Ir al contenido principal

La comunidad internacional debe actuar para proteger a los indígenas colombianos de violencias y asesinatos


Tomado de Rebelión 
Por Oidhaco


El 9 de agosto se celebró el Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo. En Colombia, los indígenas no tienen mucho que celebrar. Según la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), entre 2009 y 2012, 438 indígenas fueron asesinados y más de 22.000 desplazados. Entre enero y julio de 2013, 23 fueron asesinados y 1.506 desplazadas. Informa también que 66 pueblos originarios están a punto de desaparecer, algunos con población menor a los 500 habitantes, 18 con menos de 200 y 10 conformados por menos de 100 individuos.
Con ocasión del Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo, el pasado 9 de agosto, la Alta Representante de la UE para asuntos exteriores, Catherine Ashton, manifestó que “siempre que resulta relevante la UE menciona los derechos de los pueblos indígenas en sus diálogos políticos con países terceros y organizaciones regionales, y en foro multilaterales como las Naciones Unidas”. Sin embargo, en el TLC entre la UE y Colombia no se tuvieron en cuenta los derechos de los pueblos indígenas, y su entrada en vigor a partir de este 1 de agosto, podría agravar todavía más su situación. El TLC fue promovido y aprobado por la UE a pesar de las múltiples advertencias frente a este riesgo. Y la UE no ha sido firme en sus declaraciones públicas sobre este tema en sus relaciones con Colombia.

La ONIC, ha denunciado que los pueblos indígenas son “víctimas de un genocidio que está forzando al exterminio físico y cultural”. Señala que “la situación de violencia y exterminio tiende a intensificarse a través de homicidios, desapariciones forzadas, desplazamientos y reclutamientos forzados, violencia sexual, amenazas y, demás delitos que generan afectaciones colectivas e individuales que perjudican de forma profunda a los 102 Pueblos Indígenas que existen en el país”.

Tan sólo el 2% de la población colombiana es indígena, sin embargo representa el 7% de desplazados internos, según Codhes. Cifras del PNUD ponen de manifiesto que el 70% de los niños indígenas colombianos sufre desnutrición crónica, y el 63% de la población indígena vive por debajo de la línea de pobreza [i] . Ello a pesar de la riqueza de sus territorios en recursos naturales. Desde la ONIC advierten de que existen 66 pueblos originarios a punto de desaparecer, algunos con población menor a los 500 habitantes, 18 con menos de 200 y 10 conformados apenas por 100 individuos.

Esta situación se presenta por la guerra que, paramilitares, guerrilla y fuerza pública libran en sus territorios. También como consecuencia de la explotación de las industrias extractivas y la puesta en marcha de megaproyectos que ponen en peligro sus fuentes de vida. En su informe anual presentado en abril de 2013, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) señaló que “las decisiones relativas a la utilización y explotación de los recursos naturales suelen tomarse sin respetar el derecho a la consulta previa, sin el respeto debido a las autoridades y procedimientos tradicionales, y sin ajustarse tampoco al contexto cultural específico”. Recordó que “en el caso de los grupos en riesgo de extinción, el derecho a la consulta previa constituye no solo un derecho a la participación, sino también un mecanismo de veto para garantizar su supervivencia”.

Oidhaco solicita a la UE, a Noruega y Suiza, así como a la comunidad internacional, que pongan sus focos en los indígenas colombianos para protegerlos del exterminio y que exijan al Gobierno colombiano el respeto del Convenio 169 de la OIT y de la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, y la adopción de medidas urgentes para protegerlos. “La vulnerabilidad extrema en que se encuentran las 102 etnias colombianas, exige de la comunidad internacional un paso firme para evitar su desaparición”, advierte Vicente Vallies, portavoz de esta red europea de 35 organizaciones con sede en Bruselas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La alegre moda, asesinar exguerrilleros y líderes

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Apenas a mitad de semana, se conocieron diversas noticias relacionadas con muerte de reincorporados de las Farc. La más reciente, la denuncia de la Asociación Campesina Semillas de Paz de la Macarena, Meta, según la cual el Ejército Nacional quitó la vida al exguerrillero Carlos Miranda, de 30 años de edad.
No es posible evitar asociar este hecho, con la muerte de Dimar Torres en el Catatumbo, también a manos de tropas en servicio. Ya el general Jairo Alejandro Fuentes, comandante de la Fuerza de Tarea Omega, explicó que se trató de la reacción de los soldados ante la agresión con arma de fuego que se les hizo desde una motocicleta.
Según la versión oficial, los militares adelantaban una operación contra Álvaro Boyaco, jefe de uno de esos grupos armados residuales que se hacen llamar Farc en la zona rural del Meta. En algún momento fueron atacados desde el vehículo por uno de sus ocupantes, lo que desencadenó su reacción. El muerto fue el …

Colombia puede ser ejemplo en sustitución de cultivos: Pablo Catatumbo

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Pablo Catatumbo

“Atacar los cultivos de uso ilícito como si ahí radicara el problema no es la solución”, afirma el senador por el partido Farc
Todo parece indicar que el bienestar del país y la ciudadanía no están en la agenda del actual gobierno. Así lo demostró nuevamente Iván Duque cuando anunció que reanudará la aspersión aérea con glifosato para acabar con el llamado “narcotráfico”, lo cual como se ha visto, es una falacia. El glifosato no acabará con el “narcotráfico”.

La realidad de esta política es que no golpea la industria multinacional de las drogas ilícitas, ni en su comercialización ni en su producción, ya que no se ataca ni controla la venta de precursores químicos que son los que hacen posible la transformación de la hoja de coca en clorhidrato de cocaína, tampoco el lavado de activos.
Pero, lo que sí ataca es a las comunidades campesinas cocaleras que han sido abocadas por medio del despojo de sus tierras, el terror paramilitar y el aband…

Cualquier cosa puede pasar allí, es cierto

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


Durante cuatro años permanecí en la región del Catatumbo, luego de que los mandos superiores de las Farc resolvieran que mi estadía en el Bloque Oriental llegaba a su fin. A poco de llegar a esa región, fui informado de que existían aproximaciones con el gobierno de Juan Manuel Santos para entablar conversaciones de paz. Por mi cercanía con Timo, a cuyo lado debía trabajar, me fui enterando de los pormenores del proceso a medida que avanzaba.

Hasta que terminamos juntos en La Habana, donde desde la casa que habitábamos por la amable hospitalidad de los cubanos, él asumió la dirección directa de las conversaciones, discutiendo diariamente y consensuando con el resto del Secretariado Nacional de la organización, cada uno de los puntos que se abordaban en la Mesa de Conversaciones. Aunque Cuba es bella y cálida, no dejé de extrañar el clima y el paisaje catatumberos.
En estos días volví al Norte de Santander con ocasión de una entrevista. El …