Ir al contenido principal

Con restricciones y críticas inició el Foro Nacional sobre Víctimas en Cali

Noticia
Por Colombia Informa

forovictimas.jpg

En el centro de eventos Valle del Pacifico ubicado sobre la vía Cali - Yumbo, en el Valle del Cauca, inició ayer 3 de agosto el Foro Nacional sobre Víctimas convocado por la mesa de dialogo entre las FARC y el gobierno nacional que se adelanta en la Habana, Cuba.

A Cali, llegaron políticos, representantes del gobierno, organizaciones sociales y victimas de todas las regiones, convocados por las Naciones Unidas y la Universidad Nacional de Colombia al Foro Nacional sobre Víctimas, que surge como respuesta al punto sobre este tema planteado en la mesa de negociación entre el gobierno y las FARC, con el que se pretende recoger elementos para alcanzar la verdad, justicia y reparación de las víctimas. Como éste foro ya se han realizado tres, en igual número de ciudades: Villavicencio, Barrancabermeja y Barraquilla.

En  horas de la mañana se hizo la instalación, momento en el que personalidades como Ignacio Mantilla Prada rector de la Universidad Nacional, Monseñor Darío Monsalve arzobispo de Cali y Fabrizio Hochschild coordinador residente y humanitario de la ONU, celebraron el espacio y dieron la bienvenida a las diferentes delegaciones. Posteriormente, se presentaron los mensajes de representantes de la comunidad internacional, entre ellos se destacó el saludo del presidente de Uruguay José Mujica, quien resaltó la importancia de llevar a buen término los diálogos de La Habana.

Alejo Vargas, director del Centro de Pensamiento y Seguimiento al Dialogo de Paz de la Universidad Nacional, dio un informe de los avances de la mesa de negociación. También se presentó el panel de expertos y académicos sobre el tema de víctimas, donde delegados del gobierno, particularmente de la procuraduría, expresaron la necesidad de vincular a soldados y policías como víctimas, lo cual generó debate y controversia entre los asistentes, más cuando las FARC en respuesta al tema emitieron un comunicado afirmando: “si la delegación gubernamental en el Proceso de Paz, entiende que miembros de la fuerza pública y de los aparatos de represión del Estado, sean activos o no, deben ser recibidos y escuchados en estos mecanismos y espacios, incluyendo el escenario de La Habana, lo justo y equilibrado es que integrantes de la insurgencia que hoy se encuentran en estado de hacinamiento, varios de ellos heridos, mutilados, algunos peligrando su vida por problemas de salud en las cárceles de Colombia, también deban ser escuchados”.

En horas de la tarde, tuvo lugar el panel de organizaciones nacionales de la sociedad civil, donde estuvieron representantes de organizaciones sociales como: la Cumbre Agraria, la Organización Nacional Indígena de Colombia -Onic-, la Sociedad de Agricultores de Colombia  -SAC-, la Cumbre Nacional de Mujeres y Paz, la Pastoral Social, la Central Unitaria de los Trabajadores -CUT- y las Comunidades Negras, Afrodescendientes, Raizales y Palanqueras. Durante este espacio, Claudia Mejía, perteneciente a la cumbre de mujeres y paz, planteó que las mujeres deben estar en el centro de la reparación para tener una real dignificación, dado que éstas son las principales víctimas del conflicto por medio de la violencia sexual, de la cual el Estado ha sido cómplice, Mejía concluyó diciendo “las mujeres les negamos a las FARC y al gobierno el derecho de levantarse de la mesa sin llegar a un acuerdo”. 

Por otro lado, José Santos representante por las negritudes expresó que su comunidad ha visto históricamente vulnerados sus derechos colectivos, pues el pueblo negro ha sido víctima de la trasformación de sus territorios debido a los grandes megaproyectos, Santos aseveró que éstos han llegado acompañados de la agresión por parte del mismo gobierno a la población, a la que no se le ha garantizado la protección de los derechos humanos y que por el contrario han sido victimizados por el Estado.

Finalmente, se intentó pasar a una discusión por mesas, pero estas no tuvieron buen término, ya que la insatisfacción de los asistentes y las críticas a la organización del foro culminaron en la terminación abrupta del mismo, que quedó suspendido hasta mañana cuando se reiniciará intentando reestructurar la metodología, tratando que pueda ser más incluyente y respetuosa de las víctimas que se manifestaron como invisibilizadas e irrespetadas por un evento que habló de escuchar a las víctimas, pero que no proporcionó los espacios para ello.

