Ir al contenido principal

Masacre laboral en Michelin Colombia

Noticia
Por Colombia Informa



El pasado 24 de enero en la ciudad de Cali, trabajadores de la multinacional de llantas, Michelin, completaron 226 días de protesta por el que consideran un despido injusto,  después del cierre parcial  de la planta de producción de llantas  por supuesta crisis y resultados financieros  negativos.

La multinacional francesa ICOLLANTAS S.A- MICHELIN, informó a todos sus trabajadores directos e indirectos el pasado 12 de junio del 2013, el cierre  de dos factorías ubicadas en la ciudad de Cali y Chusacá, a pocos kilómetros de Bogotá. Entre los argumentos de esta decisión, el presidente de la  firma en Colombia anunció pérdidas por unos 300 mil millones de pesos en los últimos 15 años.

Esta noticia del cierre liquidatario de Michelin tomó por sorpresa a sus trabajadores ya que la situación financiera no fue de carácter público, de igual manera  lo consideraron  intempestivo e irregular, ya que internamente se vivía un entorno muy diferente al planteado por la multinacional. Así lo expresó German Gómez, quien fue trabajador de Michelin por más de 24 años: “argumentaban que el mercado internacional de la llanta los estaba afectando, fue algo poco creíble… en el 2007 cambian el sistema de trabajo por uno continuo, que no se iba a parar ningún día para atender las demandas internacionales por lo tanto cuando informan que no fue rentable es falso, si no fuera rentable porque cambiaron el sistema y lo argumentaban para atender las demandas del mercado”.

De igual forma, los trabajadores expresaron que la multinacional violó los procesos pertinentes de ley para este tipo de decisiones, atentando contra el derecho al trabajo. Así lo dijo Miguel Antonio Ceballos de Sintraicollantas: “ la demanda que hacemos como sindicatos es que la empresa no hizo el debido proceso  de un cierre previsto, no fuimos comunicados, ni fue comunicado el ministerio de trabajo…”. Muchos de los afectados laboralmente por este cierre no aceptaron la negociación que ofreció la multinacional bajo la figura del mutuo acuerdo de “retiro voluntario”, donde dieron por terminado el contrato del trabajador por medio de una indemnización. Los sindicatos Sintraicollantas y Sintraincapla  manifestaron que seguirán en resistencia permanente mientras se acate su petición de abrir nuevamente o llegar a otro acuerdo  ya que muchos de ellos cruzan los  50 años y no tienen otra oportunidad de trabajo; así lo expresa Miguel Ceballos “estamos pidiéndole a la empresa un acuerdo colectivo, o que nos reubique si esta empresa la van a volver comercializadora, si no es posible esto, es llegar a un acuerdo económico”.

La Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT) considera este acto como una estrategia que se ha convertido en la práctica por excelencia de las grandes multinacionales, para aniliquilar a las organizaciones sindicales  y posteriormente reaperturar las mismas fabricas en zonas francas  pagando menos impuestos con personal tercerizado laboralmente, sin sindicato ni convención colectiva, ejemplo de esto son las empresas que ya hacen parte del cementerio industrial como Tisot, Fruco, Bavaria, Sidelpa, Emsirva  entre otras.

Vea las entrevistas completas:



Comentarios

Entradas populares de este blog

Caen líderes, dirigentes, exguerrilleros y niños

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Si algo queda claro de los episodios que en materia de orden público sacuden al país, es que se equivocan de cabo a rabo quienes insisten en echar leña al fuego de la confrontación militar, los amigos de la guerra, así como se equivocan también los que se empeñan en reavivar una lucha armada que lo único que produce a diario son múltiples horrores. La verdad es que la única solución viable es la implementación integral de lo acordado en La Habana.

El Estado colombiano firmó un Acuerdo de Paz con la organización guerrillera más fuerte e influyente en la vida nacional, las Farc. Gracias a este se puso fin a un conflicto de más de medio siglo y el país sintió un profundo alivio. En extensas regiones se pudo por fin vivir en la normalidad, y se esperaron ansiosamente, de acuerdo con lo pactado, los planes de ayuda del Estado que erradicarían la pobreza y elevarían su nivel de vida.
La salida de las Farc, que ejercían poder y establecían un ord…

La derecha sigue siendo muy fuerte en Colombia

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Muchos coinciden con la opinión de que el partido de gobierno sufrió una derrota contundente en las elecciones del domingo 27, concluyendo que no es cierto que el país se encuentre en manos de la derecha, como se pensó cuando Iván Duque derrotó a Petro en las últimas elecciones presidenciales. Las alcaldías de Bogotá, Medellín y Cali bastan para certificarlo.
Creo pasan cosas que inducen a pensar que la derecha sigue fuerte, solo que se ha difuminado en una serie de actores y posiciones que consiguen disimularla. No se trata de que el señor Álvaro Uribe conserve un alto índice de aceptación o no. Se trata de que sus ideas y prácticas se generalizan, aunque rostros y discursos distintos se asomen al escenario.
De otra manera no podrían explicarse fenómenos que de algún modo se imponen, sin la reacción que debieran despertar si primara una concepción diferente. Son 169 exguerrilleros firmantes del Acuerdo de Paz de La Habana, los asesinados …

Salida de Botero debe ser acompañada por un cambio en la política de seguridad

Comunicado Tomado de FARC Por Consejo Político Nacional

La renuncia del ministro de Defensa, Guillermo Botero, es una oportunidad para que el gobierno de Iván Duque ajuste su errada política de seguridad y defensa, que está llevando al país hacia el pasado de guerra y odio que se venía dejando atrás.
El asesinato de líderes sociales e integrantes de las FARC-EP  en proceso de reincorporación, las recientes masacres de indígenas en el departamento del Cauca, y la trágica muerte de ocho menores de edad en un desproporcionado bombardeo autorizado por el presidente Iván Duque,  son expresiones nefastas de esta situación.
La salida del ministro Botero no puede paralizar las investigaciones sobre las responsabilidades en los varios casos de presuntos crímenes de Estado. Los asesinados no pueden quedar en la impunidad. Pero, además, es necesario y urgente cambiar la doctrina del enemigo interno. El gobierno debe cambiar su interés de profundizar y empezar nuevos conflictos.
La actual política de s…