Ir al contenido principal

Violaciones a la libertad de prensa en Colombia

Análisis
Colombia Soberana
María Méndez
Fuente FLIP




La Fundación para la Libertad de Prensa FLIP sacó su informe sobre las violaciones cometidas contra los medios o periodistas en el 2013.  37 agresiones, 70 amenazas, 2 asesinatos, un desplazamiento, 10 detenciones, 6 estigmatizaciones, 3  exilios, 2 heridos, 49 obstrucciones al trabajo periodístico, un secuestro y 2 tentativas de homicidio. Todo esto en un país que necesita de sus comunicadores, de un trabajo serio en pro de la paz que deseamos de crear unos medios que no sean solo para ver los chismes de moda y hacer el papel de  caja de resonancia de un sistema explotador e inhumano.

Tengo que aclarar que no todos los hechos son denunciados, incluso este medio, Fundación Colombia Soberana, no denuncio a tiempo varios atropellos cometidos contra la seguridad de sus comunicadores, sobre todo quien les escribe, que van desde fotografías por parte del ejército, la policía y el ESMAD, la obstrucción de su trabajo, la agresión física por parte del gobernador de Cundinamarca Álvaro Cruz, la detención indebida en la Gobernación de Cundinamarca, la estigmatización al oficio periodístico, las amenazas contra la vida e integridad y el desplazamiento del que fui víctima. Es por eso que considero que estas cifras son solo una muestra de la grave situación que vivimos los medios y periodistas alternativos que servimos al pueblo y no al sistema.

Miremos que dice la FLIP de cada uno de los departamentos


ANTIOQUIA


"La violencia contra la prensa se ha ensañado de manera especial en el departamento de Antioquía. Desde finales de los setenta han sido asesinados 20 periodistas, dos de ellos en los últimos tres años. Luis Eduardo Gómez en el 2011, acribillado en una céntrica calle de Arboletes –Urabá antioqueño- mientras caminaba tomado de la mano de su esposa. Y Edinson Molina, tiroteado a 50 metros de su casa, en la noche del 11 de septiembre de este año. Se trataba no sólo de la voz más crítica del municipio sino de un juicioso abogado quién había interpuesto más de sesenta denuncias ante contra la administración actual por toda clase de irregularidades

Además de los asesinatos selectivos, la autocensura afecta a todo el departamento y son escasos los espacios comunicativos para los periodistas que se dedican a la investigación y a la denuncia. Esto resulta especialmente evidente en las regiones del Urabá y del Bajo Cauca.

En las cifras del índice de libertad de expresión y acceso a la información del Proyecto Antonio Nariño del 2012, Antioquia es la región con peores resultados respecto a la impunidad en agresiones contra periodistas. De 1 a 100, siendo este último el mejor puntaje, la región recibe una calificación de 2,2. Además de esto, resulta ser la segunda peor calificada con respecto a agresiones directas contra periodistas con 65,6 puntos."


ARAUCA



"La situación que vive la prensa en esta zona fronteriza es de las más delicadas del país. La intensidad del conflicto interno ha generado un escenario especialmente difícil para la prensa; buena parte de ella estigmatizada y víctima de presiones, censuras, agresiones verbales y constantes amenazas, bien sea por los grupos armados o por las fuerzas del estado.

Un importante número de periodistas tienen que realizar su trabajo acompañados de esquemas de seguridad, lo que dificulta la realización de los desplazamientos terrestres al interior del departamento.

Esta situación de zozobra que se vive en el departamento ha obligado a los periodistas a autocensurarse, reducir al mínimo su vida social y adoptar medidas de autoprotección."

ATLÁNTICO



"En la región Caribe, de las cuatro dimensiones del índice de libertad de expresión y acceso a la información del Proyecto Antonio Nariño del 2012, la que peor se califica es la impunidad en agresiones contra periodistas, con 10,4 de 100 puntos posibles. Además de esto, se observa que es la peor calificada con respecto a agresiones directas contra periodistas, con un puntaje de 64,6."





