión Patriótica, el avezado periodista quiso introducir a su entrevistado en un asunto espinoso. Hablaban del tratamiento que debían recibir ciertos delincuentes, a lo que el doctor Pardo respondía con criterios sociológicos, invitando a su interlocutor a considerar la serie de factores paralelos al delito.

Tal y como es habitual en los grandes hombres de la prensa cuando interrogan a un dirigente de izquierda, el periodista quiso interpretar las palabras del exmagistrado y catedrático de Derecho Penal en la Universidad Nacional, como un intento de defender a los delincuentes, y mostrarlo a él como simpatizante con la comisión de esos delitos. Jaime Pardo lo cortó en seco con una afirmación, Usted no sabe de derecho penal, Yamid, no diga disparates.
La anécdota viene a cuento con ocasi…