Ir al contenido principal

Denuncia nacional e internacional: Continúa el asesinato de dirigentes sindicales en Colombia

Comunicados - Solidaridad
Tomado de ANNCOL
Escrito por CUT

La Central Unitaria de Trabajadores de Colombia – CUT, condena y repudia el asesinato del compañero Milton Enrique Rivas Parra, Operador y Electricista de la empresa Termotécnica, y afiliado a la Unión Sindical Obrera de la Industria del Petróleo – USO.

El día 10 de diciembre, Milton recibió amenazas por parte de un hombre que le manifestó que por liderar la asamblea permanente que adelantan los trabajadores reclamando sus derechos hace varios meses, y por ser de la USO lo matarían. Efectivamente en la tarde de ayer, 11 de diciembre nuestro compañero fue asesinado.

Este doloroso hecho se enmarca en la difícil situación que viven los trabajadores del Municipio de Puerto Gaitán (Meta), que desde tiempo atrás viven la implementación del proyecto de explotación petrolera en el marco de la locomotora minero energética del Presidente Santos, explotación liderada por la empresa Pacific Rubiales y que ha conllevado fuertes violaciones a las libertades sindicales, derechos laborales y como lo vemos en la actualidad, la sistemática violación de los derechos a la vida, la integridad y la libertad, situaciones que han sido denunciadas constantemente.

por Prensa CUT. 13 de Diciembre de 2012

Denunciamos que en el presente año han sido asesinados 18 sindicalistas, más 280 han sido amenazados y 6 han sufrido atentados, como el hecho sucedido el viernes 7 de diciembre, cuando se presentaron disparos contra el lugar de residencia del Tesorero de la Asociación de Educadores de Córdoba – Ademacor; todas estas situaciones en medio de la mayor impunidad y omisión del Estado.

El Gobierno colombiano pretende desconocer esta grave situación, con el fin de lograr la aprobación de TLC, como el de la Unión Europea. Además pretende limpiar su imagen sobre graves violaciones a los derechos humanos ante entidades como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos – CIDH, creyendo que por el solo hecho de pasar del monitoreo y supervisión que aplicaba el Capítulo IV, al Capítulo II de la Convención Interamericana de DDHH, debilitará la obligación de seguir respondiendo, ante la persistencia de las violaciones a los derechos humanos, como lo demuestran los hechos que aquí denunciamos.

Casos como el de Milton, se pudiesen haber evitado si el Estado garantizara el derecho constitucional que tenemos a la vida, como dirigentes sindicales y defensores de los derechos humanos y laborales; sin embargo, aún cuando su muerte fue anunciada, no se le prestó la atención suficiente para salvaguardar su vida.

Exigimos una vez más al Estado colombiano, que se garantice la actividad sindical y se investiguen los móviles del hecho que hoy enluta al movimiento obrero – petrolero en Colombia.

DOMINGO TOVAR ARRIETA Presidente 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La alegre moda, asesinar exguerrilleros y líderes

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Apenas a mitad de semana, se conocieron diversas noticias relacionadas con muerte de reincorporados de las Farc. La más reciente, la denuncia de la Asociación Campesina Semillas de Paz de la Macarena, Meta, según la cual el Ejército Nacional quitó la vida al exguerrillero Carlos Miranda, de 30 años de edad.
No es posible evitar asociar este hecho, con la muerte de Dimar Torres en el Catatumbo, también a manos de tropas en servicio. Ya el general Jairo Alejandro Fuentes, comandante de la Fuerza de Tarea Omega, explicó que se trató de la reacción de los soldados ante la agresión con arma de fuego que se les hizo desde una motocicleta.
Según la versión oficial, los militares adelantaban una operación contra Álvaro Boyaco, jefe de uno de esos grupos armados residuales que se hacen llamar Farc en la zona rural del Meta. En algún momento fueron atacados desde el vehículo por uno de sus ocupantes, lo que desencadenó su reacción. El muerto fue el …

Colombia puede ser ejemplo en sustitución de cultivos: Pablo Catatumbo

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Pablo Catatumbo

“Atacar los cultivos de uso ilícito como si ahí radicara el problema no es la solución”, afirma el senador por el partido Farc
Todo parece indicar que el bienestar del país y la ciudadanía no están en la agenda del actual gobierno. Así lo demostró nuevamente Iván Duque cuando anunció que reanudará la aspersión aérea con glifosato para acabar con el llamado “narcotráfico”, lo cual como se ha visto, es una falacia. El glifosato no acabará con el “narcotráfico”.

La realidad de esta política es que no golpea la industria multinacional de las drogas ilícitas, ni en su comercialización ni en su producción, ya que no se ataca ni controla la venta de precursores químicos que son los que hacen posible la transformación de la hoja de coca en clorhidrato de cocaína, tampoco el lavado de activos.
Pero, lo que sí ataca es a las comunidades campesinas cocaleras que han sido abocadas por medio del despojo de sus tierras, el terror paramilitar y el aband…

Cualquier cosa puede pasar allí, es cierto

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


Durante cuatro años permanecí en la región del Catatumbo, luego de que los mandos superiores de las Farc resolvieran que mi estadía en el Bloque Oriental llegaba a su fin. A poco de llegar a esa región, fui informado de que existían aproximaciones con el gobierno de Juan Manuel Santos para entablar conversaciones de paz. Por mi cercanía con Timo, a cuyo lado debía trabajar, me fui enterando de los pormenores del proceso a medida que avanzaba.

Hasta que terminamos juntos en La Habana, donde desde la casa que habitábamos por la amable hospitalidad de los cubanos, él asumió la dirección directa de las conversaciones, discutiendo diariamente y consensuando con el resto del Secretariado Nacional de la organización, cada uno de los puntos que se abordaban en la Mesa de Conversaciones. Aunque Cuba es bella y cálida, no dejé de extrañar el clima y el paisaje catatumberos.
En estos días volví al Norte de Santander con ocasión de una entrevista. El …