Ir al contenido principal

Carta de Uribe sus razones, sus delirios, sus locuras

Análisis
Colombia Soberana
Por María Méndez


 
 
Finalizando la atenta lectura a la respuesta del ex presidente, ahora senador Álvaro Uribe Vélez a la carta de Álvaro Leyva me surge una pregunta: ¿Qué estaba pensando el Doctor Leyva al pedirle al hombre de la guerra que apoyara los diálogos de paz?
 
En la carta escrita por Álvaro Uribe, no hay más que la típica cháchara del fascista que busca como sea que Colombia siga como está pues él se beneficia de la guerra. Un discurso lleno de odio, con la altanería que caracteriza a los personajillos como él, usando un lenguaje que intenta ser sofisticado, y sin embargo deja entre ver al gamín, hijo de chalán, amigo de haladores de carros, vulgar politiquero de oficio.
 
Como a lo hecho pecho, después de haberme torturado con las tonterías  expresadas en ese comunicado, haré unas anotaciones que tenemos que tener en cuenta en este aspecto.
 
En primer lugar al hombre que intentó por todos los medios iniciar un proceso de diálogo con las FARC y el ELN le preocupa que "la paz se considere irreversible" ¡Claro que le preocupa! ¿no ven que él, sus hijitos y amiguitos se lucran de la guerra? su carrera política, su nivel económico y su "estatus" lo logro atizando la guerra, apoyando las Convivir, fundando y financiando grupos paramilitares con su hermanito.
 
Los argumentos que usa es que a los generales los están equiparando políticamente con "sus asesinos".  Doctor Uribe, me permito recordarle unos detalles. Quienes están negociando allí con las FARC son parte del ejecutivo, sus amigos generales poco tienen que ver, simplemente son parte de una comisión para hablar del cese bilateral. También cabe recordar que los militares no son deliberantes, a diferencia de  las FARC que antes ser un grupo armado es un partido político, así que ellos sí tienen, en estos diálogos,  la calidad como sujeto político, los Generales no.
 
Con respecto a lo de la "visión totalitaria, bien disimulada, del Castro Chavismo" no veo nada en los borradores de los acuerdos que tenga visos de querer imitar a Cuba o la República Bolivariana de Venezuela. Se debe tener en cuenta que se está dialogando con un grupo insurgente de ideología Marxista Leninista es obvio para cualquiera que tenga dos centímetros de frente, que hallan puntos que sean paralelos o similares, pues son gobiernos socialistas, lo que no quiere decir que se les intente copiar.
 
Además, si salimos de la ideología y vamos a los hechos, no me parece que un país donde los campesinos tengan tierra, seguridad social, educación, vías para sacar sus productos y donde se pueda hablar abiertamente política sin ser asesinado,  sea totalitario. Más totalitario me parece la Colombia del 2002 al 2010, la Colombia de las fosas comunes con 2000 personas al pie de los batallones, la Colombia de la represión, eso es totalitarismo, eso es terrorismo.
 
Es difícil saber si el señor Uribe carece de conocimientos históricos o se hace el pendejo. Primero que todo ésta no es la "democracia más extensa de Iberoamérica", Colombia es la viva imagen de una oligarquía tan manipuladora que ha sabido eclipsar los intentos de insurrección y  confundir la opinión y la historia y tan arrodillada que ha podido "conquistar" el imperio de turno regalando los recursos naturales y esconder sus masacres y asesinatos atroces.
 
Debo recordar que durante el Frente Nacional  el Partido Comunista celebra el X congreso  de manera clandestina en Viotá puesto que para ese momento ya estaba declarado ilegal. Fue la prepotencia de las oligarquías, los asesinatos de líderes campesinos, la masacres de guerrilleros después de que éstos guardaran las armas y volvieran a sus tierras, la expansión del latifundio y la desigualdad lo que causa que se alcen en armas, no contra el "estado de derecho" que el señor Uribe invoca sino contra una dictadura oligárquica y asesina.
 
¿En qué democracia se llevan a cabo más de tres exterminios políticos, el de los Gaitanistas, el de A Luchar y el de la UP, por no decir, que incluso actualmente,  movimientos políticos como  Marcha Patriótica o Congreso de los Pueblos, se ven asediados por el desplazamiento, la intimidación y la muerte? ¿En qué país "Democrático" matan a los campesinos, los estudiantes, los trabajadores?
 
Siguen en la carta una serie de "discrepancias" que rayan en el descaro y sus argumentos son absurdos y patéticos.


1. Que el gobierno no haya exigido un cese unilateral a las "actividades criminales". Esto solo puede salir de la cabeza de alguien que tiene un desconocimiento absoluto del conflicto colombiano o que es un demente psicorígido. Son dos ejércitos que si bien no están en igualdad de condiciones técnicas, económicas  y numéricas, el grupo insurgente ha sabido mantenerse y crecer, entonces estamos hablando de una guerra que  está llevando a un círculo vicioso, no habrá una derrota militar, la salida es política.