Luz Dary Santiesteban, perteneciente al Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado -Movice- afirmó: “Yo tenía unas expectativas diferentes, pensé que en el foro se iba a garantizar primero escuchar a las víctimas, porque son las víctimas quienes deben tener la palabra, pero solo estamos escuchando a las instituciones. Nosotras que llevamos el flagelo de la guerra que nos ha tocado vivir debemos expresar como debemos ser reparadas, esa era nuestra expectativa”

Así dio comienzo el Foro Nacional de Víctimas, pese a las múltiples críticas por los mecanismos de convocatoria, la restricción en las invitaciones y la metodología empleada en el evento, al que si bien muchos reconocieron como un avance significativo, este no fue un esfuerzo suficiente para dar respuesta a las necesidades y exigencias de las victimas tal como lo expresó el arzobispo de Cali Darío Monsalve en dialogo con Colombia Informa, “el foro en sí es un avance, aunque debería reorientarse más a ser un foro de víctimas para escucharlas y no un foro sobre víctimas para objetivarlas y tematizarlas”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Diego Palacio admite que sí compró reelección de Uribe

Noticia El Espectador


El exministro de Protección Social se acogió a la Justicia Especial para la Paz y empezó a colaborar con la justicia para obtener beneficios

Era la ficha que faltaba. La justicia Colombia había condenado a la excongresista Yidis Medina por el delito de cohecho al vender su voto para que fuera aprobada en Comisión Primera de Cámara la reelección del expresidente Álvaro Uribe. Este había sido comprado con el nombramiento de un gerente para una Empresa Social del Estado y había sido entregado por el ministro de Protección Social de este gobierno, Diego Palacio Betancourt.

El alto funcionario del gobierno Uribe lo había negado en varias ocasiones, incluso su caso llegó a la corte Suprema de Justicia que en diciembre de 2015 ratificó su condena. En esa situación, Palacio seguía asegurando que era inocente y hasta amenazaba con ir ante tribunales internacionales por lo que consideró una persecución política.

Pero la clave estuvo en la Justicia Especial para la Paz (JEP). Di…

Cómo la política de Álvaro Uribe posibilitó la multiplicación de los colados de las FARC

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel 24 de abril del 2019


Su gobierno ordenó dispersar a los guerrilleros por todas las cárceles y los comandantes perdieron control sobre 3000 presos. Allí pudo comenzar el tráfico de nombres
Me contaba una exguerrillera que en los días en que permaneció en La Habana, durante las conversaciones de paz, desempeñando la misión asignada y relacionada con la Mesa, se contactó con ella por el Facebook un antiguo mando de su Frente, que se encontraba en prisión desde hacía varios años. Quería pedirle un favor. En las cárceles ya corría la noticia de que se elaborarían listas de los prisioneros de las FARC y necesitaba que ella le ayudara a ser incluido.

Ella lo había conocido bien, sabía de quién se trataba y las circunstancias en las que había caído a la cárcel. Se interesó por él, le recibió sus datos, nombre, seudónimo, número de cédula, Frente al que pertenecía, en fin, lo que consideró pertinente. Y le prometió que plantearía su caso ante el res…

Álvaro Uribe busca volver trizas Acuerdo de Paz y demoler el sistema judicial.

Análisis Tomado de Pacocol Por Humberto de la Calle

La declaración leída por el Dr. Álvaro Uribe a raíz del caso Santrich no solo contiene afirmaciones absolutamente falsas, sino que utiliza un lenguaje incendiario que parece destinado a volver invivible la República, a impedir que todos los victimarios asuman sus responsabilidades y es un eslabón más en una tarea de demolición del sistema judicial que abarca la Corte Constitucional, la Corte Suprema y ahora la Jurisdicción Especial.
En la Habana no se pactó un cogobierno con el narcotráfico. Las FARC se obligaron a romper todo vínculo con esa actividad criminal. El Acuerdo prevé que la garantía de no extradición no cubre los delitos posteriores al Acuerdo. La providencia de la JEP no debilita eso. Se basa en la ausencia de pruebas sobre la fecha de los delitos atribuidos a Santrich.

Si se afirma que hay pruebas contundentes en poder de la Fiscalía, no es posible explicar que el Sr. Fiscal, en vez de renunciar, no haya procedido de inmedia…