Ir al contenido principal

La Nueva Colombia


Análisis
Tomado de ANNCOL
Por  Allende la Paz. Blog desde la izquierda 
Miércoles 21 de julio 2010.



Colombia es un estado fracturado. Desde la invasión española y también después de la gesta independentista. Fractura evidente en la enorme brecha entre sus clases. En Colombia se muestra la diferencia de clases de una manera aberrante. Podemos encontrar los personajes más ricos y la pobreza e indigencia más extremas. Vemos a un Julio Mario Santodomingo y un Luis Carlos Sarmiento Angulo nadando en miles de millones de dólares y a Pobre Pueblo sobreaguando en un mar de necesidades sin un sólo peso para comer un día.

Ello ha sido posible porque las clases ”criollas” -de hijos ricos de españoles- se apoderaron del estado y lo pusieron a su servicio. La explotación que pisó suelo americano con la llegada de los españoles, británicos, holandeses, franceses, adquirió múltiples formas y los pobres colombianos fueron excluídos de la educación y demás formas de reivindicaciones sociales. Los excluídos de antes son los excluídos de ahora, sin solución de continuidad.

Ese estado fracturado en manos de la oligarquía ha sido posible por el ejercicio violento del poder. Colombia siempre ha estado en guerra. La búsqueda de la paz no deja de ser una quimera. Bolívar es asesinado por los Santanderes con la complicidad de una goleta gringa. Sucre también asesinado por los santanderistas del Cauca. Se fragmenta la Gran Colombia que sonó Bolívar y los oligarcas colombianos se arrodillan ante los gobiernos de Estados Unidos.

El ejercicio violento continúa y los pobres siguen siendo excluídos de todo. La masacre de las Bananeras y la ”Ley Heroica” es quizá la primera masacre registrada y el comienzo del Terrorismo de Estado. Asesinan en 1.948 a Jorge Eliécer Gaitán y desde entonces la violencia es el pan de cada día. Cientos de miles de muertos es el saldo de ese manejo violento del poder. Las cifras de víctimas se calculan entre 250 y 500 mil muertos. A la par del arrodillameinto a los gobiernos de USA se produce la dependencia total a los Estados Unidos. En todos los campos. Económico, militar, político, judicial, etc.

Desde el Plan LASO hasta el Plan Colombia con sus tres fases en Colombia no se vive un momento de paz, aunque desde la Casa de Nari y las pocilgas del poder se niegue que existe una guerra en Colombia. Hoy nuestro país vive una situación dramática. Crisis humanitaria. Crisis de Derechos Humanos. Crisis institucional. Quien lleva la carga de esas crisis es el pueblo. Mientras la oligarquía y la narco-para-oligarquía pelechan a la sombre de los gobiernos de Estados Unidos y pretende involucrar a los países hermanos en los problemas exclusivamente colombianos y desencadenados por esa oligarquía parásita y asesina.

Por ello el pueblo se ha levantado y mediante su lucha mantiene la consigna de la construcción de la Nueva Colombia. A la aplicación de la consigna de ”la combinación de las formas de lucha” por parte de la oligarquía, el pueblo le aplica ”la combinación de las formas de lucha de masas”. Y ha dado origen a la insurgencia armada, a sindicatos, a partidos políticos, a organizaciones de todo tipo.

Ésta lucha es reprimida, arrasada a sangre y fuego. Pero el pueblo no se acobarda. Sabe que está cerca la concreción de la Nueva Colombia, en paz con justicia social, democracia, libertad, independencia y soberanía nacional. Ésta Nueva Colombia entonces estará inscrita en el torrente revolucionario que hoy sacude las viejas estructuras del capitalismo y va avanzando en la construcción de nuevas estructuras. Con fe y mucha alegría.

Hacia la Nueva Colombia porque el futuro es verdaderamente nuestro y está en nuestras

Comentarios

Entradas populares de este blog

La alegre moda, asesinar exguerrilleros y líderes

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Apenas a mitad de semana, se conocieron diversas noticias relacionadas con muerte de reincorporados de las Farc. La más reciente, la denuncia de la Asociación Campesina Semillas de Paz de la Macarena, Meta, según la cual el Ejército Nacional quitó la vida al exguerrillero Carlos Miranda, de 30 años de edad.
No es posible evitar asociar este hecho, con la muerte de Dimar Torres en el Catatumbo, también a manos de tropas en servicio. Ya el general Jairo Alejandro Fuentes, comandante de la Fuerza de Tarea Omega, explicó que se trató de la reacción de los soldados ante la agresión con arma de fuego que se les hizo desde una motocicleta.
Según la versión oficial, los militares adelantaban una operación contra Álvaro Boyaco, jefe de uno de esos grupos armados residuales que se hacen llamar Farc en la zona rural del Meta. En algún momento fueron atacados desde el vehículo por uno de sus ocupantes, lo que desencadenó su reacción. El muerto fue el …

Colombia puede ser ejemplo en sustitución de cultivos: Pablo Catatumbo

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Pablo Catatumbo

“Atacar los cultivos de uso ilícito como si ahí radicara el problema no es la solución”, afirma el senador por el partido Farc
Todo parece indicar que el bienestar del país y la ciudadanía no están en la agenda del actual gobierno. Así lo demostró nuevamente Iván Duque cuando anunció que reanudará la aspersión aérea con glifosato para acabar con el llamado “narcotráfico”, lo cual como se ha visto, es una falacia. El glifosato no acabará con el “narcotráfico”.

La realidad de esta política es que no golpea la industria multinacional de las drogas ilícitas, ni en su comercialización ni en su producción, ya que no se ataca ni controla la venta de precursores químicos que son los que hacen posible la transformación de la hoja de coca en clorhidrato de cocaína, tampoco el lavado de activos.
Pero, lo que sí ataca es a las comunidades campesinas cocaleras que han sido abocadas por medio del despojo de sus tierras, el terror paramilitar y el aband…

Cualquier cosa puede pasar allí, es cierto

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


Durante cuatro años permanecí en la región del Catatumbo, luego de que los mandos superiores de las Farc resolvieran que mi estadía en el Bloque Oriental llegaba a su fin. A poco de llegar a esa región, fui informado de que existían aproximaciones con el gobierno de Juan Manuel Santos para entablar conversaciones de paz. Por mi cercanía con Timo, a cuyo lado debía trabajar, me fui enterando de los pormenores del proceso a medida que avanzaba.

Hasta que terminamos juntos en La Habana, donde desde la casa que habitábamos por la amable hospitalidad de los cubanos, él asumió la dirección directa de las conversaciones, discutiendo diariamente y consensuando con el resto del Secretariado Nacional de la organización, cada uno de los puntos que se abordaban en la Mesa de Conversaciones. Aunque Cuba es bella y cálida, no dejé de extrañar el clima y el paisaje catatumberos.
En estos días volví al Norte de Santander con ocasión de una entrevista. El …