2. El otro aspecto que esgrime es la seguridad. La expansión de grupos armados ilegales es obra de él, no entiendo cuál es la bulla. Hay indicios serios de que él creó y financió junto a empresarios y ganaderos grupos paramilitares que después "desmovilizó" y sabiendo que seguían activos mandó sus líderes en extradición con la consecuencia obvia de que se iban a dividir y todo desembocaría en lo que hoy vivimos ¿Cuál es entonces el reclamo? ¿Qué no se continuaran las redes de informantes que solo sirvieron para poner a campesinos en riesgo?¿que entiende este hombre por "unir a los ciudadanos y a las fuerzas armadas"?  meter más personas al conflicto armado es un error garrafal, es ponerlos de parte de uno de los ejércitos, por consiguiente convertirlos en objetivos militares, sin contar otras obvias consecuencias para la sociedad de tan irresponsable y estúpido acto.

3. Este punto se refiere a "la igualación de los soldados y policías con el terrorismo" No entiendo muy bien que quiere decir con el "histórico comportamiento republicano" de las fuerzas armadas, pero supongo que no quiere referirse al comportamiento delincuencial y asesino cuando bombardean indiscriminadamente municipios y veredas enteras, o cuando van junto con los paramilitares a ejecutar masacres, o cuando secuestran a nuestros jóvenes ya sean para reclutarlos forzadamente o para matarlos y decir que son guerrilleros. Y ni hablar del comportamiento corrupto o sus nexos con el paramilitarismos y/o carteles del narcotráfico, por solo enumerar los comportamientos mas comunes. Pero él qué va a decir si anda por las mismas.

El caso es que alega que no se debe clasificar como victimarios a las fuerzas armadas, pero si han violado, han asesinado a sangre fría a civiles desarmados, han torturado y demás ¿Cómo más se les clasifica? al César lo que es del César y ellos son victimarios. se preocupa por las consecuencias judiciales, pero cuáles consecuencias si Santos y Pinzón quieren a toda costa meter el Fuero Militar, además estaríamos hablando de justicia transicional así que las penas para sus muchachitos no serán tan duras como debieran.


Ahora viene la perla. Después de tanto tiempo nuestro querido Varito no quiere abrir los ojos y reconocer que hay una guerra. Cuando dos ejércitos, regulares o no, se enfrentan por unos objetivos  políticos, sociales o religiosos hay estrategias, bombas, balas, muere gente, quedan personas discapacitadas y demás se llama guerra, señor.
 
4. Habla de la "impunidad y la elegibilidad a responsables de atrocidades" pero si él fue elegido.... además argumenta que Colombia es un "país de normalidad democrática" ¿Qué tipo de normalidad si pasamos años que parecen siglos eligiendo cuatro años de un partido, y cuatro del otro? ¡¡¡¡Qué coincidencia tan berraca!!!! sin contar las irregularidades, sobre todo las de él, en las campañas electorales (ver debate de Iván Cepeda) y después tiene el descaro de tratar el tema de Buenaventura cuando sabemos que lo que ocurre allí es orquestado por el Estado, que él también está en la colada y que todo corresponde a intereses  de empresarios y políticos nacionales y de las transnacionales.
 
5. Dice Uribe que la agenda nacional no se puede discutir con "el terrorismo" pero precisamente la guerra surge de la exclusión. cuando se dialoga con las FARC es discutir con el  terrorismo, cuando es con los estudiantes son los enviados del terrorismo, cuando es una mesa con los campesinos, están infiltrados por los terroristas, todo el que no piense como él es un terrorista. O sea que lo que quiere es dirigir solito el país. Eso ni en sueños.
 
Con respecto con el ejemplo que se le da a la juventud cuando ven a Romaña en la mesa de diálogos de la Habana no creo que sea tan malo como haberlo visto a él en la presidencia. Es más, me atrevería a decir que es el ejemplo de que con diálogos llegaremos a la construcción de la paz. Ver a uno de los comandantes más destacados militarmente de una guerrilla hablar con su oponente de cómo harán para hacer realidad el sueño de un cese de hostilidades bilateral que lleve a la dejación de las armas, es el ejemplo de que lo personal no importa y que las disputas se pueden arreglar con palabras y no con balas.
 
Esgrime el viejo cuento de la iniciativa privada que se ha demostrado que no se verá afectada, solo se cobrará el impuesto justo.  Habla de lo que tienen que ver con el narcotráfico, en el que pareciera que no ha leído los borradores del acuerdo, sin contar que él, al parecer,  tiene rabo de paja en este aspecto, ahí si como dijo Claudia López "negar los vínculos de Uribe con el paramilitarismo (y yo agregaría con el narcotráfico) es como negar los vínculos de Timochenko con las FARC"
 
Sobre el tema de los mecanismos de ratificación de los acuerdos  me surge una alarma, pues se nota que ya han pensado en algunas estrategias para imponerse.  El mecanismo adecuado tendría que ser la Asamblea Nacional Constituyente cuyas bases serían los mandatos que han salido y siguen manando de los diferentes procesos de Constituyentes por la Paz.
 
