Ir al contenido principal

Obreros de Cristar SAS, Buga (Valle del Cauca): 900 días en resistencia

Análisis
Tomado de Rebelión 




Si hay algo en lo que Colombia es indudablemente líder mundial, es en la violación de los derechos laborales y atentados en contra de sindicalistas. Desde hace décadas, año tras año, Colombia es el país en el que, de lejos, más sindicalistas son asesinados y en el cual se violentan toda clase de derechos a los trabajadores. Desde hace 900 días un grupo de 30 obreros colombianos, en la ciudad de Buga (Valle del Cauca) se han convertido en un símbolo de la resistencia en contra de este estado de cosas.



Todo comenzó cuando los obreros de Cristar SAS (filial de la multinacional norteamericana Owens Illinois Inc.), empresa de vidrios que controla aproximadamente el 70% de la producción nacional de cristalería, cansados de las condiciones oprobiosas de trabajo, los salarios bajísimos, por la falta de dotación para los obreros, las jornadas de hasta 16 horas diarias, ausencia de seguridad social y nulos aportes a las pensiones de los obreros por parte de la empresa, decidieron formar el “Sindicato de Trabajadores Disponibles y Temporales” (SINTRADIT). Este sindicato se crea en respuesta al abuso de la subcontratación en la empresa: de unos 750 trabajadores empleados, apenas 120 son contratados directamente por la empresa, casi todos trabajadores administrativos, jefes de área e ingenieros. El resto, son subcontratados a través de cooperativas asociativas de trabajo (CTA), tales como Cooasobrab y Asovida, así como por empresas subcontratistas de fachada, tales como OCUSERVIS, OCUPAR, TRASEGAR, MONTACARGAS ITAGUI, INDUBE, SERVILIMPIEZA, EUFREST. Como tales, sus derechos son frecuentemente irrespetados.

La primera acción del sindicato fue presentar, el 24 de Octubre del 2011, el pliego de peticiones para negociar a nombre de los trabajadores afiliados. La empresa no solamente se negó a negociar y desconoció el derecho a sindicalización de los trabajadores, sino que desde el 22 de Noviembre del mismo año que negó la entrada a casi todos los miembros del sindicato a la empresa. Desde entonces que los obreros realizan un plantón de protesta a las afueras de la empresa. En éste participan 30 trabajadores, sólo 7 de ellos se encuentran trabajando actualmente en la empresa, en calidad de prestación de servicios.

“La respuesta de la empresa fue botarnos a la calle por el sólo hecho de habernos sindicalizado”, dice indignado el líder de los obreros Arlex Antonio Mejía. “Hemos decidido acampar al lado de la compañía para que en Colombia y en todo el mundo se escuche que acá no se respetan los derechos laborales. Claro, no somos los únicos en el país que estamos en la misma situación. Yo he sufrido mucho, me enfermé en la compañía y ahora tengo que hacerme una diálisis durante 12 horas al día. El problema es que en los mismos sindicatos, y hasta en la misma CUT, hay elementos incrustados que están confabulados con el patrón, por eso estamos en este embotellamiento”.



Otro dirigente, Pedro Mejía, explica lo que buscan con el plantón: “Esperamos nuestro reintegro con el derecho a la contratación directa para todos los trabajadores despedidos por el simple delito de organizarse y presentar un pliego. Nos falta más denuncia, más presión ante el ministerio y ante la casa matriz en los EEUU, nos hace falta el apoyo económico aunque reconocemos el apoyo de varias organizaciones sindicales como ASTRACAVA, SINTRASOYA, SINTRAVIDRICOL Antioquia, Comité de Solidaridad de la CUT-Valle, SINTRACAÑAZUCOL, SINTRAEMDES, SINTRAPALMOLIVE, SUTIMAC, SINTRABANCOL, SINTRAIME entre otros que nos han tendido la mano”.

Según él, la denuncia es esencial porque “hasta el Inspector del Trabajo de Buga, Luis Alberto Valencia Soto, y la Inspectora departamental, están confabulados con la empresa para que no se reconozcan nuestros derechos. Necesitamos presión, porque se están violando garantías constitucionales, estatutos de la OIT, y hasta el famoso acuerdo ese que firmaron Obama con Santos por el Tratado de Libre comercio Colombia-EEUU, en el que prometían que se respetarían los derechos laborales y se acabaría la subcontratación, pero los temporales se reproducen como ratas. A nosotros se nos niegan los derechos y gente como Álvaro Suárez Quiceno, representante legal de la empresa, gana la bobadita de $120 millones (ed. unos €45 mil) mensuales y no solucionan el pliego de los trabajadores dizque porque quebramos a la empresa. Ahí tiene usted al gerente de producción de la planta de Buga, Hernando Sistiva Vargas, quien se echa al bolsillo la bobadita de $47 millones (ed. unos €17 mil) mensuales, junto con el director de recursos inhumanos, Jorge Eduardo Mejía, el director de seguridad industrial Marco Tulio Castaño, quienes persiguen a los trabajadores y nos prohíben el derecho a la sindicalización, mientras el patrón ha hecho un pacto colectivo que beneficia sólo a los trabajadores directos y a los demás nada.”


