Ir al contenido principal

Fantasma del exterminio político ronda diálogos de paz en Colombia

Análisis
Tomado de Pacocol
Por  Edelmiro Franco



El fantasma de la guerra sucia y el exterminio de líderes de izquierda empieza a rondar en Colombia, en momentos que crece la expectativa por un acuerdo de paz entre el gobierno y la insurgencia.


La guerra sucia en Colombia tiene su principal antecedentes entre 1985 y 1994, época en la que en este país se desarrollaron los primeros diálogos de paz que se frustraron con las rebeldes FARC y las negociaciones que culminaron con la desmovilización de cuatro grupos insurgentes.


La Unión Patriótica (UP), que fue creada como partido político en el marco de los acuerdos de paz entre el gobierno de Belisario Betancourt (1982-1986), y las FARC, fue la principal víctima por parte de los grupos de extrema derecha y agentes de seguridad del Estado.


Este movimiento político fue exterminado en los años posteriores a los acuerdos en el gobierno de Betancourt, una época que se conoce en Colombia, como la “guerra sucia” y en donde fueron asesinados sus candidatos presidenciales, Jaime Pardo Leal y Bernardo Jaramillo Ossa.


También fueron acribillados durante la “guerra sucia”, adelantada por grupos de extrema derecha con la complicidad de agentes del Estado, más de tres mil militantes de la UP entre ellos ocho congresistas, 13 diputados, 70 concejales y 11 alcaldes.


Pero no solo cayeron militantes del Partido Comunista Colombiano (PCC), sino jefes rebeldes de los movimientos M19, Ejército Popular de Liberación Nacional (ELN) y un sinnúmero de defensores de los derechos humanos y periodistas.


Esta época también se caracterizó por el exilio de miles de colombianos que salieron de su país para proteger la vida y la de sus familiares de las balas de la extrema derecha y de los agentes del Estado, que se opusieron a las negociaciones de paz con la insurgencia.


En las últimas semanas, cuando los diálogos de paz entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), se consolidan cada día más, surgió una ola de amenazas de muerte contra líderes de izquierda, defensores de los derechos humanos.


Las amenazas de muerte también son contra las víctimas del conflicto armado colombiano y funcionarios gubernamentales que apoyan sin reserva las negociaciones de paz entre el gobierno y las FARC, que se desarrollan en La Habana, Cuba, desde noviembre de 2012.


Uno de los grupos que reivindicó las amenazas de muerte se autodenomina “Las Águilas Negras”, que es una organización de extrema derecha que opera en diferentes regiones de Colombia y como sus antecesoras son proyectos contrainsurgentes.


Pero los opositores a los diálogos, también están dentro de los organismos de seguridad del Estado colombiano, como lo demuestra la investigación al hacker detenido, Andrés Sepúlveda, quien hizo espionaje a los negociadores de La Habana, incluso al propio presidente Santos.


Esta semana el Ministerio de Defensa colombiano designó una comisión con altos oficiales de las Fuerzas Militares y de Policía, para investigar a fondo, quienes fueron los miembros de la institución castrense que trabajaron con Sepúlveda para sabotear las pláticas de paz.


El congresista del partido de izquierda Polo Democrático Alternativo (PDA), Iván Cepeda, es uno de los defensores de los derechos humanos a quien los grupos de extrema derecha amenazan cada semana.


Cepeda vivió “en carne propia” la guerra sucia hace 30 años porque fue -en ese escenario de la búsqueda por la paz- que asesinaron a su padre, el congresista de la UP, Manuel Cepeda Vargas.


Las últimas amenazas “no son hechos fortuitos ni casuales. Yo creo que aquí hay una tradición de ese tipo de amenazas, en un momento que está avanzando el proceso de paz”, afirmó Cepeda en entrevista con Notimex.


Recordó que en estos días viajan a La Habana víctimas de esta guerra de más de cinco décadas, para asistir a audiencias con negociadores del gobierno y de las FARC, incluso por primera vez viajaron altos oficiales activos como asesores del gobierno de Santos en el tema de entrega de armas y post conflicto.


Para Cepeda los viajes a Cuba de delegados de las víctimas, que en Colombia superan los seis millones 700 mil personas, según cifras oficiales, demuestra que “ya se están generando condiciones para avanzar hacia el fin del conflicto”.


