Ir al contenido principal

Obreros de Cristar SAS, Buga (Valle del Cauca): 900 días en resistencia

Análisis
Tomado de Rebelión 




Si hay algo en lo que Colombia es indudablemente líder mundial, es en la violación de los derechos laborales y atentados en contra de sindicalistas. Desde hace décadas, año tras año, Colombia es el país en el que, de lejos, más sindicalistas son asesinados y en el cual se violentan toda clase de derechos a los trabajadores. Desde hace 900 días un grupo de 30 obreros colombianos, en la ciudad de Buga (Valle del Cauca) se han convertido en un símbolo de la resistencia en contra de este estado de cosas.



Todo comenzó cuando los obreros de Cristar SAS (filial de la multinacional norteamericana Owens Illinois Inc.), empresa de vidrios que controla aproximadamente el 70% de la producción nacional de cristalería, cansados de las condiciones oprobiosas de trabajo, los salarios bajísimos, por la falta de dotación para los obreros, las jornadas de hasta 16 horas diarias, ausencia de seguridad social y nulos aportes a las pensiones de los obreros por parte de la empresa, decidieron formar el “Sindicato de Trabajadores Disponibles y Temporales” (SINTRADIT). Este sindicato se crea en respuesta al abuso de la subcontratación en la empresa: de unos 750 trabajadores empleados, apenas 120 son contratados directamente por la empresa, casi todos trabajadores administrativos, jefes de área e ingenieros. El resto, son subcontratados a través de cooperativas asociativas de trabajo (CTA), tales como Cooasobrab y Asovida, así como por empresas subcontratistas de fachada, tales como OCUSERVIS, OCUPAR, TRASEGAR, MONTACARGAS ITAGUI, INDUBE, SERVILIMPIEZA, EUFREST. Como tales, sus derechos son frecuentemente irrespetados.

La primera acción del sindicato fue presentar, el 24 de Octubre del 2011, el pliego de peticiones para negociar a nombre de los trabajadores afiliados. La empresa no solamente se negó a negociar y desconoció el derecho a sindicalización de los trabajadores, sino que desde el 22 de Noviembre del mismo año que negó la entrada a casi todos los miembros del sindicato a la empresa. Desde entonces que los obreros realizan un plantón de protesta a las afueras de la empresa. En éste participan 30 trabajadores, sólo 7 de ellos se encuentran trabajando actualmente en la empresa, en calidad de prestación de servicios.

“La respuesta de la empresa fue botarnos a la calle por el sólo hecho de habernos sindicalizado”, dice indignado el líder de los obreros Arlex Antonio Mejía. “Hemos decidido acampar al lado de la compañía para que en Colombia y en todo el mundo se escuche que acá no se respetan los derechos laborales. Claro, no somos los únicos en el país que estamos en la misma situación. Yo he sufrido mucho, me enfermé en la compañía y ahora tengo que hacerme una diálisis durante 12 horas al día. El problema es que en los mismos sindicatos, y hasta en la misma CUT, hay elementos incrustados que están confabulados con el patrón, por eso estamos en este embotellamiento”.



Otro dirigente, Pedro Mejía, explica lo que buscan con el plantón: “Esperamos nuestro reintegro con el derecho a la contratación directa para todos los trabajadores despedidos por el simple delito de organizarse y presentar un pliego. Nos falta más denuncia, más presión ante el ministerio y ante la casa matriz en los EEUU, nos hace falta el apoyo económico aunque reconocemos el apoyo de varias organizaciones sindicales como ASTRACAVA, SINTRASOYA, SINTRAVIDRICOL Antioquia, Comité de Solidaridad de la CUT-Valle, SINTRACAÑAZUCOL, SINTRAEMDES, SINTRAPALMOLIVE, SUTIMAC, SINTRABANCOL, SINTRAIME entre otros que nos han tendido la mano”.

Según él, la denuncia es esencial porque “hasta el Inspector del Trabajo de Buga, Luis Alberto Valencia Soto, y la Inspectora departamental, están confabulados con la empresa para que no se reconozcan nuestros derechos. Necesitamos presión, porque se están violando garantías constitucionales, estatutos de la OIT, y hasta el famoso acuerdo ese que firmaron Obama con Santos por el Tratado de Libre comercio Colombia-EEUU, en el que prometían que se respetarían los derechos laborales y se acabaría la subcontratación, pero los temporales se reproducen como ratas. A nosotros se nos niegan los derechos y gente como Álvaro Suárez Quiceno, representante legal de la empresa, gana la bobadita de $120 millones (ed. unos €45 mil) mensuales y no solucionan el pliego de los trabajadores dizque porque quebramos a la empresa. Ahí tiene usted al gerente de producción de la planta de Buga, Hernando Sistiva Vargas, quien se echa al bolsillo la bobadita de $47 millones (ed. unos €17 mil) mensuales, junto con el director de recursos inhumanos, Jorge Eduardo Mejía, el director de seguridad industrial Marco Tulio Castaño, quienes persiguen a los trabajadores y nos prohíben el derecho a la sindicalización, mientras el patrón ha hecho un pacto colectivo que beneficia sólo a los trabajadores directos y a los demás nada.”


