Ir al contenido principal

Nueva amenaza contra Juan Martínez, líder de Asotracampo, El Tamarindo, Atlántico

Comunicado
Por Movice




El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) denuncia una nueva amenaza contra Juan Martínez, líder de la Asociación de Trabajadores del Campo (Asotracampo), de la finca El Tamarindo, Atlántico.

Esta es la tercera agresión en cuatro días contra el señor Martínez, y toma lugar luego del desalojo de varios miembros de Asotracampo, de la franja Campo Natascha, finca El Tamarindo.

Hechos

El día 25 de marzo, en horas de la tarde, en la franja el Mirador de la finca el Tamarindo, varios miembros de Asotracampo fueron testigos de que la señora Aleida Pineda, colaboradora del señor Lesman Parra, gritó hacía la vivienda del señor Juan Martínez “Hasta hoy está vivo juancito ya tenemos a la gente para que lo maten.”

Contexto

La finca El Tamarindo lleva desde 2001 ocupada pacíficamente por 130 familias quienes en este tiempo han enfrentado numerosos intentos de desalojo por las autoridades y la fuerza pública y amenazas paramilitares.

En varias ocasiones, las acciones en contra de los miembros de Asotracampo han sido perpetrados por civiles armados vestidos con uniformes de la empresa Made Security, anteriormente la empresa 911, propiedad de Enilse López, conocida como ‘La Gata’, y liderados por el señor Lesman Parra Gonzalez, conocido como “El Patrón” o “El Cobrador”, hermano de Libardo De Jesús Parra González “El Flaco”, jefe de seguridad de Alberto Orlandez Gamboa, alias el ‘Caracol’ cabezas de la estructura paramilitar denominada “El Cartel de la Costa”.

La finca de El Tamarindo estaba abandonada cuando llegaron los campesinos en 2001, sin embargo en 2007, las autoridades estatales anunciaron que se establecería una zona franca que incluía la finca El Tamarindo. En 2008, una empresa local inició los procedimientos legales para reclamar la propiedad de las tierras.

En mayo de 2013 Asotracampo presentó una solicitud de medidas colectivas a la Unidad Nacional de Protección, sin embargo aún no han recibido una respuesta a esta solicitud. 

Entre las agresiones recientes se han presentado las siguientes:

- El 12 de abril de 2013, según informes, Narciso Enrique Teherán Mejía, hijo del vicepresidente de la Asociación de Trabajadores del Campo (Asotracampo), de El Tamarindo, murió por disparos mientras dormía.

-El día 30 de octubre de 2013, llegó un correo electrónico amenazante con el sujeto “barranquilla limpia de guerrilla” a los correos de la Asociación de Madres Unidas por un Solo Dolor (AFUSODO), el CPDH Barranquilla, la CUT Atlántico, el Movice Atlántico,  la Fundación Infancia Feliz, y Asotracampo de El Tamarindo, enviado desde el correo    losrastrojosbarraanquilla@gmail.com.

-El día 7 de noviembre del 2013, se realizó el desalojo de la comunidad de El Tamarindo, de la franja Beitjala, ubicada en el municipio de Galapa, departamento del Atlántico por orden de la alcaldesa de Barranquilla, Elsa Noguera, siendo despojados de sus tierras 28 familias.

-Entre el 9 de noviembre 2013 y el 10 de marzo 2014, efectivos de la Brigada II de la Policía Militar del Ejercito Nacional estuvieron asentados en la finca de El Tamarindo. Según la comunidad durante este tiempo, los efectivos del Ejército a menudo hacían disparos al aire y se metían en las casas de los miembros de la comunidad en la noche sin permiso. 

-El día 21 de marzo de 2014 se llevó acabo un nuevo desalojo de los campesinos de la comunidad El Tamarindo en la franja denominada Campo Natacha, realizada con orden de la Alcaldía. Hubo presencia de civiles armados y fueron destruidas las viviendas y los cultivos de la comunidad.

-El 22 de marzo de 2013, a aproximadamente las 7.45 AM cuando los señores Martínez y Marmolejo salían de la finca para Barranquilla, un grupo de alrededor de 15 personas armadas con machetes incluyendo el señor Lesman Parra, les bloqueó la carretera, haciendo parar su vehículo. Abrieron la puerta del carro, y trataron de sacar a Juan Martínez a la fuerza rompiendo su camiseta y golpearon al señor Marmolejo, quien conducía el carro. Uno de los hombres les dijo “cuídense porque esto no va a quedar así”.