BOGOTÁ



"La situación de la prensa en la capital del país resulta contradictoria. Bogotá es la región que cuenta con mejor calificación en tres de las cuatro dimensiones del índice de libertad de expresión y acceso a la información del Proyecto Antonio Nariño del 2012. Sin embargo, la impunidad en agresiones contra periodistas es alarmante, con 11,8 de 100 puntos posibles.

A pesar de que en la ciudad el número de ataques contra la prensa no es tal alto como en otras regiones, el 2013 ha sido un año especialmente convulso. El primero de mayo, el jefe de la unidad investigativa de la Revista Semana fue víctima de un atentado después de una jornada de reportería. Semanas después, los periodistas Gonzalo Guillen, León Valencia y el investigador Ariel Ávila tuvieron que salir del país después de que las autoridades alertaran sobre la existencia de un plan para asesinarlos."

BOLÍVAR 



"En la región Caribe, de las cuatro dimensiones del índice de libertad de expresión y acceso a la información del Proyecto Antonio Nariño del 2012, la que peor se califica es la impunidad en agresiones contra periodistas, con 10,4 de 100 puntos posibles. Además de esto, se observa que es la peor calificada con respecto a agresiones directas contra periodistas, con un puntaje de 64,6.

En este departamento se han presentado varios casos de periodistas asesinados. Entre ellos se puede mencionar a Eduardo Estrada, quien fue asesinado por paramilitares en el año 2000; también a José Duber Tello, Denis Segundo Sánchez, Rafael Enrique Prins y Atilio Segundo Pérez."

BOYACÁ


"En este departamento, de las cuatro dimensiones del índice de libertad de expresión y acceso a la información del Proyecto Antonio Nariño del 2012, la que peor se califica es la impunidad en agresiones contra periodistas, con 10,4 de 100 puntos posibles. Curiosamente, se puede observar que es la tercera mejor calificada en agresiones directas a periodistas, con 80,6 de 100 puntos posibles."




CALDAS



"En los últimos años las agresiones contra la prensa han disminuido, en lo que va corrido del año la FLIP registró solo dos agresiones. La más reciente ocurrió en el mes de agosto, contra el medio alternativo El Turbión. Su director y otro periodista de este medio fueron retenidos de manera ilegal por parte de agentes de la SIJIN, quienes además borraron el material periodístico que tenían en sus cámaras.

Once años atrás, un hecho marcó de manera negativa un antes y un después para la prensa en el departamento. El 30 de enero de 2002, Orlando Sierra Hernández, subdirector del diario La Patria de Manizales fue baleado frente a las oficinas de su periódico y falleció dos días después. Orlando era uno de los periodistas más influyentes de la región. Escribía una columna llamada Punto de encuentro, en que analizaba en forma crítica cuestiones de interés nacional y regional, incluidos casos de corrupción."

CASANARE



"En esta región, de las cuatro dimensiones del índice de libertad de expresión y acceso a la información del Proyecto Antonio Nariño del 2012, la que peor se califica es la impunidad en agresiones contra periodistas, con 10,4 de 100 puntos posibles. Curiosamente, se puede observar que es la tercera mejor calificada en agresiones directas a periodistas, sin contar a Bogotá, con 80,6 de 100 puntos posibles."



CAUCA



"Robo y retención de material periodístico han sido los ataques contra la prensa que más se han repetido a lo largo del 2013. Igualmente la FLIP advierte sobre la evidente estigmatización que existe hacía varios medios independientes, especialmente contra los de comunicación de los indígenas, quienes han denunciado constantemente ataques contra la prensa cometidos por parte de la fuerza pública. 

La FLIP recuerda el asesinato cometido hace cuatro años, el 24 de abril de 2009, contra el periodista José Everardo Aguilar, corresponsal de la emisora Radio Súper y periodista de Bolívar Estéreo en el municipio de Patía, departamento del Cauca, al sur occidente del país."

CESAR




"Los asesinatos e Amparo Jiménez y Guzmán Quintero, ocurridos a finales de la década de los noventa definieron en buena medida el camino a seguir por parte del periodismo vallenato. Estos hechos llenaron a los periodistas de miedo y según reconocen los propios comunicadores de la región “a lo largo de los años aprendimos a movernos, sabemos qué hay que decir y qué no hay que decir”.

