Ir al contenido principal

Sigue manipulación mediática en Caracol

Análisis
Colombia Soberana
FARC-EP

ESTO ES LO QUE MOSTRÓ CARACOL...





Por medio de su página Web Pueblo colombiano Pa' la mesa las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejército del Pueblo FARC-EP, denuncian la manipulación que Caracol hace de la información a cerca de las tierras despojadas supuestamente por las FARC.

Diego Fajardo, de esta cadena, al indagar sobre este tema dice además que su fuente son las Fuerzas Armadas de Colombia. ¿A qué periodista, en sus cinco sentidos, se le ocurre ir a una rueda de prensa, ante la mirada del mundo y cuyo interlocutor a demostrado un conocimiento extenso, a hacer esta pregunta sin fundamentos? ¿A qué medio de comunicación, que tiene los recursos humanos y económicos como Caracol para hacer una buena investigación, se le ocurre mandar a un representante a hacer el "oso"?

Si somos comunicadores serios sabemos que para entrevistar hay que tener suficiente sustento, no solo una fuente de información, y más si esa fuente es un actor de guerra. Claro que  al  enemigo se le culpará de todo lo que se le ocurra, sobretodo si "la fuente de información" también tiene rabo de paja y se le ha inculpado de nexos con paramilitares, masacres y despojo a comunidades, cosas que se pueden comprobar con fuentes del mismo estado y la fiscalía. 

Caracol, RCN y demás medios masivos han llamado a un periodista "mordaz" "agresivo" y demás términos similares, para referirse a un entrevistador audaz, cuando de verdad son groseros, cerrados, obtusos y tontos. 

Basta recordar la cara de Vicky Dávila cuando le realizaba la entrevista al presidente Venezolano Hugo Chávez, o la entrevista a Piedad Córdoba el 2 de diciembre del 2011 en la cual Julio Sánchez Cristo y todo su equipo hicieron el ridículo y demostraron toda su parcialidad e ignorancia.

No señores, el ejercicio comunicativo se toma en serio o no se toma. La comunicación debe ser la base de la vida, de la lucha y del amor, no la vergonzante fabricación de veneno, guerra y odio. 

A continuación en Comunicado de las FARC-EP

Y LO QUE REALMENTE PASO...

"Llamó la atención del cuerpo de comunicadores que se encontraban registrando el hecho noticioso, la pregunta del periodista de Caracol, Diego Fajardo, que indagaba sobre las tierras que supuestamente las FARC han arrebatado a los campesinos. Al respecto el comandante Iván Márquez le preguntó al susodicho de dónde había sacado la información, cuáles eran sus fuentes, a lo que el personaje de marras insólitamente respondió que su fuente eran las Fuerzas Armadas. Esta respuesta suscitó la risa de sus colegas y de la Delegación insurgente.

En su cuenta Twitter, las FARC registraron el incidente, escribiendo: Ahora resulta, según Caracol, que la estadística de tierras la llevan las FFAA, jaja. En otro mensaje, se expresa: Señores de Caracol, por favor elabórenle mejor las preguntas a sus reporteros. Pobre Diego Fajardo, ja. ja. Estos breves textos recuerdan el constante cuestionamiento que las FARC-EP han hecho a los grandes medios de comunicación colombianos por sus posiciones sesgadas, falsas y parcializadas en favor de las trasnacionales y del sector financiero que han iniciado una nueva etapa de concentración de la tierra y del despojo legal que ampara el gobierno de Juan Manuel Santos."... Fuente http://resistencia-colombia.org/




Comentarios

Entradas populares de este blog

Santrich, el derecho, la política, la moral

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Recuerdo que hace muchos años, antes de mi ingreso a la guerrilla, en una entrevista radial de Yamid Amat a Jaime Pardo Leal, por entonces presidente de la Unión Patriótica, el avezado periodista quiso introducir a su entrevistado en un asunto espinoso. Hablaban del tratamiento que debían recibir ciertos delincuentes, a lo que el doctor Pardo respondía con criterios sociológicos, invitando a su interlocutor a considerar la serie de factores paralelos al delito.

Tal y como es habitual en los grandes hombres de la prensa cuando interrogan a un dirigente de izquierda, el periodista quiso interpretar las palabras del exmagistrado y catedrático de Derecho Penal en la Universidad Nacional, como un intento de defender a los delincuentes, y mostrarlo a él como simpatizante con la comisión de esos delitos. Jaime Pardo lo cortó en seco con una afirmación, Usted no sabe de derecho penal, Yamid, no diga disparates.
La anécdota viene a cuento con ocasi…

La alegre moda, asesinar exguerrilleros y líderes

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Apenas a mitad de semana, se conocieron diversas noticias relacionadas con muerte de reincorporados de las Farc. La más reciente, la denuncia de la Asociación Campesina Semillas de Paz de la Macarena, Meta, según la cual el Ejército Nacional quitó la vida al exguerrillero Carlos Miranda, de 30 años de edad.
No es posible evitar asociar este hecho, con la muerte de Dimar Torres en el Catatumbo, también a manos de tropas en servicio. Ya el general Jairo Alejandro Fuentes, comandante de la Fuerza de Tarea Omega, explicó que se trató de la reacción de los soldados ante la agresión con arma de fuego que se les hizo desde una motocicleta.
Según la versión oficial, los militares adelantaban una operación contra Álvaro Boyaco, jefe de uno de esos grupos armados residuales que se hacen llamar Farc en la zona rural del Meta. En algún momento fueron atacados desde el vehículo por uno de sus ocupantes, lo que desencadenó su reacción. El muerto fue el …

Colombia puede ser ejemplo en sustitución de cultivos: Pablo Catatumbo

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Pablo Catatumbo

“Atacar los cultivos de uso ilícito como si ahí radicara el problema no es la solución”, afirma el senador por el partido Farc
Todo parece indicar que el bienestar del país y la ciudadanía no están en la agenda del actual gobierno. Así lo demostró nuevamente Iván Duque cuando anunció que reanudará la aspersión aérea con glifosato para acabar con el llamado “narcotráfico”, lo cual como se ha visto, es una falacia. El glifosato no acabará con el “narcotráfico”.

La realidad de esta política es que no golpea la industria multinacional de las drogas ilícitas, ni en su comercialización ni en su producción, ya que no se ataca ni controla la venta de precursores químicos que son los que hacen posible la transformación de la hoja de coca en clorhidrato de cocaína, tampoco el lavado de activos.
Pero, lo que sí ataca es a las comunidades campesinas cocaleras que han sido abocadas por medio del despojo de sus tierras, el terror paramilitar y el aband…