Los trabajadores adelantan un juicio contra la empresa: en Noviembre, el fallo sobre el tema del fuero sindical les fue contrario. Hace dos días tuvieron audiencia por el asunto de la contratación directa y esperan el fallo para el día 10 de Abril. Pero ellos saben que este no es un problema legal: 900 días en resistencia y toda una vida de lucha les ha demostrado que el problema es y será la fuerza que los obreros tengan para derrotar la mezquindad patronal. Por ahora, la solidaridad y su organización son la única esperanza que tienen.





(*) José Antonio Gutiérrez D. es militante libertario residente en Irlanda, donde participa en los movimientos de solidaridad con América Latina y Colombia, colaborador de la revista CEPA (Colombia) y El Ciudadano (Chile), así como del sitio web internacional www.anarkismo.net. Autor de "Problemas e Possibilidades do Anarquismo" (en portugués, Faisca ed., 2011) y coordinador del libro "Orígenes Libertarios del Primero de Mayo en América
Latina" (Quimantú ed. 2010).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Integrantes de Cambio Radical , Partido Conservador, Centro Democrático investigados por la compra de votos

Noticia Por Colombia Soberana


En la mañana de hoy, 21 de junio del 2018, el fiscal Nestor H. Martínez reveló los nombres de las personas que serían investigadas por delitos electorales durante los comicios del 2015, el 2018 y que tendrían intenciones de seguir delinquiendo en las elecciones futuras.
El nombre de esta operación criminal es Casa Blanca y benefició a políticos elegidos en las elecciones regionales y las actuales legislativas. Entre los que se encuentran involucrados están: Fabián Castillo, Lilibeth Llinás de Cambio Radical, Aida Merlano, Juan Carlos Zamora, Aissar Castro hijo y padre, Jorge Rangel y Margarita Ballén del Partido Conservador, Margarita Restrepo del Centro Democrático  entre otros, y serán acusados por delitos como concierto para delinquir, compra de votos y estafa.

Los empresarios Julio y Mauricio Gerlein tendrán que responder por supuestamente financiar esta organización criminal.

Lo que se extraña ahora de la vida anterior

Crónica Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


La mujer me lanzó la pregunta con tono de curiosidad. ¿Qué extrañaba yo de mi pasada vida en la guerrilla? Balanceó de prisa cuál podía ser mi respuesta y aventuró una opción, con un interrogante rápido, ¿las cancharinas? Apenas lo dijo, rio como abochornada. Me dije que esperaba una respuesta de carácter material. ¿Qué decirle?
En una fracción de segundo pasaron por mi mente múltiples escenas. El mes de enero en la selva, cuando las lluvias cedían su lugar a días soleados que alegraban hasta a los pájaros y grillos, que cantaban y chillaban con felicidad contagiosa. La vista de una enorme planada con su río a la distancia, tras coronar un alto filo, descargar el equipo y sentarse a descansar.
El abrazo cariñoso de las guerrilleras al llegar a alguna nueva unidad. Interrumpí mis pensamientos con unas palabras precisas. Lo que más echo de menos en mi nueva vida, es la cotidiana experiencia colectiva de nuestra comunidad guerrillera. Fuimos c…

Casanare Militares destruyen cultivos comunitarios de comunidades campesinas

Noticia Tomado de Prensa Rural Por Trochando Sin Fronteras 06/07/2018

as organizaciones sociales de Casanare rechazaron mediante un comunicado a la opinión pública los atropellos a que están siendo sometidas las familias campesinas que habitan el asentamiento rural Mi Nuevo Porvenir en el municipio de Pore.
Los hechos ocurrieron el pasado 28 de junio cuando tropas del Grupo de Caballería Montado No. 16 “Guías del Casanare“ invadió un cultivo comunitario que tienen las familias campesinas del asentamiento rural Mi Nuevo Porvenir. La acción al parecer fue ordenada por el alcalde municipal de Pore, el señor Omar Cuevas Bernal.
La comunidad campesina del asentamiento rural Mi Nuevo Porvenir rechaza la actitud atropelladora que adelanta el alcalde municipal Omar Cuevas Bernal contra la comunidad del asentamiento y exige sea respetada la posesión.
Al mismo tiempo solicita a la Agencia Nacional de Tierras dar el trámite correspondiente para que reconozca la propiedad de la tierra a la comunidad del…