De las cuatro dimensiones del índice de libertad de expresión y acceso a la información del Proyecto Antonio Nariño del 2012, la que peor se califica en esta zona es la impunidad en agresiones contra periodistas, con 10,4 de 100 puntos posibles. Además de esto, se observa que es la peor calificada con respecto a agresiones directas contra periodistas, con un puntaje de 64,6."

CHOCÓ



"Los periodistas del Chocó advierten al unísono que el mayor problema de la prensa en el departamento es la autocensura. “Hay autocensura en todos los temas, especialmente sobre las actuación institucionales. Hay gente de afuera del Chocó que sabe más de lo que aquí ocurre que ellos mismos”, afirma un reportero y cuya declaración es recogida en el libro de la FLIP “País lejano y silenciado”, que aborda el tema de la autocensura en el país.

Este departamento se encuentra en la región pacífico, la peor calificada con respecto al derecho de acceso a la información pública en el índice de libertad de expresión y acceso a la información del Proyecto Antonio Nariño del 2012. De 100 puntos posibles, la región obtiene 28,8. Esto es un contraste interesante si se tiene en cuenta que es la segunda región con mejor calificación sobre agresiones directas a periodistas, sin contar a Bogotá, con un puntaje de 84,2."

CÓRDOBA 



"De las cuatro dimensiones del índice de libertad de expresión y acceso a la información del Proyecto Antonio Nariño del 2012, la que peor se califica en esta zona es la impunidad en agresiones contra periodistas, con 10,4 de 100 puntos posibles. Además de esto, se observa que es la peor calificada con respecto a agresiones directas contra periodistas, con un puntaje de 64,6.

Por amenazas, dos periodistas del departamento tuvieron que salir del país en 1999, Carlos Pulgarín y Víctor Sánchez. En el año 2006 fue asesinado el periodista Gustavo Rojas Gabalo y en 2010 Clodomiro Castilla."

CUNDINAMARCA 




"Durante el paro nacional que se vivió en el mes de agosto los periodistas de este departamento resultaron especialmente afectados y sufrieron todo tipo de agresiones: obstrucción al trabajo periodístico, detenciones ilegales, amenazas y agresiones que terminaron con un herido durante el cubrimiento. 

A pesar de esto, una buena noticia llegó el 16 de julio, cuando la Corte Suprema de Justicia absolvió al periodista Luis Agustín González por el delito de injuria. González, director del periódico Cundinamarca Democrática, había sido denunciado en 2008 por la ex congresista Leonor Serrano de Camargo, tras publicar un editorial en el que cuestionaba sus aspiraciones políticas. En la decisión de primera y segunda instancia, el periodista fue encontrado culpable y condenado a 18 meses de prisión y al pago de 17 salarios mínimos.

Con este fallo, la Corte Suprema de Justicia marca un precedente muy importante en la protección de la libertad de expresión frente al delito de injuria en Colombia. Resalta, una vez más, la importancia de este derecho para el fortalecimiento de la democracia y el control político. La decisión es de obligatorio cumplimiento para jueces y fiscales que tramiten casos de injuria contra periodistas denunciados por funcionarios públicos."

GUAVIARE



En departamentos como Amazonas, Caquetá, Vaupés  y Guanía no se registraron violaciones y en Guaviare la suma también es baja dos violaciones sin víctimas, sin embargo la FLIP nos explica que "La región Amazonía es la tercera peor calificada con respecto a impunidad contra agresiones a periodistas y es la segunda con puntaje más bajo sobre acceso a la información pública en el índice de libertad de expresión y acceso a la información del Proyecto Antonio Nariño del 2012. En la primera, de 100 puntos posibles, apenas obtiene 6,7. En la segunda, el resultado da 36,6."


HUILA



"A pesar que durante los últimos años las agresiones e intimidaciones a los medios de comunicación y periodistas han disminuido, cabe destacar un hecho altamente preocupante. A finales de junio la FLIP conoció la denuncia sobre un plan para asesinar a un veterano periodista radial de la capital. La FLIP destaca que las acciones que iniciaron las autoridades, quienes confirmaron la seriedad de la amenaza, sirvieron para atenuar el riesgo.

