Ir al contenido principal

“LA FALTA DE GARANTÍAS PARA LA DEFENSA Y PROMOCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS QUE REALIZAN LOS Y LAS LÍDERES DE LA ASOCIACIÓN CAMPESINA DEL CATATUMBO - ASCAMCAT Y CESAR JEREZ LIDER DE LA ASOCIACIÓN DEL VALLE DEL RÍO CIMITARRA – ACVC EN LA EXIGIBILIDAD DEL CUMPLIMIENTO DE LA LEY 160 DE 1994”

LA COORDINACIÓN COLOMBIA EUROPA ESTADOS UNIDOS – NODO NORORIENTAL

MANIFIESTA A LA OPINIÓN PÚBLICA & A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL: 

“LA FALTA DE GARANTÍAS PARA LA DEFENSA Y PROMOCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS QUE REALIZAN LOS Y LAS LÍDERES DE LA ASOCIACIÓN CAMPESINA DEL CATATUMBO - ASCAMCAT Y CESAR JEREZ LIDER DE LA ASOCIACIÓN DEL VALLE DEL RÍO CIMITARRA – ACVC  EN LA EXIGIBILIDAD DEL CUMPLIMIENTO DE LA LEY 160 DE 1994”



1)     Las Organizaciones sociales y ONG´s que hacen parte del Nodo Nororiental de la CCEEU, denunciamos los ataques sistemáticos que han sufrido los Defensores y las Defensoras de Derechos Humanos líderes de la Asociación Campesina del Catatumbo ASCAMCAT y los campesinos víctimas de la región del Catatumbo, que en ejercicio de su legitimo derecho fundamental a la manifestación y a la protesta social , se han concentrado en el municipio de Tibú desde el 10 de Junio de 2013, reclamando al estado Colombiano el cumplimiento de la Constitución nacional , la ley 160 de 1994 y los acuerdos pactados con el Gobierno nacional desde el 2009 en el marco de la Mesa de Interlocución y Acuerdo MIA, acuerdos que tienen que ver básicamente con: la Constitución e implementación de la zona de Reserva Campesina en el Catatumbo, la suspensión de las erradicaciones de cultivos de uso ilícito inconsultas, y sin garantías viables de restitución, la no implementación de la Zona de Consolidación del Catatumbo y la superación de la grave crisis humanitaria que se vive en la región del Catatumbo.

2)     Exigimos al Gobierno Nacional que respete y garantice los derechos fundamentales de los líderes y lideresas de ASCAMCAT y de los manifestantes del Catatumbo, que paren las estigmatizaciones, persecuciones y señalamientos que se ha realizado desde el Gobierno Nacional (Ministerio de Defensa, Policía nacional, Ministerio del Interior y Ministerio de Agricultura) con el objeto de  deslegitimarla la labor de los Defensores y Defensoras de Derechos Humanos, como  Cesar Jerez (Asociación ACVC) y los Directivos de la Asociación Campesina del Catatumbo ASCAMCAT, voceros en la Mesa de Interlocución y Acuerdo.

3)     Rechazamos las declaraciones del Ministro del Interior, del Ministro de Defensa, del Director de la Policía nacional y demás integrantes del Gobierno Nacional, quienes desconocen el Mandato de la Oficina de Naciones Unidas para los derechos humanos, indicando que sus pronunciamientos son “Temerarios, Irresponsables e Improcedentes”, cuestionando su mandato como observador y colaborador  en Colombia en tema de Derechos Humanos.  Respaldamos  totalmente la labor de la Oficina OACNHUD, y las declaraciones que realizó sobre la misión de observación realizada en Tibú y Ocaña, en donde constató “que en las protestas campesinas hubo disparos con fúsiles de alta velocidad, usualmente de dotación de la fuerza pública, y por lo tanto, indicaría el uso excesivo de la fuerza en contra de los manifestantes, lo que habría provocado la muerte de cuatro campesinos, los señores: Leonel Jácome, Édinson Franco, Diomar Humberto Angarita y Hermides Palacios.”

4)     El ejercicio legal y legítimo de la protesta social en favor de la defensa de los derechos Humanos, como la que adelantan los campesinos del Catatumbo, es estigmatizado, perseguido, reprimido y no goza de las garantías constitucionales y legales que el Estado Colombiano debe respetar y promover. La labor y el trabajo de la ONU ha recibido este mismo trato por los estamentos de defensa y autoridades civiles del Estado Colombiano, quienes han afirmado que el comunicado de prensa del 10 de Julio de 2013 de la OACNHUD, son perjudiciales para avanzar en la solución y superar  la crisis humanitaria de la región del Catatumbo. Alertamos a las organizaciones sociales, a los organismos de Control y organismos internacionales de Derechos Humanos, sobre esta práctica soterrada y sistemática del Gobierno Colombiano, que busca silenciar, deslegitimar y reprimir la labor de la OACNHUD en Colombia, y que refleja la consolidación de una política y de un modelo de represión y criminalización de la protesta social.