-El mismo 22 de marzo, a las 2.00 PM un miembro del mismo grupo que bloqueó la carretera en la mañana, amenazó con quemar los ranchos de Asotracampo.

Exigimos

-Que las autoridades estatales detengan las diligencias de desalojo de las familias de Asotracampo, hasta que no se les presente una alternativa que garantice sus derechos como víctimas.

-Que las autoridades estatales actúen de manera urgente para garantizar la seguridad de la comunidad de El Tamarindo, y en particular, que la Unidad Nacional de Protección implemente las medidas de protección colectiva solicitada por Asotracampo, para garantizar su seguridad.

-Que la comunidad nacional e internacional se pronuncie a favor de la protección de la comunidad de El Tamarindo y en respaldo a sus derechos como víctimas de desplazamientos anteriores.



Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice)
28 de marzo de 2014

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'enemigo interno' del Estado no solo son las FARC

Análisis Por María Méndez Colombia Soberana




Las horas pasan lentas entre el espanto y la esperanza. Pareciéramos revivir los años del final de la década de los 80 y los 90. Casi dos masacres por semana perpetradas  por el Estado y sus grupos militares y paramilitares.  Todo tenía  su  origen  en  el hecho  histórico  que significaba los diálogos entre  la guerrilla y el gobierno de Belisario Betancur. La   esperanza de  paz  había  surgido  en   Casa   Verde, luego,  la   traición  y  el  bombardeo  con  que  el gobierno  de  César Gaviria pretendía asesinar al Camarada Manuel Marulanda Vélez y a toda la dirección de las  FARC.
Siguieron años oscuros masacres tras masacre bajo la mirada y batuta del Estado y los medios masivos de comunicación que deformaban la información y avalaban la política de terror estatal que no dejaba de asesinar, violar, quemar calcinar la esperanza, sin embargo ésta resurgía en el Caguán. 

Estos diálogos se erigían como una ventana abierta a conseguir un acuerdo …

Lo que viene para De la Calle, tras ser elegido candidato liberal 2018

Noticia Por El Tiempo

Con un llamado a quienes “han presentado sus candidaturas a favor de la paz y contra toda forma de corrupción” para unirse y conquistar el poder en 2018, el candidato presidencial del Partido Liberal, Humberto de la Calle, comenzó este domingo la búsqueda de una coalición que defienda el acuerdo de paz alcanzado con las Farc, en La Habana.
El llamado se produjo minutos después de que se conociera que su nombre se impuso sobre el del exministro Juan Fernando Cristo en la consulta del Partido Liberal que escogió candidato presidencial.
El triunfo de De la Calle se dio en medio de una jornada que en muchas partes del país se caracterizó por la baja asistencia: apenas votó el 2,12 por ciento del Censo Electoral.
Con el 100 por ciento de la votación escrutada, De la Calle alcanzó 365.658 votos y Cristo 324.277 apoyos. La participación total, según la Registraduría, fue de 744.521 ciudadanos.
Desde su sede de campaña, Cristo aceptó la derrota y le manifestó a De la Calle que…

Paramilitares y fuerza pública agreden a comunidad en San José de Apartadó

Noticia Tomado de Prensa Rural Por Comunidad de Paz de San José de Apartadó

Los asentamientos de nuestra Comunidad de Paz se están viendo cada vez más asediados por grupos paramilitares que desde hace más de 20 años se pasean por nuestras montañas con la arrogancia de quienes se sienten protegidos por el poder del Estado y su fuerza armada, que en esta coyuntura del “posacuerdo de paz” se han envalentonado aún más, afirmando que son la autoridad suprema de la región y que todos deben someterse.
Si bien nuestros asentamientos están marcados con vallas donde se enumeran nuestros principios y reglamentos de Comunidad ajena a la guerra, estos gestores del crimen violan, como fieras sin razón, apoyadas sólo en su fuerza bruta apalancada activa o pasivamente por las instituciones del poder de turno, nuestros más sagrados derechos.
¿Hasta cuándo seguirá el cinismo sin límites de este Gobierno sordo y ciego, que no escucha ningún clamor de las víctimas y asiente con la mirada desviada hacia otras …