De las cuatro dimensiones del índice de libertad de expresión y acceso a la información del Proyecto Antonio Nariño del 2012, la que peor se califica en esta región es la impunidad en agresiones contra periodistas, con 10,4 de 100 puntos posibles."

Guajira 



"En varias ocasiones la FLIP ha mostrado su preocupación por el altísimo nivel de autocensura como el principal factor contra la liberta de prensa en el departamento. Varios reporteros han confesado que hay temas, cómo la corrupción de las administraciones locales, y los vínculos entre grupos ilegales y funcionarios públicos, de los que sencillamente no se puede hablar.

El hecho más preocupante registrado este año tiene que ver con la denuncia de tres reconocidos periodistas, quienes acusan a las autoridades departamentales de las amenazas que recibieron a mediados de 2013. La gravedad del caso supuso que los tres periodistas tuvieran que exiliarse en el extranjero. Los comunicadores se encontraban investigando la relación entre las mafias y las más altas esferas políticas del departamento."

MAGDALENA



"Varios gestos ocurridos lo largo del 2013 han dejado en evidencia una abierta confrontación entre algunos sectores de la prensa y la actual administración. Más de cinco medios de comunicación han manifestado su inconformidad por el trato desigual que reciben por parte de los funcionarios de la Alcaldía, quienes no les concedían declaraciones, ni entrevistas, generando un claro trato desigual contra este sector de la prensa. Sobre este asunto la FLIP le escribió una carta al alcalde pidiéndole rectificar esta actitud. No hubo respuesta por parte de la administración.

Meses después, un medio se convirtió en noticia por haber recortado de una fotografía la figura del alcalde de Santa Marta, quien aparecía en compañía de otros alcaldes y del presidente Juan Manuel Santos. Posteriormente el periódico dedicó un editorial sobre el asunto en el que manifestaba su postura sobre lo sucedido.

Este ambiente de polarización y confrontación perjudica enormemente la libertad de prensa y puede contribuir a que se presenten ataques contra los periodistas. "

NARIÑO



"La región Pacífica es la peor calificada con respecto al derecho de acceso a la información pública en el índice de libertad de expresión y acceso a la información del Proyecto Antonio Nariño del 2012. De 100 puntos posibles, la región obtiene 28,8. Esto es un contraste interesante si se tiene en cuenta que es la segunda región con mejor calificación sobre agresiones directas a periodistas, sin contar a Bogotá, con un puntaje de 84,2.

Desde el inicio del siglo XXI han sido asesinados dos periodistas, Marisol Revelo en el 2000 y un año después Flavio Bedoya, ambos por grupos paramilitares."


NORTE DE SANTANDER



"Las protestas sociales en la región del Catatumbo, dejaron en evidencia falta de garantías para el ejercicio periodístico en la zona. En un lapso de un mes, se presentaron siete ataques que dejaron a 10 periodistas víctimas.

Entre los hechos más preocupantes está el hecho del exceso de fuerza por parte de agentes del ESMAD, que en uno de los casos implicó graves lesiones en el ojo derecho a un periodista de un medio alternativo, en el municipio de Tibú Santander. En varios de los casos documentados por la FLIP, las agresiones sucedieron a pesar de que los periodistas portaban credenciales de prensa.

Igualmente preocupante resulta el grado de presión de parte de diferentes instituciones estatales en el ejercicio periodístico. Dos medios locales reportaron haber sido confrontados y presionados después de haber realizado publicaciones que no son del agrado de las instituciones."

PUTUMAYO



"Obstrucción al trabajo periodístico, estigmatizaciones y amenazas de muerte han sido las agresiones más importantes que se han registrado contra la prensa en este 2013. Cinco ataques que han dejado a siete periodistas víctimas, lo que supone un incremento importante con respecto al año anterior.  

