Ir al contenido principal

Rechazo al autoritarismo de Santos

Comunicado 
Tomado de Cambio Total
Por el Partido Comunista 


El desconocimiento por Santos de la resolución de la CIDH es un hecho grave que acentúa la tendencia aislacionista de los gobiernos colombianos en América Latina. Este acto de arrogancia no es un gesto nacionalista, es una demostración que reafirma la violación de derechos políticos esenciales del pueblo colombiano. Es un acto dictatorial y un golpe de Estado contra la ciudad. Estamos ante una batalla que comienza y que convoca a todas las fuerzas de la democracia.

El Partido Comunista Colombiano condena esta manifestación de despotismo y arbitrariedad. La respuesta justa tiene que ser la movilización popular que se exprese en lo social, en lo institucional y en lo político. La presencia en las calles y la protesta popular, son indispensables. La necesidad de intensificar la campaña por un proceso que conduzca a crear las condiciones de una Asamblea Nacional Constituyente es evidente. Pero también el respaldo a la fórmula de izquierda Clara – Aída hace parte de los pasos políticos de unidad necesarios.

El pueblo colombiano está buscando el camino de una salida hacia la democracia por la vía de una paz justa, democrática y vinculada a cambios sociales que reparen las profundas desigualdades originadas en el modelo económico y social capitalista. La unidad de todas las fuerzas avanzadas, desde adentro y desde afuera del sistema político imperante, es indispensable en este momento crítico, cuando el autoritarismo y la derecha intentan sellar las opciones de avance popular.

Partido Comunista Colombiano
Jaime Caycedo Turriago
Secretario General

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'enemigo interno' del Estado no solo son las FARC

Análisis Por María Méndez Colombia Soberana




Las horas pasan lentas entre el espanto y la esperanza. Pareciéramos revivir los años del final de la década de los 80 y los 90. Casi dos masacres por semana perpetradas  por el Estado y sus grupos militares y paramilitares.  Todo tenía  su  origen  en  el hecho  histórico  que significaba los diálogos entre  la guerrilla y el gobierno de Belisario Betancur. La   esperanza de  paz  había  surgido  en   Casa   Verde, luego,  la   traición  y  el  bombardeo  con  que  el gobierno  de  César Gaviria pretendía asesinar al Camarada Manuel Marulanda Vélez y a toda la dirección de las  FARC.
Siguieron años oscuros masacres tras masacre bajo la mirada y batuta del Estado y los medios masivos de comunicación que deformaban la información y avalaban la política de terror estatal que no dejaba de asesinar, violar, quemar calcinar la esperanza, sin embargo ésta resurgía en el Caguán. 

Estos diálogos se erigían como una ventana abierta a conseguir un acuerdo …

Lo que viene para De la Calle, tras ser elegido candidato liberal 2018

Noticia Por El Tiempo

Con un llamado a quienes “han presentado sus candidaturas a favor de la paz y contra toda forma de corrupción” para unirse y conquistar el poder en 2018, el candidato presidencial del Partido Liberal, Humberto de la Calle, comenzó este domingo la búsqueda de una coalición que defienda el acuerdo de paz alcanzado con las Farc, en La Habana.
El llamado se produjo minutos después de que se conociera que su nombre se impuso sobre el del exministro Juan Fernando Cristo en la consulta del Partido Liberal que escogió candidato presidencial.
El triunfo de De la Calle se dio en medio de una jornada que en muchas partes del país se caracterizó por la baja asistencia: apenas votó el 2,12 por ciento del Censo Electoral.
Con el 100 por ciento de la votación escrutada, De la Calle alcanzó 365.658 votos y Cristo 324.277 apoyos. La participación total, según la Registraduría, fue de 744.521 ciudadanos.
Desde su sede de campaña, Cristo aceptó la derrota y le manifestó a De la Calle que…

Paramilitares y fuerza pública agreden a comunidad en San José de Apartadó

Noticia Tomado de Prensa Rural Por Comunidad de Paz de San José de Apartadó

Los asentamientos de nuestra Comunidad de Paz se están viendo cada vez más asediados por grupos paramilitares que desde hace más de 20 años se pasean por nuestras montañas con la arrogancia de quienes se sienten protegidos por el poder del Estado y su fuerza armada, que en esta coyuntura del “posacuerdo de paz” se han envalentonado aún más, afirmando que son la autoridad suprema de la región y que todos deben someterse.
Si bien nuestros asentamientos están marcados con vallas donde se enumeran nuestros principios y reglamentos de Comunidad ajena a la guerra, estos gestores del crimen violan, como fieras sin razón, apoyadas sólo en su fuerza bruta apalancada activa o pasivamente por las instituciones del poder de turno, nuestros más sagrados derechos.
¿Hasta cuándo seguirá el cinismo sin límites de este Gobierno sordo y ciego, que no escucha ningún clamor de las víctimas y asiente con la mirada desviada hacia otras …