Ir al contenido principal

Diálogo de paz, cambios, entendimientos y desencuentros de las delegaciones

Análisis
Colombia Soberana
María Méndez





Empezó otro ciclo de conversaciones de los diálogos que se adelantan entre la guerrilla de las FARC-EP y el gobierno nacional en la Habana Cuba. Se abrió este nuevo encuentro de las delegaciones después de varios cambios muy interesantes.

El primero de ellos es la libertad y posterior vinculación de Julián Conrado "El Cantor de la Insurrección" como uno de los miembros de la delegación de paz del grupo insurgente. Esto no es nada de que asombrarse. Varias veces me pregunté el por qué las FARC-EP no solicitaban que el cantante fuera parte de los diálogos si posee la madurez política suficiente, y conoce del tema, fue una de sus tareas en el Caguán.

Por otra parte la detención en Venezuela se hacia insostenible. No había cometido delito alguno en ese país, no uno que ameritara una condena tan larga, la misma fiscalía lo reconoció en su momento.

Por último los pedidos de extradición, calumniosos y exagerados, sin bases sólidas y solicitando la deportación de un prisionero político a un país en donde hay casi 10.000 de ellos recluidos en condiciones miserables, expuestos a la tortura, la muerte o la desaparición, a tratos crueles e inhumanos. 

Un país con un gobierno que, solo a manera de muestra, en los primeros días del Paro Nacional Agrario y Popular encarceló a Huber Ballesteros por ser de la Marcha Patriótica, vicepresidente de FENSUAGRO y parte de la Mesa Agraria y Popular de Interlocución y Acuerdo MIA con quiénes negocian el pliego de exigencias campesinas. El mismo gobierno que avala y alienta la detención el 4 de este mes de Francisco Toloza, sabiendo que no ha militado en grupo armado ilegal con el argumento de que  "sus ideas pueden ser peligrosas". 

Por otro lado  también hay cambios importantes en la delegación gubernamental, y no me refiero a cambios en su estructura sino en su discurso. En primer lugar me pareció grato escuchar al vocero de la delegación de paz del gobierno hablando de "dejación de armas" y no de "desmovilización" . Esto nos puede indicar que no solo son acercamientos conceptuales, sino que pueden ser muestra de entendimientos, teniendo en cuenta que la cuestión del desarme es uno de los puntos más difíciles. 

Lo han dicho varios delegados de las FARC-EP, de ellos no esperemos un espectáculo de entrega de armas y uniformes como lo han hecho ya las guerrillas que se han desmovilizado. No están dispuestos a intercambiar fusiles por puestos burocráticos, ni a aceptar cambios "cosméticos".

Sin embargo, y a pesar de estos avances, podemos encontrar cosas que aún preocupan, como por ejemplo las declaraciones del mismo Humberto de la Calle en las cuales dice que ni el sistema económico del país ni la estructura de las fuerzas militares están en discusión.

Los diálogos continúan en Cuba, la delegación del gobierno guarda silencio, sus pares de las FARC-EP actualizaron el programa para sustitución de cultivos de uso ilícito que presentara años atrás el Comandante Manuel Marulanda Vélez en la zona de despeje del Caguán. 

Comienza un año de luchas populares y de políticas gubernamentales de doble faz Por un lado varios avances en la Habana, por el otro lado represión, estigmatización, violencia y muerte. Un año más de diálogos para una guerrilla que ya cumple 50 años de lucha e intenta no seguir contando más meses de violencia. Un año en el cuál diferentes sectores de la sociedad demostraran su fuerza, su decisión, unión y valentía en pro del la paz de Colombia. Debemos esperar cómo actúan las variantes políticas y qué tanto el gobierno desea la paz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Santrich, el derecho, la política, la moral

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Recuerdo que hace muchos años, antes de mi ingreso a la guerrilla, en una entrevista radial de Yamid Amat a Jaime Pardo Leal, por entonces presidente de la Unión Patriótica, el avezado periodista quiso introducir a su entrevistado en un asunto espinoso. Hablaban del tratamiento que debían recibir ciertos delincuentes, a lo que el doctor Pardo respondía con criterios sociológicos, invitando a su interlocutor a considerar la serie de factores paralelos al delito.

Tal y como es habitual en los grandes hombres de la prensa cuando interrogan a un dirigente de izquierda, el periodista quiso interpretar las palabras del exmagistrado y catedrático de Derecho Penal en la Universidad Nacional, como un intento de defender a los delincuentes, y mostrarlo a él como simpatizante con la comisión de esos delitos. Jaime Pardo lo cortó en seco con una afirmación, Usted no sabe de derecho penal, Yamid, no diga disparates.
La anécdota viene a cuento con ocasi…

La alegre moda, asesinar exguerrilleros y líderes

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Apenas a mitad de semana, se conocieron diversas noticias relacionadas con muerte de reincorporados de las Farc. La más reciente, la denuncia de la Asociación Campesina Semillas de Paz de la Macarena, Meta, según la cual el Ejército Nacional quitó la vida al exguerrillero Carlos Miranda, de 30 años de edad.
No es posible evitar asociar este hecho, con la muerte de Dimar Torres en el Catatumbo, también a manos de tropas en servicio. Ya el general Jairo Alejandro Fuentes, comandante de la Fuerza de Tarea Omega, explicó que se trató de la reacción de los soldados ante la agresión con arma de fuego que se les hizo desde una motocicleta.
Según la versión oficial, los militares adelantaban una operación contra Álvaro Boyaco, jefe de uno de esos grupos armados residuales que se hacen llamar Farc en la zona rural del Meta. En algún momento fueron atacados desde el vehículo por uno de sus ocupantes, lo que desencadenó su reacción. El muerto fue el …

Colombia puede ser ejemplo en sustitución de cultivos: Pablo Catatumbo

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Pablo Catatumbo

“Atacar los cultivos de uso ilícito como si ahí radicara el problema no es la solución”, afirma el senador por el partido Farc
Todo parece indicar que el bienestar del país y la ciudadanía no están en la agenda del actual gobierno. Así lo demostró nuevamente Iván Duque cuando anunció que reanudará la aspersión aérea con glifosato para acabar con el llamado “narcotráfico”, lo cual como se ha visto, es una falacia. El glifosato no acabará con el “narcotráfico”.

La realidad de esta política es que no golpea la industria multinacional de las drogas ilícitas, ni en su comercialización ni en su producción, ya que no se ataca ni controla la venta de precursores químicos que son los que hacen posible la transformación de la hoja de coca en clorhidrato de cocaína, tampoco el lavado de activos.
Pero, lo que sí ataca es a las comunidades campesinas cocaleras que han sido abocadas por medio del despojo de sus tierras, el terror paramilitar y el aband…