Igualmente es importante destacar que esta región es la tercera peor calificada con respecto a impunidad contra agresiones a periodistas y es la segunda con puntaje más bajo sobre acceso a la información pública en el índice de libertad de expresión y acceso a la información del Proyecto Antonio Nariño del 2012. En la primera, de 100 puntos posibles, apenas obtiene 6,7. En la segunda, el resultado da 36,6."

QUINDÍO


"Las cuatro agresiones que ha reportado la FLIP en este departamento durante el 2013 se produjeron en la capital. El hecho más preocupante ocurrió el pasado 15 de agosto, cuando un sargento de la Policía agredió físicamente a un periodista del periódico “El Extra”. Después del cubrimiento de un festival de Rock el periodista regresaba a su redacción, cuando fue testigo, junto a su camarógrafo, de cómo dos policías golpeaban a un muchacho después de requisarlo.

El agresor se percató de que el periodista le estaba tomando fotos y lo tomó por el cuello de la camisa, le quitó la cámara, y le dobló el dedo. A pesar de que el periodista se identificó como tal, el sargento apretó más la mano, hasta fracturarle el dedo. Al conocer esta agresión la Policía Departamental inició las investigaciones internas."

RISARALDA


"De las cuatro dimensiones del índice de libertad de expresión y acceso a la información del Proyecto Antonio Nariño del 2012, la que peor se califica en esta región es la de impunidad en agresiones contra periodistas, con 10,4 de 100 puntos posibles. Curiosamente, se puede observar que es la tercera mejor calificada en agresiones directas a periodistas, con 80,6 de 100 puntos posibles."







SANTANDER



"De las cuatro dimensiones del índice de libertad de expresión y acceso a la información del Proyecto Antonio Nariño del 2012, la que peor se califica en esta región es la de impunidad en agresiones contra periodistas, con 10,4 de 100 puntos posibles. Curiosamente, se puede observar que es la tercera mejor calificada en agresiones directas a periodistas, con 80,6 de 100 puntos posibles.

La presencia de grupos al margen de la ley en el departamento ha sido el principal factor de riesgo. En 2001 fue asesinado, a manos de las FARC, el periodista Édgar Tavera, y en 2003 la víctima fue José Emeterio Rivas, este último a manos de los paramilitares."

SUCRE



"Sucre es uno de los departamentos que más violaciones ha registrado durante el 2013. Amenazas y obstrucciones al trabajo periodístico son las más frecuentes.

Igualmente preocupante resulta la falta de avances en la investigación del asesinato de Guillermo Quiroz. El periodista murió el 27 de noviembre de 2012 en el hospital María Reina de Sincelejo, Sucre. Siete días después de haber ingresado en la sala de urgencias del Centro Asistencial de Corozal, a escasos 30 kilómetros de Sincelejo, tras haber caído de un carro de la Policía. Un año después aún falta por esclarecer varios interrogantes: ¿Qué fue lo que provocó la caída de Guillermo del carro policial? ¿Se cayó o lo botaron? ¿Por qué únicamente se le pidieron los papeles de la moto a Quiroz cuándo había decenas mal estacionadas en el mismo lugar? "

TOLIMA



"De las cuatro dimensiones del índice de libertad de expresión y acceso a la información del Proyecto Antonio Nariño del 2012, la que peor se califica en esta región es la de impunidad en agresiones contra periodistas, con 10,4 de 100 puntos posibles. Curiosamente, se puede observar que es la tercera mejor calificada en agresiones directas a periodistas, con 80,6 de 100 puntos posibles.

En 2001 los grupos al margen de la ley arremetieron contra los periodistas del departamento. Las FARC asesinaron al periodista Pablo Emilio Parra y los paramilitares a Arquímedes Arias Henao."


VALLE DEL CAUCA



"El sábado, 28 de septiembre, sobre las 8:00 am. José Darío Arenas, único voceador de prensa del diario "EXTRA del Quindío" en el municipio de Caicedonia, comenzaba su jornada laboral. Ése día la noticia principal tenía que ver con presuntas irregularidades en la cárcel de Caicedonia por parte del funcionarios del INPEC. Instantes después, y tras vender unos pocos ejemplares, Arenas fue abordado por sicarios que lo asesinaron.  

