Ir al contenido principal

« Nada nuevo »


Análisis
Tomado de Cambio Total
Por Allende La Paz



Esa expresión, lanzada por el cavernario « Ordónese de la risa », es la más absoluta muestra de cómo maneja la oligarquía –y Ordóñese no es oligarca, sino un clase media-, la cuestión del poder. Y la muestra desvergonzada como ésto se da.

Porque una reivindicación sea « vieja » no significa que la hayan satisfecho. No. Lo que está en el tintero es que precisamente porque no la han satisfecho es que se convierte en una reivindicación que está entre las reivindicaciones revolucionarias que exige el pueblo. Que en Colombia los oligarcas –y con ellos sus « mandaderos » serviles trogloditas- hayan retrasado la satisfacción de la inclusión –o su contrario- en la vida política de los colombianos pobres es palpable muestra de la razón de ser del nacimiento y persistencia de las guerrillas en la vida nacional.

Los campesinos, los indígenas, los obreros, los estudiantes, las mujeres, han sufrido la exclusión de la vida nacional, no sólo política, y las FARC-EP, como organización revolucionaria de pueblo en armas, ha luchado durante más de 50 años porque los colombianos pobres sean incluídos en la vida nacional, al tiempo que defienden el derecho a la vida. 

Más bien debería darles vergüenza que después de 50 años las FARC-EP esté peleando con las armas en la mano por incluir al pueblo en la vida nacional, contra todas los políticas y planes militares diseñados por el imperio y aplicado gustosamente por la oligarquía usurpadora del poder. Igual debería darles vergüenza que hoy, en pleno Siglo 21, los colombianos estén padeciendo de carencia de agua potable y adecuados servicios públicos, que todavía 2,5 millones de familias carezcan de vivienda, que la mortalidad infantil en menores de 5 años esté en el 17,5 por mil, , que la mortalidad materna esté por los cielos, que las personas se mueran en los « paseos de la muerte » porque no encuentran en dónde los atiendan, y que aún hoy el gobierno llame a los mismos que se han robado la salud para que hagan una « Reforma de la Salud », diseñada especialmente para ellos ya que la « Salud MIA » les entregará nada más ni nada menos que la bococa de 40 billones de pesos para que los « administren ».

El procuradorcito Ordóñese debería es estar preocupado porque los funcionarios estatales cumplan con su deber y no tapándoles los delitos a los seguidores del narco-paramilitar ex presidente Uribhitler, a quienes si acaso toca lo hace con « guantes de seda ». Tranquilo, pueblo, que « a todo marrano gordo –y Ordóñese lo está- le llega su San Martín », y ese día habrá fiesta con lechona incluída.

Mas si Ordóñese es incapaz porque sus luces ideológicas lo llevan hacia atrás a la edad de las cavernas, el narco-paramilitar ex presidente Uribhitler es muestra de la más aborrecible forma de politiquería. Un « politiquero » debería saber que no puede estar atacando en su gobierno las conversaciones de paz con las guerrillas –y en esas andaba desesperado por mostrar alguito-, y ahora porque el « otro » lo haga, entonces la ataca porque lo que «si no lo hago yo, no queda bien », muestra irrefutable del mesianismo narco-mafioso de ciertos personajes de la « vida nacional ». Mas cuando yo tengo la oportunidad de hacerlo no lo hago porque lo importante es reformar un « articulito » de la Constitución para re-elegirse –con cohecho incluído-, además de tratar de salvar a sus « congresistas » que resultaron presos por su participación en la narco-para-política uribista.

Es tal su incapacidad que no ven que, al contrario de lo que ellos creen, es que en vez de sumar, restan, y eso se los demostrarán las próximas elecciones, única forma oligárquica –junto a las famosas « encuestas »- de « participación política ». El narco-paramilitar ex presidente sabrá lo que es « morder el polvo de la derrota » porque ni siquiera alcanzará a elegir el 35% de los congresistas que fueron « elegidos » por los capos narco-paramilitares en su mejor momento, y por mucha plata narcotraficante que le metan a las elecciones y amenacen a todo el mundo, el pueblo sabe que ese individuo está más que derrotado. 

Ahí quedará patentizado que la extrema derecha –y todas sus excrecencias- no tiene cabida en la vida nacional porque no tienen nada nuevo que plantear. Ya ha sido suficientemente demostrado con la derrota de Landazábal y después con Bedoya, quienes ni siquiera alcanzaron un mínimo para tener figuración nacional.

« Nada nuevo », todo viejo, por ello todo por hacer, todo revolucionario.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué el excomandante Andrés París ataca tan duro a Timochenko?

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Extraña regla quieren imponer los críticos acerbos del partido FARC. Sobre todo los que pertenecieron a sus filas alguna vez. Ellos pueden atacar el partido y su dirección, de manera abierta, cruda, incluso infame, recurriendo a las elaboraciones y argumentos más bajos. Se abrogan ese derecho que consideran inalienable, recurriendo a todos los espacios mediáticos y difundiendo por las redes al máximo sus infundios. Pero nadie puede responderles nada.
Si lo hace, está incurriendo en estigmatización, los sindica de disidentes, les confiere trato de enemigos. Cuanto se refiera a su labor corrosiva hace parte de inquinas y manipulaciones. Simplemente corrobora el espíritu antidemocrático y dictatorial que reina en el partido y sus dirigentes. Así que tienen la sartén por el mango, nadie puede contradecir sus dichos ni hacer claridad alguna sobre sus posiciones. Son la verdad revelada e incontrovertible.
A riesgo de convertirme de nuevo en blan…

En defensa del Partido de la Rosa

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Si algún documento histórico ha sido objeto de malas interpretaciones y consejas, ha sido precisamente el Acuerdo para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, conocido también como Acuerdo o Acuerdos de La Habana. Intereses de uno y otro lado se han empeñado en difamar de él, considerándolo por una parte como la consumación de la traición a la revolución, y por otra, como la consagración del comunismo en Colombia.
Desde los dos extremos del espectro político se han empeñado en impedir que el Acuerdo de Paz con las FARC tenga un desarrollo tranquilo. Teorías como la de que los revolucionarios no deben entregar las armas jamás, cumplen idéntico papel a aquellas que sostienen que el país le fue entregado a las FARC y por ende al castrochavismo. El resultado práctico de la acción de unos y otros es similar, impedir el paso a una Colombia diferente y en paz.
Que la derecha ultramontana calumnie el pacto de …

La extraña ciencia del profesor Carlos Medina Gallego

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

No suelo escribir sobre temas personales pues siempre he considerado este espacio como una oportunidad para exponer ideas. Si acaso algún asunto que toque una fibra íntima pueda haber provocado una columna en ese mismo tono, pero en líneas generales me he dedicado a opinar, consciente de que puede gustarle a mucha gente o no, apelando a la capacidad del público lector, quien en últimas define el curso de su pensamiento.
Esta primera columna de 2020, sin embargo, quiero dedicarla a un asunto que toca directamente conmigo. Y lo voy a soltar así, sin vueltas. Una amiga ofendida me envió el tuit que sobre mí publicó el profesor Carlos Medina Gallego, el cual normalmente debía ignorar, pues uno se acostumbra a las diatribas, las calumnias y las agresiones de los contradictores políticos. No sabía que el profesor de la Universidad Nacional lo fuera, al menos en ese extremo.
El tuit, de la cuenta oficial del profesor Medina, afirma: GABRIEL ANGEL…