Ir al contenido principal

Una cumbre Sur-Sur de la que no se habló suficiente


Noticia


En Malabo, capital de Guinea Ecuatorial, transcurrió, entre el 20 y el 23 de febrero último, la III Cumbre del Foro de Cooperación América del Sur-África (ASA) bajo el lema de “Estrategias y Mecanismos para fortalecer la Cooperación Sur-Sur”, lo que en tiempos de una severa crisis mundial tiene importancia clave por la característica multilateral de esta reunión.
En esta cumbre, olvidada por diversos medios de comunicación influidos por una mirada colonizada, se debatió en base a la búsqueda de soluciones comunes entre naciones, muchas de ellas consideradas pobres, pero que son inmensamente ricas en recursos naturales y están nuevamente en la mira de ambiciones recolonizadoras.
Se discutieron, además, importantes proyectos orientados en áreas que son prioritarias para nuestras naciones, como ciencia, energía, tecnología, infraestructuras, seguridad, inversiones y otras.
Este foro está integrado por unas doce naciones de América latina, la mayoría de ellas de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), y 54 países de África, una buena parte de los cuales pertenece al bloque de la Unión Africana.
Inspirada en la primera reunión que se produjo por iniciativa de Brasil y Nigeria, y que se celebró en este último país en 2006, mientras la segunda fue en 2009 en la Isla Margarita de Venezuela, a esta tercera reunión asistieron varios jefes de Estado y de gobierno.
El presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, propuso estudiar la posibilidad de que se pueda incorporar la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) al Foro de Cooperación África-América del Sur, lo que conformaría un gran escenario de multilateralidad en momentos en que hay serios intentos de impedir la profundización de estas integraciones impensables en otros tiempos, acudiendo a los acuerdos bilaterales con algunos países, para quebrar la unidad.
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, anfitrión de la II reunión en la Isla Margarita y en recuperación de una grave enfermedad en su país en estos momentos, envió un mensaje leído por el canciller Elías Jaua, donde recordaba que ambas regiones están “unidas por indivisibles lazos históricos, destinados a marchar juntos hacia la absoluta y plena redención” y rechazó las múltiples intervenciones y ataques de las potencias de Occidente que ha enfrentado el continente africano en años recientes. Por esas razones, Venezuela se ha opuesto a todo tipo de intervención militar extranjera como en Libia y también rechaza toda injerencia de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otán). “Es en nuestros continentes donde se encuentran los suficientes recursos naturales, políticos e históricos que se requieren para salvar el planeta del caos en que se halla”, fue el mensaje de Chávez.
Lo reafirmó la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quien advirtió que África y América del Sur serán protagonistas decisivos de ese nuevo escenario histórico. “Tenemos la oportunidad histórica de reducir la distancia tanto económica como social que todavía nos separa de los países más avanzados. África y América del Sur seremos protagonistas decisivos”, agregó, estableciendo una serie de propuestas sobre cooperación en distintas áreas.
Nuevamente, como en otros foros, volvió a mencionar la necesidad de reformar urgentemente Naciones Unidas “porque nada justifica que África y Sudamérica sigan sin representación permanente en el Consejo de Seguridad”. También hizo serias críticas al Fondo Monetario Internacional y al Banco Mundial.
Brasil tiene fuertes relaciones comerciales en el continente africano, y una raíz cultural que persiste a través de todos los tiempos; y sobre esta base y esta necesidad de unir fuerzas cada día más, ante la diversidad de amenazas que rodean a unos y a otros, la mandataria brasileña puso énfasis en esta justa presencia en el Consejo de Seguridad de ONU.
También la intervención del presidente boliviano Evo Morales tendió puentes importantes. En la Declaración de Malabo se manifestó el reclamo y apoyo al gobierno de la presidenta Cristina Fernández de los 54 países africanos asistentes por la soberanía argentina en las islas Malvinas, bajo colonialismo británico desde 1833. Es la primera vez que un conjunto tan importante de países africanos toma posición en un tema tan sensible para ellos, con una historia de largas luchas anticoloniales, que de alguna manera están recomenzando.
En la declaración final se destacó como eje central profundizar la cooperación sur-sur, por lo que se planteó dar una estructura más sólida a este mecanismo de integración birregional, que es estratégico y que debería tener una fuerte repercusión. También, y muy especialmente en el área de la defensa continental, ya que la conformación de un Comando Africano, establecido desde 2007 por Estados Unidos en África con las características similares a las del Comando Sur para nuestra región, conforma otra amenaza de militarización y geoestratégica que afecta a unos y a otros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En defensa del Partido de la Rosa

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Si algún documento histórico ha sido objeto de malas interpretaciones y consejas, ha sido precisamente el Acuerdo para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, conocido también como Acuerdo o Acuerdos de La Habana. Intereses de uno y otro lado se han empeñado en difamar de él, considerándolo por una parte como la consumación de la traición a la revolución, y por otra, como la consagración del comunismo en Colombia.
Desde los dos extremos del espectro político se han empeñado en impedir que el Acuerdo de Paz con las FARC tenga un desarrollo tranquilo. Teorías como la de que los revolucionarios no deben entregar las armas jamás, cumplen idéntico papel a aquellas que sostienen que el país le fue entregado a las FARC y por ende al castrochavismo. El resultado práctico de la acción de unos y otros es similar, impedir el paso a una Colombia diferente y en paz.
Que la derecha ultramontana calumnie el pacto de …

Acabar con Farc y los acuerdos, a plomo, como sea

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

El 25 de enero, en Pitalito, Huila, el excombatiente y militante del partido de la rosa, John Fredy Vargas Rojas, fue interceptado por hombres armados que lo asesinaron de varios disparos. John Fredy acababa de asistir a una reunión con funcionarios de la Agencia para la Reincorporación y Normalización, ARN, que los excluye de los beneficios si no acuden a la cita.
Días antes, en Dabeiba, Antioquia, había sido asesinado Hober Arias Giraldo. En los dos casos se trataba de reincorporados que adelantaban proyectos productivos de tipo agrícola, por iniciativa propia, en el área rural de los respectivos municipios. El 28 de enero fue baleado César Darío Herrera Gómez, cuando se dirigía al ETCR de Santa Lucía, en la zona rural de Ituango, Antioquia.
César Darío permaneció gravemente herido por varias horas en el lugar de los hechos, pese a la presencia de las autoridades. Solo cuando sus compañeros del ETCR arribaron al lugar, se pudo organizar …

Coctel venenoso, pésimo gobierno y paro armado

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Un trino de Uriel Insurgente dice: “Buenos días a todos y todas. Comenzamos la semana compartiéndoles el comunicado del paro armado que se llevará a cabo a mediados de febrero. ¡JURAMOS VENCER!” A continuación el texto del mismo en su numeral 1. reza: “Decretamos paro armado en el territorio nacional durante 72 horas, inicia el 14 de febrero a las 6 am. y termina el 17 de febrero a las 6 am. del 2020”.
No se lee en ninguno de los puntos del comunicado una sola razón para semejante decisión. Hasta el más sencillo decreto de cualquier autoridad tiene sus considerandos, este no. Simplemente decretamos y ya, en una clara demostración de soberbia. O de estupidez, o de ceguera. En seis puntos, los firmantes del comunicado ordenan a 50 millones de colombianos, que no se movilicen por rutas de transporte para no tener que lamentar consecuencias.
Al tiempo suministran un claro indicio del alcance de su poder, advierten a la población que debe perma…