Ir al contenido principal

¿Qué pasa con la unidad?

Análisis
Por Colombia Soberana, La voz de los oprimidos



Yo era una niña cuando se formo la UP. Eso no impidió que en mi espíritu naciera y creciera la esperanza de un país justo y en paz. No alcancé a participar de este lindo proyecto. Uno a uno los líderes de la Unión Patriótica, en quienes el pueblo habían puesto todas sus esperanzas, fueron cayendo ante el asombro de todos y la impotencia de mi corazón que desde ese momento apoya y cree en la lucha y el proyecto de la UP.

Recibí con alegría la noticia de que la UP preparaba su V congreso. Después de las investigaciones de rigor, publiqué la convocatoria el 4 de febrero (ver artículo ).  El 2 de mayo el pleno de la Junta Patriótica Nacional, transmite un comunicado en que niega su participación en este acto. En pro de la seriedad y credibilidad, como directora de Colombia Soberana, redacté una rectificación pues así lo solicitó El Pleno de la Junta Patriótica Nacional "noticias difundidas, que nunca ha dado la UP ni su dirección y sobre las cuales exigimos rectificación" y aunque no se mencionó el artículo de Colombia Soberana, este medio es pequeño pero serio y responsable. (Ver Comunicado )

Esa misma noche recibí un correo de los organizadores del V Congreso de la UP en donde me explicaron puntos claros sobre los Estatutos de la UP, la necesidad del V Congreso y otros temas de gran importancia. 

"Señores, un vez más, la vigencia de la Junta Nacional, según Art. 10., es de 36 meses,
luego expiró hace más de una década. También los invito a que lean el código de ética
“Resolución No. 001 de 1994” que en su capítulo II DEBERES DE LOS AFILIADOS.
Artículo 5., expresa: “Los afiliados a La UNIÓN PATRIÓTICA están obligados a acatar la Constitución Nacional, la Leyes, ordenanzas, Acuerdos y Estatutos del Partido…” "

"6. DE LAS ORGANIZACIONES DE BASE:
”Estas tendrán un carácter democrático, amplio, flexible, pluralista, popular y progresista – dentro del contexto programático y estatutario de la U.P. La organización de base, estará adecuada a las condiciones y características locales y regionales de las entidades territoriales y podrán constituirse como Juntas Patrióticas, comités, comisiones, Centros, Círculos, Núcleos, Clubes etc.” Acta aprobada en la reunión del Comité Nacional efectuada el veintiséis (26) de septiembre de mil novecientos ochenta y nueve (1.989) firma Guillermo Banguero, como Secretario General de aquel entonces."


Así la situación, y sin razones suficientes para deslegitimar o descalificar a ninguno de los dos lados, hago un llamado a la unidad. Quiero que se tenga en cuenta que los intereses de la UP deben estar sobre individualismos. La UP se debe, en primer lugar al pueblo colombiano, segundo a los más de 5000 muertos, tercero a los campesinos despojados y desplazados que pertenecieron a la UP y cuarto a las personas que por proteger su integridad tomaron las armas y hoy día continúan su lucha o están presos en Colombia y en el exterior.

En este momento de luchas sociales, diálogos y cambios, debemos estar unidos en pro de la paz. La división solo fragmenta la fuerza social y, paradógicamente, ayuda a los guerreristas para que continúen su régimen de terror e injusticia.

Yo amo a Colombia, yo soy UP  
¿Que pasa con la unidad?

María Méndez 
Directora de Colombia Soberana




Comentarios

Entradas populares de este blog

Santrich, el derecho, la política, la moral

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Recuerdo que hace muchos años, antes de mi ingreso a la guerrilla, en una entrevista radial de Yamid Amat a Jaime Pardo Leal, por entonces presidente de la Unión Patriótica, el avezado periodista quiso introducir a su entrevistado en un asunto espinoso. Hablaban del tratamiento que debían recibir ciertos delincuentes, a lo que el doctor Pardo respondía con criterios sociológicos, invitando a su interlocutor a considerar la serie de factores paralelos al delito.

Tal y como es habitual en los grandes hombres de la prensa cuando interrogan a un dirigente de izquierda, el periodista quiso interpretar las palabras del exmagistrado y catedrático de Derecho Penal en la Universidad Nacional, como un intento de defender a los delincuentes, y mostrarlo a él como simpatizante con la comisión de esos delitos. Jaime Pardo lo cortó en seco con una afirmación, Usted no sabe de derecho penal, Yamid, no diga disparates.
La anécdota viene a cuento con ocasi…

La alegre moda, asesinar exguerrilleros y líderes

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Apenas a mitad de semana, se conocieron diversas noticias relacionadas con muerte de reincorporados de las Farc. La más reciente, la denuncia de la Asociación Campesina Semillas de Paz de la Macarena, Meta, según la cual el Ejército Nacional quitó la vida al exguerrillero Carlos Miranda, de 30 años de edad.
No es posible evitar asociar este hecho, con la muerte de Dimar Torres en el Catatumbo, también a manos de tropas en servicio. Ya el general Jairo Alejandro Fuentes, comandante de la Fuerza de Tarea Omega, explicó que se trató de la reacción de los soldados ante la agresión con arma de fuego que se les hizo desde una motocicleta.
Según la versión oficial, los militares adelantaban una operación contra Álvaro Boyaco, jefe de uno de esos grupos armados residuales que se hacen llamar Farc en la zona rural del Meta. En algún momento fueron atacados desde el vehículo por uno de sus ocupantes, lo que desencadenó su reacción. El muerto fue el …

Colombia puede ser ejemplo en sustitución de cultivos: Pablo Catatumbo

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Pablo Catatumbo

“Atacar los cultivos de uso ilícito como si ahí radicara el problema no es la solución”, afirma el senador por el partido Farc
Todo parece indicar que el bienestar del país y la ciudadanía no están en la agenda del actual gobierno. Así lo demostró nuevamente Iván Duque cuando anunció que reanudará la aspersión aérea con glifosato para acabar con el llamado “narcotráfico”, lo cual como se ha visto, es una falacia. El glifosato no acabará con el “narcotráfico”.

La realidad de esta política es que no golpea la industria multinacional de las drogas ilícitas, ni en su comercialización ni en su producción, ya que no se ataca ni controla la venta de precursores químicos que son los que hacen posible la transformación de la hoja de coca en clorhidrato de cocaína, tampoco el lavado de activos.
Pero, lo que sí ataca es a las comunidades campesinas cocaleras que han sido abocadas por medio del despojo de sus tierras, el terror paramilitar y el aband…