Los trabajadores adelantan un juicio contra la empresa: en Noviembre, el fallo sobre el tema del fuero sindical les fue contrario. Hace dos días tuvieron audiencia por el asunto de la contratación directa y esperan el fallo para el día 10 de Abril. Pero ellos saben que este no es un problema legal: 900 días en resistencia y toda una vida de lucha les ha demostrado que el problema es y será la fuerza que los obreros tengan para derrotar la mezquindad patronal. Por ahora, la solidaridad y su organización son la única esperanza que tienen.





(*) José Antonio Gutiérrez D. es militante libertario residente en Irlanda, donde participa en los movimientos de solidaridad con América Latina y Colombia, colaborador de la revista CEPA (Colombia) y El Ciudadano (Chile), así como del sitio web internacional www.anarkismo.net. Autor de "Problemas e Possibilidades do Anarquismo" (en portugués, Faisca ed., 2011) y coordinador del libro "Orígenes Libertarios del Primero de Mayo en América
Latina" (Quimantú ed. 2010).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Asesinan dos milicianos de Las FARC-EP en menos de 12 horas

Noticia Por Colombia Soberana





Entre la noche de ayer 13 de agosto y la madrugada de hoy, fueron asesinados por sicarios dos milicianos de las FARC Jesús Adán Mazo, quien usaba el alias de “Molina" y era  el jefe de milicias del frente 18 y  Norbey Téllez cuyo seudónimo era Duvan Ríos, miliciano que pertenecía a la Zona Veredal Transitoria de Normalización (ZVTN) Negro Eliécer.
Duvan Ríos fue el primero en recibir los ataques. Los hechos ocurrieron en la vereda el Tarra, Norte de Santander. Hombres armados entraron a su casa y sin mediar palabras lo asesinaron, en el hospital, que queda cerca al puesto de Policía, tres desconocidos encapuchados y con pistola en mano entraron para averiguar si Duvan Ríos Continuaba con vida  para rematarlo.
Una situación similar le ocurrió a Molina. Era la una de la mañana cuando los sicarios lo sacaron de su vivienda ubicada en Ituango, a pocos metros de la Zona Veredal y le dispararon tres veces. 

Con ellos ya son 11 miembros de las FARC asesinados  e…

Policía golpea brutalmente a joven que había torturado años atrás

Noticia Por Colombia Soberana




La pesadilla del joven de 20 años, Nicolás Bolaños Sotomayor, empezó el día 23 de noviembre del 2013, cuando miembros de la Policía intentaron atracarlo, al correr fue brutalmente golpeado, al extremo de perder gran parte de sus dientes.
Desde ese momento su madre, Alba Lucía Sotomayor, comienza a denunciar este abuso. El 24 de agosto del 2014, al impedir que estos oficiales consiguieran el beneficio de casa por cárcel, Nicolás fue secuestrado junto con su hermana menor, él fue torturado.
Desde entonces las persecuciones, llamadas y amenazas han sido constantes, hasta el punto de que Nicolás fue secuestrado en la puerta del colegio y nuevamente torturado.
En la noche del 9 y la madrugada del 10 de agosto, en hechos que no hemos confirmado completamente, Nicolás es nuevamente violentado por la Policía Nacional. Según esa institución, el joven, que sufre depresión post trauma, se intentó suicidar, los policías presentes lo "ayudaron" golpeándolo. 
La Po…

Dura crítica de Joaquín Gómez, excomandante de las Farc, al escritor Alonso Sánchez Baute

opiniónPor Las 2 Orillas

El excomandante de las Farc Joaquín Gómez de las FARC – EP responde críticamente al texto publicado por el escritor Alonso Baute a raíz de su visita al Punto de Transición y Normalización Amaury Rodríguez, en Pondores, Conejo. La Guajira. Esto le dice:
En la primera parte de su crónica titulada “Sangre joven en las Farc” publicada en Semana el día 10 de julio, ya se anunciaba un estilo ligero, y un toque de imprecisión, que quedó ratificado después que leí la nota en Las2orillas  titulada Tres días con las Farc en el Conejo, puedo deducir respecto a su crónica, que cuando se abordan los hechos pensando llegar a la objetividad a través de un desbordado amor propio y con ideas prefabricadas, el resultado siempre estará divorciado de la realidad.
En la primera parte de su escrito hablaba usted de las impresiones generales que los excombatientes le habían dejado, entre ellas, la disciplina, las rutinas de trabajo en el PTN, el cumplimiento por parte de las FARC de…