Ir al contenido principal

PERSECUCIÓN, AGRESIONES Y ROBO CONTRA DIRIGENTES DE LAS ZONAS DE RESERVA CAMPESINA

Comunicado
Por ANZORC


La ASOCIACIÓN NACIONAL DE ZONAS DE RESERVA CAMPESINA ANZORC como proceso nacional de impulso y coordinación de los procesos de Zonas de Reserva Campesina en Colombia, se permite denunciar públicamente  hechos se suman a  la sistemática persecución, estigmatización y amenaza que se viene presentando desde hace varios días contra los y las dirigentes de la ANZORC en la ciudad de Bogotá y en contra de lideres y lideresas campesinas pertenecientes a los 54 procesos organizativos de la ANZORC en las diferentes regiones del país donde desarrollan su trabajo de base; tal como se evidenció en los señalamientos, persecución e intimidaciones lideradas por el abogado,   JAIME RESTREPO en el pasado encuentro nacional de Zonas de Reserva Campesina en el municipio de Tibu.
Por tanto:
HECHOS

1.          El 20 de noviembre de 2014, siendo las 2:45 pm,  la hija de la dirigente agraria CARMENZA GOMEZ ORTEGA,  se encontraba sola  en la residencia familiar   ubicada en el Barrio Molinos 2 en el Sur de Bogotá, cuando recibió un llamada al teléfono fijo. En esta comunicación, un desconocido le manifestó   que era amigo de Carmenza y de su hijo mayor, y le comento que pasarían a la casa a recoger un dinero que necesitaba para ser entregado a una supuesta abogada que le ayudaría a resolver una situación.



Posteriormente, alrededor de las 3 de la tarde llegaron al apartamento ubicado en un cuarto piso, tres hombres de aproximadamente 30 años de edad, delgados, uno con barba, otro con bigote, y otro sin bello facial. Con voces graves y un lenguaje soez golpearon la puerta de la vivienda. La niña abrió la puerta, inmediatamente los sujetos la agredieron y la tomaron del cabello sacándola del apartamento, amenazándola con matar a una perrita mascota de la casa. Ante la amenaza, la niña huyo del lugar asustada y   se escondió en un jardín en el primer piso del edificio, donde permaneció hasta el momento en el que los individuos referidos abandonaron el apartamento.


Al llegar, CARMENZA GÓMEZ ORTEGA, encontró   la puerta cerrada y su hija en casa de una vecina. Al interior del apartamento se encontraron intactos   los objetos de valor (televisor plasma, joyas, celulares, electrodomésticos, y demás bienes inmuebles.), lo cual conlleva a que no fue un robo de la vivienda dado que los sujetos  solamente extrajeron $1.000.000, memorias USB y las  SIM CARD de los teléfonos celulares  (dejando en el apartamento los celulares respectivos intactos).

Igualmente, CARMENZA denotó que los hombres   revolvieron especialmente los lugares donde tenía documentos e información referente a   las asociaciones campesinas con las que trabaja la ANZORC.

2.          La lectura que se puede inferir respecto a los hechos ocurridos, es que no se trató de un acto delictivo de carácter ordinario, sino que obedece a un ataque en contra de la integridad de la dirigente agraria y social CARMENZA GOMEZ   ORTEGA y su familia, debido a que los sujetos tenían otros móviles distintos a la aparente intención de atentar contra el patrimonio familiar, enfocando  su accionar a la sustracción  de información privada de las asociaciones  para ser usada con fines desconocidos. 

ANTECEDENTES

La dirigente agraria y social  CARMENZA GOMEZ  ORTEGA es una reconocida líder social y campesina, perteneciente a la Asociación de Trabajadores Campesinos del Valle del Cauca - ASTRACAVA, y delegada del Proceso de Unidad del Suroccidente Colombiano (PUPSOC) a la Coordinación del Dinamizador Nacional de la  Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina – ANZORC; que desde hace aproximadamente 28 años ha trabajado en procesos populares de reivindicación social en el suroccidente Colombiano, tiempo durante el cual ha sido objeto de constantes amenazas que la han obligado a desplazarse en tres oportunidades.

El primer desplazamiento forzado que CARMENZA tuvo que enfrentar  ocurrió el 19 de septiembre de 2002, que la obligo a salir del municipio de Leiva – Nariño, con una alerta temprana de la Defensoría, por amenazas por parte de integrantes del bloque paramilitar presente en la referida zona. Nuevamente a finales de 2007, nuevamente es desplazada hacia la ciudad de Buga – Valle del Cauca, a raíz de seguimiento y persecución de supuestos miembros de la policía nacional, quienes realizaron el empadronamiento de un establecimiento de comercio que tenía en la ciudad de Pasto. 