Sigue su cháchara delirante hasta el punto que causa hilaridad. El señor que fue elegido a sus cargos públicos a punta de dinero y fusil habla del peligro que pudieran encarnar las FARC de seguir con armas y llega al extremo descabellado de proponer una especie de campo de concentración vigilado por el ejército para encerrar allí los guerrilleros... A veces pienso que cuando escribió esta carta le faltaba valeriana.
 
Vuelve demente a saltar de tema en tema, a reiterar ideas sin orden, hasta que por fin da en un punto motivo de preocupación e investigación: la creación de grupos de justicia privada en varias regiones. Claro, el tiene la información de primera mano. Preocupante situación que esperamos las FARC pongan sobre la mesa y el gobierno tome cartas en el asunto. Las amenazas a defensores de Derechos Humanos, Defensores de Víctimas, miembros de Marcha, de Congreso de los Pueblos, de la UP, son cosas que se tienen que mirar desde ya, no sea que asistamos a otro exterminio de la oposición en el país de la "democracia más extensa de Iberoamérica".
  
Deambula entre cifras maquilladas, datos erróneos y mentiras repetidas mil veces, que no ha logrado que se "conviertan" en verdad. Las cifras de víctimas nos dicen cosas muy diferentes como que es el Estado y los paramilitares los mayores violadores de Derechos Humanos, los mayores victimarios  por ejemplo el Informe Basta Ya que aunque es muy manipulado aún, no puede tapar con un dedo una verdad que se vino encima, o el hecho de que no se puede comprobar realmente ningún nexo de las FARC con el narcotráfico o el lavado, pero si de los paramilitares, de sus amigos y de su familia.
 
Remata sus alucinaciones diciendo que quiere la paz, claro la de los sepulcros que es la única que conoce y nos deja la imagen de un país en manos de la "iniciativa privada" entiéndase multinacionales y transnacionales explotando sin piedad nuestros recursos y con el paramilitarismo al lado matando todo el que proteste.
 
Esa es la carta de Uribe sus razones, sus delirios, sus locuras .....
 
 
 
 
 
 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Santrich, el derecho, la política, la moral

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Recuerdo que hace muchos años, antes de mi ingreso a la guerrilla, en una entrevista radial de Yamid Amat a Jaime Pardo Leal, por entonces presidente de la Unión Patriótica, el avezado periodista quiso introducir a su entrevistado en un asunto espinoso. Hablaban del tratamiento que debían recibir ciertos delincuentes, a lo que el doctor Pardo respondía con criterios sociológicos, invitando a su interlocutor a considerar la serie de factores paralelos al delito.

Tal y como es habitual en los grandes hombres de la prensa cuando interrogan a un dirigente de izquierda, el periodista quiso interpretar las palabras del exmagistrado y catedrático de Derecho Penal en la Universidad Nacional, como un intento de defender a los delincuentes, y mostrarlo a él como simpatizante con la comisión de esos delitos. Jaime Pardo lo cortó en seco con una afirmación, Usted no sabe de derecho penal, Yamid, no diga disparates.
La anécdota viene a cuento con ocasi…

La alegre moda, asesinar exguerrilleros y líderes

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Apenas a mitad de semana, se conocieron diversas noticias relacionadas con muerte de reincorporados de las Farc. La más reciente, la denuncia de la Asociación Campesina Semillas de Paz de la Macarena, Meta, según la cual el Ejército Nacional quitó la vida al exguerrillero Carlos Miranda, de 30 años de edad.
No es posible evitar asociar este hecho, con la muerte de Dimar Torres en el Catatumbo, también a manos de tropas en servicio. Ya el general Jairo Alejandro Fuentes, comandante de la Fuerza de Tarea Omega, explicó que se trató de la reacción de los soldados ante la agresión con arma de fuego que se les hizo desde una motocicleta.
Según la versión oficial, los militares adelantaban una operación contra Álvaro Boyaco, jefe de uno de esos grupos armados residuales que se hacen llamar Farc en la zona rural del Meta. En algún momento fueron atacados desde el vehículo por uno de sus ocupantes, lo que desencadenó su reacción. El muerto fue el …

Colombia puede ser ejemplo en sustitución de cultivos: Pablo Catatumbo

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Pablo Catatumbo

“Atacar los cultivos de uso ilícito como si ahí radicara el problema no es la solución”, afirma el senador por el partido Farc
Todo parece indicar que el bienestar del país y la ciudadanía no están en la agenda del actual gobierno. Así lo demostró nuevamente Iván Duque cuando anunció que reanudará la aspersión aérea con glifosato para acabar con el llamado “narcotráfico”, lo cual como se ha visto, es una falacia. El glifosato no acabará con el “narcotráfico”.

La realidad de esta política es que no golpea la industria multinacional de las drogas ilícitas, ni en su comercialización ni en su producción, ya que no se ataca ni controla la venta de precursores químicos que son los que hacen posible la transformación de la hoja de coca en clorhidrato de cocaína, tampoco el lavado de activos.
Pero, lo que sí ataca es a las comunidades campesinas cocaleras que han sido abocadas por medio del despojo de sus tierras, el terror paramilitar y el aband…