Ir al contenido principal

La comunidad internacional debe actuar para proteger a los indígenas colombianos de violencias y asesinatos


Tomado de Rebelión 
Por Oidhaco


El 9 de agosto se celebró el Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo. En Colombia, los indígenas no tienen mucho que celebrar. Según la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), entre 2009 y 2012, 438 indígenas fueron asesinados y más de 22.000 desplazados. Entre enero y julio de 2013, 23 fueron asesinados y 1.506 desplazadas. Informa también que 66 pueblos originarios están a punto de desaparecer, algunos con población menor a los 500 habitantes, 18 con menos de 200 y 10 conformados por menos de 100 individuos.
Con ocasión del Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo, el pasado 9 de agosto, la Alta Representante de la UE para asuntos exteriores, Catherine Ashton, manifestó que “siempre que resulta relevante la UE menciona los derechos de los pueblos indígenas en sus diálogos políticos con países terceros y organizaciones regionales, y en foro multilaterales como las Naciones Unidas”. Sin embargo, en el TLC entre la UE y Colombia no se tuvieron en cuenta los derechos de los pueblos indígenas, y su entrada en vigor a partir de este 1 de agosto, podría agravar todavía más su situación. El TLC fue promovido y aprobado por la UE a pesar de las múltiples advertencias frente a este riesgo. Y la UE no ha sido firme en sus declaraciones públicas sobre este tema en sus relaciones con Colombia.

La ONIC, ha denunciado que los pueblos indígenas son “víctimas de un genocidio que está forzando al exterminio físico y cultural”. Señala que “la situación de violencia y exterminio tiende a intensificarse a través de homicidios, desapariciones forzadas, desplazamientos y reclutamientos forzados, violencia sexual, amenazas y, demás delitos que generan afectaciones colectivas e individuales que perjudican de forma profunda a los 102 Pueblos Indígenas que existen en el país”.

Tan sólo el 2% de la población colombiana es indígena, sin embargo representa el 7% de desplazados internos, según Codhes. Cifras del PNUD ponen de manifiesto que el 70% de los niños indígenas colombianos sufre desnutrición crónica, y el 63% de la población indígena vive por debajo de la línea de pobreza [i] . Ello a pesar de la riqueza de sus territorios en recursos naturales. Desde la ONIC advierten de que existen 66 pueblos originarios a punto de desaparecer, algunos con población menor a los 500 habitantes, 18 con menos de 200 y 10 conformados apenas por 100 individuos.

Esta situación se presenta por la guerra que, paramilitares, guerrilla y fuerza pública libran en sus territorios. También como consecuencia de la explotación de las industrias extractivas y la puesta en marcha de megaproyectos que ponen en peligro sus fuentes de vida. En su informe anual presentado en abril de 2013, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) señaló que “las decisiones relativas a la utilización y explotación de los recursos naturales suelen tomarse sin respetar el derecho a la consulta previa, sin el respeto debido a las autoridades y procedimientos tradicionales, y sin ajustarse tampoco al contexto cultural específico”. Recordó que “en el caso de los grupos en riesgo de extinción, el derecho a la consulta previa constituye no solo un derecho a la participación, sino también un mecanismo de veto para garantizar su supervivencia”.

Oidhaco solicita a la UE, a Noruega y Suiza, así como a la comunidad internacional, que pongan sus focos en los indígenas colombianos para protegerlos del exterminio y que exijan al Gobierno colombiano el respeto del Convenio 169 de la OIT y de la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, y la adopción de medidas urgentes para protegerlos. “La vulnerabilidad extrema en que se encuentran las 102 etnias colombianas, exige de la comunidad internacional un paso firme para evitar su desaparición”, advierte Vicente Vallies, portavoz de esta red europea de 35 organizaciones con sede en Bruselas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La guerra y la paz, el petróleo y el fracking

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


Todos los días vivimos el pulso permanente entre la guerra y la paz. De pronto pasan a primer plano las maniobras militares ordenadas por el presidente Nicolás Maduro en la frontera, y las furiosas reacciones del lado colombiano, que neciamente fanfarronean en torno al inmediato apoyo que recibirían del gobierno de Trump, en caso de cualquier ataque militar.


Retumba el coro acusador contra la revolución bolivariana. Los medios despliegan incontables declaraciones en torno a la presencia de guerrillas en el vecino país, con pleno apoyo del gobierno venezolano, al tiempo que la Cancillería colombiana anuncia acciones inmediatas de denuncia ante la OEA y la ONU, con la presumible intención de conseguir el respaldo externo, a objeto de legitimar las agresiones encaminadas a derrocar al chavismo.



La cordura parecía apabullada ante la avalancha de irracionalidad guerrerista. Hasta que surge una lucecita que permite ver las cosas de otro modo. La…

Cuando Márquez y Santrich no creían en la negociación de Santos

Crónica Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


En el mes de agosto de 2012 se celebró en la isla de La Orchila, con la autorización del gobierno colombiano y la colaboración del Presidente Chávez, una reunión de mandos de las FARC-EP convocada con un propósito definido, decidir si se aprobaba el Acuerdo de la Comisión Exploratoria que establecía la agenda de diálogos de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos. En caso positivo, designar la comisión que se encargaría de los diálogos.


Acudí a ella acompañando al camarada Timoleón Jiménez, quien generosamente me incluyó entre los participantes. En realidad había una representación parcial de los mandos de los bloques. Asistir a dicha reunión implicaba trasladarse en absoluto secreto hasta Venezuela, lo cual sólo resultaba posible a los mandos del Bloque Oriental, el Magdalena Medio y el Caribe o Martín Caballero cercanos a la frontera.



El gobierno colombiano había sido reiterativo en extremo, en la necesidad de la confidencialidad absolu…

El Ejército colombiano estaría reclutando jóvenes y niños indígenas

Comunicado Tomado de Prensa Rural Por ONIC

El día 3 de septiembre del 2018 fueron entregados dos menores de edad, indígenas, por parte de la guerrilla del ELN a la comisión conformada por la iglesia, la Defensoría del Pueblo, el delegado para los derechos humanos y el gestor de paz del departamento de Arauca; inmediatamente fueron puesto a disposición del ICBF en la sede central, ubicada en el municipio de Saravena, entidad que decidió entregarlos y devolverlos a las autoridades y comunidad del pueblo U’wa mediante acta correspondiente.
Los menores de edad (cuyos nombres nos reservamos) fueron sometidos o constreñidos a apoyar las actividades de inteligencia e información para el Ejército colombiano, actividad que realizaban aproximadamente un año y a quienes se les había prometido pagarles una remuneración mensual con el objetivo de entregar información sobre los movimientos de la guerrilla.
Con fundamento en el anterior hecho preguntamos a las autoridades nacionales para que respondan si…