Ir al contenido principal

Colombia en pie de lucha por la paz

Análisis
Colombia Soberana
Por María Méndez



Paro cívico en Putumayo y en Cauca, protestas en Catatumbo y Guajira, inconformidad de las víctimas, los estudiantes y La Cumbre Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular, entre otros sectores,  que exigen soluciones a sus problemas y cumplimiento a los acuerdos que el Gobierno Nacional ha hecho con algunos de ellos. 

Estos sectores agrarios, étnicos y populares exigen que el presidente cumpla las promesas de campaña, los acuerdos, pero ante todo, que tenga los pantalones para hacer la paz, porque si para la guerra se necesita valentía, para la paz se necesita mucho más: berraquera, inteligencia y amor. 

Santos ganó en segunda vuelta apoyado por la izquierda, los campesinos y todos los colombianos valientes y coherentes que hartos de la guerra le apostamos a un proyecto que sea el inicio de un cambio social para alcanzar una Colombia en paz, prospera y justa.

Pero eramos conscientes que quien subía al poder era Juan Manuel Santos, representante de una rancia oligarquía que ha sumido al país en la desigualdad, la miseria y la guerra que sufrimos hoy. La misma oligarquía que ha vendido, y sigue vendiendo, nuestros recursos sin importarle el medio ambiente o la cultura, que ha acudido a los asesinatos selectivos, las torturas, las masacres y al terror. Esa oligarquía asesina y apátrida que ha descuartizado el país y lo ha llenado de sangre, dolor y odio.

Esto no quiere decir que el presidente Santos tenga la sartén por el mango. Lo que esto significa es que está comprometido con un pueblo que está decidido, sumergido y entregado a procesos de organización y unión, despierto y sediento de paz. Ya es hora que Santos se baje de la nube y sea consciente que los colombianos no votaron por él sino por la paz. Lo que presenciamos no fue una elección presidencial, fue un referendo en el que el pueblo colombiano optó por construir la paz, pero paz con justicia social.

El pueblo no va a esperar pacientemente otros 204 años, ni siquiera otros 12 años. Al pueblo no le importa cuánta represión halla, cuántos discursos guerreristas de Pinzón, cuánto ESMAD van sacar para seguir maltratando, mutilando y asesinando gente. El pueblo quiere paz y soluciones ya.

Después de una larga vida de miseria y desesperanza, ahora que nos estamos conociendo, que nos estamos uniendo ¿qué tenemos que perder? no tenemos  ni tierra, ni derechos, ni futuro, solo tenemos nuestra dignidad, el amor a nuestra patria y los sueños en el futuro. 

El Presidente Santos, el día de su posesión, en un discurso difuso, contradictorio y falaz , más de una vez cogió a nuestra paloma de la paz del cuello y la desplumó sin pesar alguno. El pueblo eligió la paz con justicia social y si no la conseguimos en las urnas la lucharemos en las calles, queda advertido señor presidente!!!


Comentarios

Entradas populares de este blog

Santrich, el derecho, la política, la moral

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Recuerdo que hace muchos años, antes de mi ingreso a la guerrilla, en una entrevista radial de Yamid Amat a Jaime Pardo Leal, por entonces presidente de la Unión Patriótica, el avezado periodista quiso introducir a su entrevistado en un asunto espinoso. Hablaban del tratamiento que debían recibir ciertos delincuentes, a lo que el doctor Pardo respondía con criterios sociológicos, invitando a su interlocutor a considerar la serie de factores paralelos al delito.

Tal y como es habitual en los grandes hombres de la prensa cuando interrogan a un dirigente de izquierda, el periodista quiso interpretar las palabras del exmagistrado y catedrático de Derecho Penal en la Universidad Nacional, como un intento de defender a los delincuentes, y mostrarlo a él como simpatizante con la comisión de esos delitos. Jaime Pardo lo cortó en seco con una afirmación, Usted no sabe de derecho penal, Yamid, no diga disparates.
La anécdota viene a cuento con ocasi…

La alegre moda, asesinar exguerrilleros y líderes

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Apenas a mitad de semana, se conocieron diversas noticias relacionadas con muerte de reincorporados de las Farc. La más reciente, la denuncia de la Asociación Campesina Semillas de Paz de la Macarena, Meta, según la cual el Ejército Nacional quitó la vida al exguerrillero Carlos Miranda, de 30 años de edad.
No es posible evitar asociar este hecho, con la muerte de Dimar Torres en el Catatumbo, también a manos de tropas en servicio. Ya el general Jairo Alejandro Fuentes, comandante de la Fuerza de Tarea Omega, explicó que se trató de la reacción de los soldados ante la agresión con arma de fuego que se les hizo desde una motocicleta.
Según la versión oficial, los militares adelantaban una operación contra Álvaro Boyaco, jefe de uno de esos grupos armados residuales que se hacen llamar Farc en la zona rural del Meta. En algún momento fueron atacados desde el vehículo por uno de sus ocupantes, lo que desencadenó su reacción. El muerto fue el …

Colombia puede ser ejemplo en sustitución de cultivos: Pablo Catatumbo

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Pablo Catatumbo

“Atacar los cultivos de uso ilícito como si ahí radicara el problema no es la solución”, afirma el senador por el partido Farc
Todo parece indicar que el bienestar del país y la ciudadanía no están en la agenda del actual gobierno. Así lo demostró nuevamente Iván Duque cuando anunció que reanudará la aspersión aérea con glifosato para acabar con el llamado “narcotráfico”, lo cual como se ha visto, es una falacia. El glifosato no acabará con el “narcotráfico”.

La realidad de esta política es que no golpea la industria multinacional de las drogas ilícitas, ni en su comercialización ni en su producción, ya que no se ataca ni controla la venta de precursores químicos que son los que hacen posible la transformación de la hoja de coca en clorhidrato de cocaína, tampoco el lavado de activos.
Pero, lo que sí ataca es a las comunidades campesinas cocaleras que han sido abocadas por medio del despojo de sus tierras, el terror paramilitar y el aband…