5)     Instamos al Gobierno Nacional y en especial al Ministerio de Defensa y al Ministerio de Agricultura, que actúe bajo los principios de legalidad, buena fe y respondan estrictamente a sus competencias, ya que no es aceptable que el estado use indebidamente sus instituciones para negar los derechos de los campesinos, a través de vetos ilegales a la  Zona de reserva campesina del Catatumbo o en la demora excesiva en definir su declaración, a pesar de que el mismo estado, a través del INCODER impulsó la constitución de esta figura en el Catatumbo, y  que la Asociación Campesina ASCAMCAT cumplió con todos los trámites administrativos que demando el Estado.

6)     Solicitamos que el Gobierno Colombiano cumpla con los acuerdos que ha pactado en la MIA, respete las condiciones concertadas para avanzar en los diálogos con los campesinos, que se reinicien los diálogos y no se suspenda la MIA, hasta tanto no se lleguen a acuerdos concretos y respuestas garantistas para superar la crisis de la región del  Catatumbo.

7)     Exigimos garantías para el ejercicio del derecho a la protesta, que se respete los derechos fundamentales de los líderes de la ASCAMCAT, ANZORC y de los campesinos y campesinas del Catatumbo. Que no se sigan cometiendo asesinatos de campesinos, que cesen las detenciones arbitrarias y los montajes judiciales contra la población del Catatumbo que está ejerciendo su derecho legítimo a la protesta social, y que finalicen los perversos señalamientos y la estigmatización del gobierno nacional contra la protesta en dicha región del país.


 Coordinación Colombia Europa-EEUU Nodo Nororiental (CCEEU)

Bucaramanga, Colombia. Julio 18 de 2013

Comentarios

Entradas populares de este blog

La guerra y la paz, el petróleo y el fracking

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


Todos los días vivimos el pulso permanente entre la guerra y la paz. De pronto pasan a primer plano las maniobras militares ordenadas por el presidente Nicolás Maduro en la frontera, y las furiosas reacciones del lado colombiano, que neciamente fanfarronean en torno al inmediato apoyo que recibirían del gobierno de Trump, en caso de cualquier ataque militar.


Retumba el coro acusador contra la revolución bolivariana. Los medios despliegan incontables declaraciones en torno a la presencia de guerrillas en el vecino país, con pleno apoyo del gobierno venezolano, al tiempo que la Cancillería colombiana anuncia acciones inmediatas de denuncia ante la OEA y la ONU, con la presumible intención de conseguir el respaldo externo, a objeto de legitimar las agresiones encaminadas a derrocar al chavismo.



La cordura parecía apabullada ante la avalancha de irracionalidad guerrerista. Hasta que surge una lucecita que permite ver las cosas de otro modo. La…

Caen líderes, dirigentes, exguerrilleros y niños

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Si algo queda claro de los episodios que en materia de orden público sacuden al país, es que se equivocan de cabo a rabo quienes insisten en echar leña al fuego de la confrontación militar, los amigos de la guerra, así como se equivocan también los que se empeñan en reavivar una lucha armada que lo único que produce a diario son múltiples horrores. La verdad es que la única solución viable es la implementación integral de lo acordado en La Habana.

El Estado colombiano firmó un Acuerdo de Paz con la organización guerrillera más fuerte e influyente en la vida nacional, las Farc. Gracias a este se puso fin a un conflicto de más de medio siglo y el país sintió un profundo alivio. En extensas regiones se pudo por fin vivir en la normalidad, y se esperaron ansiosamente, de acuerdo con lo pactado, los planes de ayuda del Estado que erradicarían la pobreza y elevarían su nivel de vida.
La salida de las Farc, que ejercían poder y establecían un ord…

Salida de Botero debe ser acompañada por un cambio en la política de seguridad

Comunicado Tomado de FARC Por Consejo Político Nacional

La renuncia del ministro de Defensa, Guillermo Botero, es una oportunidad para que el gobierno de Iván Duque ajuste su errada política de seguridad y defensa, que está llevando al país hacia el pasado de guerra y odio que se venía dejando atrás.
El asesinato de líderes sociales e integrantes de las FARC-EP  en proceso de reincorporación, las recientes masacres de indígenas en el departamento del Cauca, y la trágica muerte de ocho menores de edad en un desproporcionado bombardeo autorizado por el presidente Iván Duque,  son expresiones nefastas de esta situación.
La salida del ministro Botero no puede paralizar las investigaciones sobre las responsabilidades en los varios casos de presuntos crímenes de Estado. Los asesinados no pueden quedar en la impunidad. Pero, además, es necesario y urgente cambiar la doctrina del enemigo interno. El gobierno debe cambiar su interés de profundizar y empezar nuevos conflictos.
La actual política de s…