Posteriormente, a raíz de seguimientos por parte de personas indeterminadas, y un atentado con arma de fuego al bus donde se desplazaba luego de una marcha en la marco de la movilización campesina en abril de 2013, asumiendo sus actividades como líder social y campesina, dentro del equipo coordinador de la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina ANZORC.

SOLICITAMOS
  
1.    Se implementen de manera urgente las acciones necesarias a fin de preservar la integridad de la dirigente agraria CARMENZA GÓMEZ ORTEGA y su grupo familiar, y se respete su derecho a la vida, a la libertad y a la libre asociación.
2.    Se alerte a las autoridades competentes en aras de preservar y brindar las garantías necesarias a los miembros de la Asociación Nacional de Reserva Campesina, la  oposición política y social en nuestro país, como forma de mostrar voluntad de construcción de la paz con justicia social.
3. Solidaridad y respaldo de las organizaciones sociales a nivel nacional e internacional para la protección de los y las dirigentes de las Zonas de Reserva Campesina.

ASOCIACIÓN NACIONAL DE ZONAS DE RESERVA CAMPESINA, ANZORC
21 DE NOVIEMBRE DE 2014

Comentarios

Entradas populares de este blog

Diego Palacio admite que sí compró reelección de Uribe

Noticia El Espectador


El exministro de Protección Social se acogió a la Justicia Especial para la Paz y empezó a colaborar con la justicia para obtener beneficios

Era la ficha que faltaba. La justicia Colombia había condenado a la excongresista Yidis Medina por el delito de cohecho al vender su voto para que fuera aprobada en Comisión Primera de Cámara la reelección del expresidente Álvaro Uribe. Este había sido comprado con el nombramiento de un gerente para una Empresa Social del Estado y había sido entregado por el ministro de Protección Social de este gobierno, Diego Palacio Betancourt.

El alto funcionario del gobierno Uribe lo había negado en varias ocasiones, incluso su caso llegó a la corte Suprema de Justicia que en diciembre de 2015 ratificó su condena. En esa situación, Palacio seguía asegurando que era inocente y hasta amenazaba con ir ante tribunales internacionales por lo que consideró una persecución política.

Pero la clave estuvo en la Justicia Especial para la Paz (JEP). Di…

Construyendo la paz en medio de las dificultades

Análisis Por María Méndez Colombia Soberana


Hemos pasado unos días de locos. Por fin se veía un atisbo de justicia en este país que cuenta con una impunidad de más del 90%, cuando los goleros de la guerra movieron sus corruptas influencias que pretendían apagar la llama de la justicia y darle al corazón de la paz.
Exactamente nos referimos a lo ocurrido con Jesús Santrich, dirigente de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común. Después de más de 400 días de injusta prisión, al negociador de la paz lo iban a liberar, pero ya sabemos en qué terminó todo: una recaptura que finalizó con la decisión de que será la Corte quien defina la nueva situación de Santrich.
Pero más allá de los hechos, que deberían ser bochornosos para quienes desde la sombra están maquinando esta situación, debemos mirar las intenciones y los detalles de lo sucedido, puesto que este ataque va más allá de la figura de Jesús Santrich, este es un "elaborado" plan para golpear al Partido FARC y asestarle un g…

Santrich, el derecho, la política, la moral

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Recuerdo que hace muchos años, antes de mi ingreso a la guerrilla, en una entrevista radial de Yamid Amat a Jaime Pardo Leal, por entonces presidente de la Unión Patriótica, el avezado periodista quiso introducir a su entrevistado en un asunto espinoso. Hablaban del tratamiento que debían recibir ciertos delincuentes, a lo que el doctor Pardo respondía con criterios sociológicos, invitando a su interlocutor a considerar la serie de factores paralelos al delito.

Tal y como es habitual en los grandes hombres de la prensa cuando interrogan a un dirigente de izquierda, el periodista quiso interpretar las palabras del exmagistrado y catedrático de Derecho Penal en la Universidad Nacional, como un intento de defender a los delincuentes, y mostrarlo a él como simpatizante con la comisión de esos delitos. Jaime Pardo lo cortó en seco con una afirmación, Usted no sabe de derecho penal, Yamid, no diga disparates.
La anécdota viene a cuento con ocasi…