Ir al contenido principal

Operación Falcao, un certero ataque mediático

Análisis
Colombia Soberana
Por María Méndez

Ver imagen en Twitter

No diré que sea el fútbol una de mis pasiones, pero debo reconocer que me agrada. Soy hincha de Millonarios, apoyo la Selección Colombia cuando hay que hacerlo, me encanta ver partidos: la adrenalina, las exclamaciones de alegría o frustración, los pasa bocas y las bebidas, los goles, en fin esa extraña sensación de felicidad que produce estos eventos.

La euforia que causó la entrada de la selección Colombia al Mundial en Brasil 2014, después de más o menos 16 años  fuera de este evento, se ve eclipsada por la lesión de uno de los mejores jugadores que tienen el fútbol colombiano: Radamel Falcao García.

Lamento el hecho, más no tanto como el manejo mediático que se le da a esta clase de situaciones. Manejo en el cual los medios masivos colombianos son expertos. Bajo las premisas de  pensamiento único y manipulación, se establece la relevancia de las noticias. Esto es   "guiar" la atención hacia una noticia poco importante (cortina de humo) para opacar otras vitales como por ejemplo el logro de la paz, la corrupción, el terrorismo de estado y demás cosas que se les vuelve imposible esconder. 

La forma asquerosa de tomar una tragedia personal y profesional  y explotarla con un falso sentido de "solidaridad". Debo, sin embargo, admitir que en el caso del Tigre no fue tan repugnante como cuando usaron los familiares de los retenidos  por las FARC-EP o los afectados por las tomas que a finales de los 90 hizo este grupo insurgente, para descontextualizar y explotar un dolor humano con el único objetivo de favorecer uno de los grupos (en este caso el ejército), un típico ejemplo de Operaciones de Información, forma vil de meter a la población civil al conflicto.

Luego se vino el bombardeo mediático, noticias, entrevistas, vincular al público al discurso usando todas las herramientas disponibles, no solo es mostrar la "tragedia" que es para el país perder la participación de Falcao en el mundial, como si con ello el país se fuera al estanco, sino también por medio de las redes sociales inventarse una serie de estrategias en "apoyo" al jugador: #FuerzaTigre y demás.

De ninguna manera estoy diciendo que sea nocivo apoyar a un gran representante del deporte colombiano, pero ¿A costo de qué? de sacrificar noticias tan importantes como son los avances en el proceso de paz, precisamente cuando entramos a un punto tan difícil como lo es el referente al uso ilícito de los cultivos de marihuana, coca y amapola; los análisis políticos y la vigilancia de los partidos y sus candidatos en esta coyuntura electoral; la fiscalización de las multinacionales mineras; la persecución contra Marcha Patriótica, la Unión Patriótica, los Defensores de Derechos Humanos, los Ambientalistas, los líderes campesinos y comunales; los diálogos que se desarrollan entre el gobiernos, los campesinos y otras comunidades; y demás temas que dónde no se den de la mejor manera eso si manda al país al abismo.

Como vemos "pan y circo", más circo que pan en el caso colombiano, pues la democracia pende de un hilo a cuenta de la ultra derecha y sus representantes como lo es el procurador, el sistema de salud está agonizando, la segunda arremetida de la ley 30 de la educación se viene con fuerza, el desempleo cabalga a pasos agigantados así nuestro pomposo presidente diga lo contrario, el problema de las tierras y la economía campesinas sigue agrandándose y el descontento social crece cada día más. En fin circo ¿será que piensan que a punta de  tamalitos electorales y mundial de fútbol se nos olvidará el hambre, las humillaciones y la miseria en la que estamos sumidos? no sé preguntémosle a Uribe a qué le saben los tomates.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Santrich, el derecho, la política, la moral

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Recuerdo que hace muchos años, antes de mi ingreso a la guerrilla, en una entrevista radial de Yamid Amat a Jaime Pardo Leal, por entonces presidente de la Unión Patriótica, el avezado periodista quiso introducir a su entrevistado en un asunto espinoso. Hablaban del tratamiento que debían recibir ciertos delincuentes, a lo que el doctor Pardo respondía con criterios sociológicos, invitando a su interlocutor a considerar la serie de factores paralelos al delito.

Tal y como es habitual en los grandes hombres de la prensa cuando interrogan a un dirigente de izquierda, el periodista quiso interpretar las palabras del exmagistrado y catedrático de Derecho Penal en la Universidad Nacional, como un intento de defender a los delincuentes, y mostrarlo a él como simpatizante con la comisión de esos delitos. Jaime Pardo lo cortó en seco con una afirmación, Usted no sabe de derecho penal, Yamid, no diga disparates.
La anécdota viene a cuento con ocasi…

La alegre moda, asesinar exguerrilleros y líderes

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Apenas a mitad de semana, se conocieron diversas noticias relacionadas con muerte de reincorporados de las Farc. La más reciente, la denuncia de la Asociación Campesina Semillas de Paz de la Macarena, Meta, según la cual el Ejército Nacional quitó la vida al exguerrillero Carlos Miranda, de 30 años de edad.
No es posible evitar asociar este hecho, con la muerte de Dimar Torres en el Catatumbo, también a manos de tropas en servicio. Ya el general Jairo Alejandro Fuentes, comandante de la Fuerza de Tarea Omega, explicó que se trató de la reacción de los soldados ante la agresión con arma de fuego que se les hizo desde una motocicleta.
Según la versión oficial, los militares adelantaban una operación contra Álvaro Boyaco, jefe de uno de esos grupos armados residuales que se hacen llamar Farc en la zona rural del Meta. En algún momento fueron atacados desde el vehículo por uno de sus ocupantes, lo que desencadenó su reacción. El muerto fue el …

Colombia puede ser ejemplo en sustitución de cultivos: Pablo Catatumbo

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Pablo Catatumbo

“Atacar los cultivos de uso ilícito como si ahí radicara el problema no es la solución”, afirma el senador por el partido Farc
Todo parece indicar que el bienestar del país y la ciudadanía no están en la agenda del actual gobierno. Así lo demostró nuevamente Iván Duque cuando anunció que reanudará la aspersión aérea con glifosato para acabar con el llamado “narcotráfico”, lo cual como se ha visto, es una falacia. El glifosato no acabará con el “narcotráfico”.

La realidad de esta política es que no golpea la industria multinacional de las drogas ilícitas, ni en su comercialización ni en su producción, ya que no se ataca ni controla la venta de precursores químicos que son los que hacen posible la transformación de la hoja de coca en clorhidrato de cocaína, tampoco el lavado de activos.
Pero, lo que sí ataca es a las comunidades campesinas cocaleras que han sido abocadas por medio del despojo de sus tierras, el terror paramilitar y el aband…