Ir al contenido principal

¿LO POPULAR DIVIDE?: LA PAZ CON JUSTICIA SOCIAL ES UN PROBLEMA DE LOS EXPLOTADOS.

Análisis
Tomado de http://www.cear.info
Colectivo Zoolodistri Coordinadora Estudiantil de Asuntos Rurales


Radinement




La unidad es fundamental para alcanzar la paz con justicia social en colombia. Es la unidad de la clase popular, de los explotados de nuestro país que sufren dia a dia las injusticias de una sociedad organizada en función de una minoria, la unidad entre los que sufren y tambien entre los que sienten esas injusticias y hacen caso al llamado etico y digno a eliminarlas del dia a dia, es la unidad del pueblo organizado la que nos llevara a un nuevo país.

La lucha de clases es una realidad que se caracterizo a partir de las consideraciones teoricas del marxismo leninismo. De Marx a Lenin se demostro que no es una cuestión de mamertos radicales sino una realidad que debe tenerse en cuenta a la hora del que hacer político tanto de los que tienen el poder como de los que quieren alcanzarlo. No es correcto ignorarlo y es torpe evadir ese debate bajo la idea que debemos unirnos sin consideraciones, que a la hora de tomar decisiones puedan detener nuestro avance por la falta de conciencia de clase de esas partes que queremos unir pero que nos son contradictorias en terminos concretos. Esa es la causa que le impidio avanzar al Polo Democratico Alternativo en su momento y lo alejo de convertirse en una real alternativa de poder popular.



Por ejemplo, soy profesor de la Universidad INCCA de Colombia, en ella le dicto clase a muchos estudiantes de musica que tienen sus grupos musicales. El problema fundamental de esos grupos no es las canciones o como interpretarlas porque talento les sobra. Su problema, su prioridad, es conseguir espacios para ensayar, presupuesto para grabar, toques para sostenerse, en definitiva … vivir del arte, ¿sera que ese es un problema de un artista que quiera tener un titulo de la universidad de los andes? En este caso especifico las artistas y los artistas no se uniran en primera instancia por cuestiones aereas, la gente se une por reivindicacinoes concretas, las chispas encienden las praderas si y solo si esa chispa representa el sentir de un pueblo oprimido. De que sirve hablar de la paz sino se piensa la paz como algo colectivo que se construye entre todos. Eso es conciencia de clase, y la conciencia de clase no es algo excluyente, la conciencia de clase es el primer paso identitario que nos llevara a la unidad que queremos.



Trabajar desde la base en busqueda de la construcción del poder popular con vocación de tomarse el aparato estatal para la transformación estructural de la sociedad es la clave. Cada sector social tiene sus reivindicaciones sociales concretas, el poder político esta en tejer esas reivindicaciones en función de la necesidad de asumir el poder que se nos a sido negado por mas de 200 años, porque en la lucha por un nuevo país en los momentos decisivos solo los que se reconocen como hermanos en la resistencia podran darse la mano para golpear juntos a los explotadores que pelearan ferozmente por mantenerse en sus puestos. No dejemos que esa chispa nos termine quemando.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En defensa del Partido de la Rosa

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Si algún documento histórico ha sido objeto de malas interpretaciones y consejas, ha sido precisamente el Acuerdo para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, conocido también como Acuerdo o Acuerdos de La Habana. Intereses de uno y otro lado se han empeñado en difamar de él, considerándolo por una parte como la consumación de la traición a la revolución, y por otra, como la consagración del comunismo en Colombia.
Desde los dos extremos del espectro político se han empeñado en impedir que el Acuerdo de Paz con las FARC tenga un desarrollo tranquilo. Teorías como la de que los revolucionarios no deben entregar las armas jamás, cumplen idéntico papel a aquellas que sostienen que el país le fue entregado a las FARC y por ende al castrochavismo. El resultado práctico de la acción de unos y otros es similar, impedir el paso a una Colombia diferente y en paz.
Que la derecha ultramontana calumnie el pacto de …

Acabar con Farc y los acuerdos, a plomo, como sea

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

El 25 de enero, en Pitalito, Huila, el excombatiente y militante del partido de la rosa, John Fredy Vargas Rojas, fue interceptado por hombres armados que lo asesinaron de varios disparos. John Fredy acababa de asistir a una reunión con funcionarios de la Agencia para la Reincorporación y Normalización, ARN, que los excluye de los beneficios si no acuden a la cita.
Días antes, en Dabeiba, Antioquia, había sido asesinado Hober Arias Giraldo. En los dos casos se trataba de reincorporados que adelantaban proyectos productivos de tipo agrícola, por iniciativa propia, en el área rural de los respectivos municipios. El 28 de enero fue baleado César Darío Herrera Gómez, cuando se dirigía al ETCR de Santa Lucía, en la zona rural de Ituango, Antioquia.
César Darío permaneció gravemente herido por varias horas en el lugar de los hechos, pese a la presencia de las autoridades. Solo cuando sus compañeros del ETCR arribaron al lugar, se pudo organizar …

Coctel venenoso, pésimo gobierno y paro armado

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Un trino de Uriel Insurgente dice: “Buenos días a todos y todas. Comenzamos la semana compartiéndoles el comunicado del paro armado que se llevará a cabo a mediados de febrero. ¡JURAMOS VENCER!” A continuación el texto del mismo en su numeral 1. reza: “Decretamos paro armado en el territorio nacional durante 72 horas, inicia el 14 de febrero a las 6 am. y termina el 17 de febrero a las 6 am. del 2020”.
No se lee en ninguno de los puntos del comunicado una sola razón para semejante decisión. Hasta el más sencillo decreto de cualquier autoridad tiene sus considerandos, este no. Simplemente decretamos y ya, en una clara demostración de soberbia. O de estupidez, o de ceguera. En seis puntos, los firmantes del comunicado ordenan a 50 millones de colombianos, que no se movilicen por rutas de transporte para no tener que lamentar consecuencias.
Al tiempo suministran un claro indicio del alcance de su poder, advierten a la población que debe perma…