“Yo creo que, como ha ocurrido en otros momentos, ese tipo de acciones (amenazas), vienen de fuerzas interesadas en generar un ambiente propicio para cualquier clase de acción que pueda afectar gravemente ese proceso”, advirtió, Cepeda, quien es el vocero de las víctimas de Estado.


A juicio de Cepeda, las actuales condiciones políticas son diferentes a la época del exterminio de la UP. Estas amenazas de muerte contra quienes apoyan y promueven los diálogos de paz de La Habana, no se pueden subestimar.


El congresista cree que el gobierno de Santos y los organismos judiciales, tienen la responsabilidad de identificar con nombre propio, las personas que están detrás del sabotaje a los diálogos de La Habana.


“Yo recibo amenazas semanalmente y no he conocido una investigación hasta ahora que llegue a entregar, por lo menos la identidad, y no digo a llevar a la cárcel o ante un tribunal, la identidad de quienes están detrás de estas amenazas”, dijo el vocero de las víctimas de Estado.


El terror y el miedo son las armas de los grupos de la extrema derecha que se oponen a procesos de negociación que pongan fin a un conflicto armado de cinco décadas que ha dejado un saldo de más de 220 mil muertos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'enemigo interno' del Estado no solo son las FARC

Análisis Por María Méndez Colombia Soberana




Las horas pasan lentas entre el espanto y la esperanza. Pareciéramos revivir los años del final de la década de los 80 y los 90. Casi dos masacres por semana perpetradas  por el Estado y sus grupos militares y paramilitares.  Todo tenía  su  origen  en  el hecho  histórico  que significaba los diálogos entre  la guerrilla y el gobierno de Belisario Betancur. La   esperanza de  paz  había  surgido  en   Casa   Verde, luego,  la   traición  y  el  bombardeo  con  que  el gobierno  de  César Gaviria pretendía asesinar al Camarada Manuel Marulanda Vélez y a toda la dirección de las  FARC.
Siguieron años oscuros masacres tras masacre bajo la mirada y batuta del Estado y los medios masivos de comunicación que deformaban la información y avalaban la política de terror estatal que no dejaba de asesinar, violar, quemar calcinar la esperanza, sin embargo ésta resurgía en el Caguán. 

Estos diálogos se erigían como una ventana abierta a conseguir un acuerdo …

Lo que viene para De la Calle, tras ser elegido candidato liberal 2018

Noticia Por El Tiempo

Con un llamado a quienes “han presentado sus candidaturas a favor de la paz y contra toda forma de corrupción” para unirse y conquistar el poder en 2018, el candidato presidencial del Partido Liberal, Humberto de la Calle, comenzó este domingo la búsqueda de una coalición que defienda el acuerdo de paz alcanzado con las Farc, en La Habana.
El llamado se produjo minutos después de que se conociera que su nombre se impuso sobre el del exministro Juan Fernando Cristo en la consulta del Partido Liberal que escogió candidato presidencial.
El triunfo de De la Calle se dio en medio de una jornada que en muchas partes del país se caracterizó por la baja asistencia: apenas votó el 2,12 por ciento del Censo Electoral.
Con el 100 por ciento de la votación escrutada, De la Calle alcanzó 365.658 votos y Cristo 324.277 apoyos. La participación total, según la Registraduría, fue de 744.521 ciudadanos.
Desde su sede de campaña, Cristo aceptó la derrota y le manifestó a De la Calle que…

El 25% de los ecosistemas del país se encuentra en estado crítico

Noticia Por Semana

Hablar del impacto que tiene el ser humano sobre la naturaleza no es una novedad. Sin embargo, más allá de las constataciones que se pueden hacer por la experiencia, no existe información confiable que le otorgue una dimensión exacta a esa realidad.
Así pasa en Colombia, donde las noticias sobre evenenamiento de ríos con mercurio, tala desaforada de bosques naturales y desaparición de animales y plantas se han vuelto un asunto cotidiano cuya magnitud, sin embargo, estamos lejos de cuantificar.
Le puede interesar: Pérdida de biodiversidad amenaza los ecosistemas del planeta
Al menos hasta este jueves, cuando la organización WWF presentó el Informe Colombia Viva 2017. Se trata de un compendio de la transformación histórica de los ecosistemas del país, así como un examen detallado del estado actual de la biodiversidad y de los servicios ecosistémicos que brinda.
Como era de esperarse, los resultados no son alentadores. De los 85 tipos de ecosistemas que hay en Colombia, 20 s…