Ir al contenido principal

Repudio por amenazas a educadores de Ituango Antioquia que defienden los derechos humanos




Imágenes integradas 1
Las denuncias de la Fuerza Pública crecen en los municipios impactados por Hidroituango y así mismo crecen las amenazas
El Movimiento de Afectados por Represas y en Defensa de los Territorios Ríos Vivos expresa su repudio ante las amenazas que el día 15 de octubre de 2013 recibieron siete (7) educadores de Ituango, uno de los 12 municipios impactados por el Megaproyecto Hidroituango.
La educación en Antioquia está en crisis. La situación de los docentes en Ituango y en toda la zona de influencia de Hidroituango es crítica, el Ministerio de Educación, así como la Secretaria de Educación departamental, y el Ministerio del Interior no ha tomado las medidas pertinentes para que la comunidad educativa tenga las medidas de protección a las que está obligado el Estado. Ya han sido múltiples las amenazas que han recibido docentes en la zona, en Ituango ya se habían desplazado hace poco otros docentes por las mismas circunstancias.
Hay que recordar que los docentes amenazados lideraron (entre otros actores sociales) la primera gran marcha que se vivió en Ituango por los impactos del megaproyecto más grande del país Hidroituango en el año 2010, además en el año 2012 y 2013 realizaron fuertes denuncias por la ocupación de bienes destinados a la educación por el Ejército Nacional y de la infracción al principio de distinción con los niños, niñas y adolescentes cometidas por la Policía Nacional. Han participado de diferentes iniciativas sociales y comunitarias en defensa de los Derechos Humanos y principalmente el Derecho a la Educación, por tal razón son Defensores y Defensoras de Derechos Humanos que requieren la actuación prioritaria de las instituciones para su protección.
En las Seis escuelas del municipio de Briceño se encuentran en situación crítica por el temor a los enfrentamientos armados en la zona, por las minas antipersonales en sus alrededores y por las infracciones al DIH.
El gobierno departamental desconoce en sus actuaciones las dinámicas de la ruralidad, el 80% de la infraestructura educativa en el departamento requiere atención, es muy escasa la conectividad y se vio reducida en el último periodo de gobierno. La Secretaría de Educación Departamental no tiene respuestas claras para la situación de inseguridad y los requerimientos de garantías para las comunidades educativas en las zonas de conflicto.
Las y los integrantes del Movimiento Ríos Vivos Antioquia exigimos:
1.    A la justicia colombiana investigar y judicializar a los autores intelectuales y materiales de estos hechos lo más pronto posible.
2.    A la Unidad Nacional de Protección brindar  medidas de carácter urgente a todos y cada uno de los docentes amenazados que les permitan continuar con su labor docente y en defensa de los Derechos Humanos.
3.    Al Ministerio del Interior analizar las condiciones de seguridad de las comunidades educativas rurales de cada uno de los municipios de la zona de influencia de Hidroituango y tomar medidas para garantizar el derecho a la vida e integridad física y emocional de las comunidades educativas
4.    Al gobierno departamental tomar acciones inmediatas para que las reivindicaciones de las y los educadores que como defensores han liderado, no sean opacadas por estas viles acciones y por el contrario se concreten lo más pronto posible.   
¡Ríos para la vida, no para la muerte!

Comentarios

Entradas populares de este blog

La guerra y la paz, el petróleo y el fracking

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


Todos los días vivimos el pulso permanente entre la guerra y la paz. De pronto pasan a primer plano las maniobras militares ordenadas por el presidente Nicolás Maduro en la frontera, y las furiosas reacciones del lado colombiano, que neciamente fanfarronean en torno al inmediato apoyo que recibirían del gobierno de Trump, en caso de cualquier ataque militar.


Retumba el coro acusador contra la revolución bolivariana. Los medios despliegan incontables declaraciones en torno a la presencia de guerrillas en el vecino país, con pleno apoyo del gobierno venezolano, al tiempo que la Cancillería colombiana anuncia acciones inmediatas de denuncia ante la OEA y la ONU, con la presumible intención de conseguir el respaldo externo, a objeto de legitimar las agresiones encaminadas a derrocar al chavismo.



La cordura parecía apabullada ante la avalancha de irracionalidad guerrerista. Hasta que surge una lucecita que permite ver las cosas de otro modo. La…

Cuando Márquez y Santrich no creían en la negociación de Santos

Crónica Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


En el mes de agosto de 2012 se celebró en la isla de La Orchila, con la autorización del gobierno colombiano y la colaboración del Presidente Chávez, una reunión de mandos de las FARC-EP convocada con un propósito definido, decidir si se aprobaba el Acuerdo de la Comisión Exploratoria que establecía la agenda de diálogos de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos. En caso positivo, designar la comisión que se encargaría de los diálogos.


Acudí a ella acompañando al camarada Timoleón Jiménez, quien generosamente me incluyó entre los participantes. En realidad había una representación parcial de los mandos de los bloques. Asistir a dicha reunión implicaba trasladarse en absoluto secreto hasta Venezuela, lo cual sólo resultaba posible a los mandos del Bloque Oriental, el Magdalena Medio y el Caribe o Martín Caballero cercanos a la frontera.



El gobierno colombiano había sido reiterativo en extremo, en la necesidad de la confidencialidad absolu…

El Ejército colombiano estaría reclutando jóvenes y niños indígenas

Comunicado Tomado de Prensa Rural Por ONIC

El día 3 de septiembre del 2018 fueron entregados dos menores de edad, indígenas, por parte de la guerrilla del ELN a la comisión conformada por la iglesia, la Defensoría del Pueblo, el delegado para los derechos humanos y el gestor de paz del departamento de Arauca; inmediatamente fueron puesto a disposición del ICBF en la sede central, ubicada en el municipio de Saravena, entidad que decidió entregarlos y devolverlos a las autoridades y comunidad del pueblo U’wa mediante acta correspondiente.
Los menores de edad (cuyos nombres nos reservamos) fueron sometidos o constreñidos a apoyar las actividades de inteligencia e información para el Ejército colombiano, actividad que realizaban aproximadamente un año y a quienes se les había prometido pagarles una remuneración mensual con el objetivo de entregar información sobre los movimientos de la guerrilla.
Con fundamento en el anterior hecho preguntamos a las autoridades nacionales para que respondan si…