Este homicidio y la posterior amenaza a una de las fuentes que participaron en la elaboración de este artículo reportan una alta preocupación frente a la seguridad de los reporteros que elaboraron este reportaje."

San Andrés  por sus condiciones socio económicas no se presentaron agresiones a la libertad de prensa pero el acceso a la información de deficiente. En Vichada tampoco hubo violaciones a la libertad de prensa aunque está muy mal calificada en agresiones directas contra periodistas y acceso a la información.

En San Andrés, Vichada y Meta no se presentaron agresiones aunque están mal calificados  en agresiones directas a la libertad de prensa, en acceso a la información y auto censura. Este último elemento me resulta preocupante pues es un factor que se está generalizando con fuerza en Colombia. Callar, omitir o dejar de investigar es negar la tarea que elegimos, desinformar es transformarnos en victimarios, dejar de luchar por la verdad y la paz es morirnos en vida.




























Comentarios

Entradas populares de este blog

Santrich, el derecho, la política, la moral

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Recuerdo que hace muchos años, antes de mi ingreso a la guerrilla, en una entrevista radial de Yamid Amat a Jaime Pardo Leal, por entonces presidente de la Unión Patriótica, el avezado periodista quiso introducir a su entrevistado en un asunto espinoso. Hablaban del tratamiento que debían recibir ciertos delincuentes, a lo que el doctor Pardo respondía con criterios sociológicos, invitando a su interlocutor a considerar la serie de factores paralelos al delito.

Tal y como es habitual en los grandes hombres de la prensa cuando interrogan a un dirigente de izquierda, el periodista quiso interpretar las palabras del exmagistrado y catedrático de Derecho Penal en la Universidad Nacional, como un intento de defender a los delincuentes, y mostrarlo a él como simpatizante con la comisión de esos delitos. Jaime Pardo lo cortó en seco con una afirmación, Usted no sabe de derecho penal, Yamid, no diga disparates.
La anécdota viene a cuento con ocasi…

La alegre moda, asesinar exguerrilleros y líderes

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Apenas a mitad de semana, se conocieron diversas noticias relacionadas con muerte de reincorporados de las Farc. La más reciente, la denuncia de la Asociación Campesina Semillas de Paz de la Macarena, Meta, según la cual el Ejército Nacional quitó la vida al exguerrillero Carlos Miranda, de 30 años de edad.
No es posible evitar asociar este hecho, con la muerte de Dimar Torres en el Catatumbo, también a manos de tropas en servicio. Ya el general Jairo Alejandro Fuentes, comandante de la Fuerza de Tarea Omega, explicó que se trató de la reacción de los soldados ante la agresión con arma de fuego que se les hizo desde una motocicleta.
Según la versión oficial, los militares adelantaban una operación contra Álvaro Boyaco, jefe de uno de esos grupos armados residuales que se hacen llamar Farc en la zona rural del Meta. En algún momento fueron atacados desde el vehículo por uno de sus ocupantes, lo que desencadenó su reacción. El muerto fue el …

Colombia puede ser ejemplo en sustitución de cultivos: Pablo Catatumbo

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Pablo Catatumbo

“Atacar los cultivos de uso ilícito como si ahí radicara el problema no es la solución”, afirma el senador por el partido Farc
Todo parece indicar que el bienestar del país y la ciudadanía no están en la agenda del actual gobierno. Así lo demostró nuevamente Iván Duque cuando anunció que reanudará la aspersión aérea con glifosato para acabar con el llamado “narcotráfico”, lo cual como se ha visto, es una falacia. El glifosato no acabará con el “narcotráfico”.

La realidad de esta política es que no golpea la industria multinacional de las drogas ilícitas, ni en su comercialización ni en su producción, ya que no se ataca ni controla la venta de precursores químicos que son los que hacen posible la transformación de la hoja de coca en clorhidrato de cocaína, tampoco el lavado de activos.
Pero, lo que sí ataca es a las comunidades campesinas cocaleras que han sido abocadas por medio del despojo de sus tierras, el terror paramilitar y el aband…