Ir al contenido principal

Cauca y la Región Pacífica ¿Qué hay detrás de la guerra?


Análisis
Colombia Soberana
Para Alianza de Medios y Periodistas por la Paz con Justicia Social AMP


La Región Pacífica colombiana es una faja que comprende el departamento del Chocó, y parte de los departamentos de Valle, Cauca y Nariño. Sobre esa faja, olvidada por mucho tiempo, se han posado los ojos del poder nacional, y obviamente internacional y multinacional.
No se necesita ser un gran historiador para hablar con propiedad de la situación histórica de la región. Chocó, el departamento más grande, está conformado mayormente por una amplia y húmeda selva, tan grande y difícil pero bastante rica, no solo en fauna, flora y agua, entre otros, sino también metales preciosos. El resultado no era otro que el esperado: la extracción del preciado metal. 

En el descubrimiento y la colonia los españoles llevaron mano de obra esclava, sobre todo los africanos traídos a nuestro país de forma cruel e inhumana, lanzándolos a estos parajes inhóspitos a realizar trabajos forzados, conformándose así una serie de comunidades africanas que dan origen a los afrodescendientes de la actualidad el 90% de la población aproximadamente. El otro 10% está conformado por indígenas, que al igual que los africanos, también fueron esclavizados para la explotación de estos materiales y la toma de sus tierras.

En aquellos oscuros años los fragmentos de Valle, Cauca y Nariño no fueron tan apetecidos, puesto que el resto de los departamentos nombrados eran apreciados por sus tierras y otra serie de riquezas, así que esta franja sirvió de refugio a los pueblos originarios desplazados de sus tierras, lo cual explica que sus ciudadanos actualmente sean de mayoría indígena. 

En nuestros días en la zona habita comunidades indígenas como los Embera, Awa, Waunan, Tule, Eperara-Shapidara, algunos indígenas Páez y otros grupos más pequeños que podrían extinguirse. Estos bellos parajes son el hogar de cinco parques nacionales naturales: Ensenada de Utría, Tatamá, Sanquianga, Los Katíos y Uramba Bahía Málaga.

A pesar de la diversidad natural y cultural y las riquezas que posee, es un territorio completamente olvidado. Por ejemplo, recordemos un vergonzoso episodio en el cual Roberto Mesa, un diputado de Antioquia, decía que “meterle plata al Chocó es  como meterle perfume a un bollo”, suceso que fue obviamente más que criticado por la sociedad, pero también por los gobernantes que salieron a rasgarse las vestiduras, sabiendo que esa, precisamente, ha sido y sigue siendo la política de los gobiernos nacionales y locales por un largo tiempo.

De la Región Pacífica colombiana solo se acuerdan para explotarla y sacarle sus riquezas. Ahora no es extraño que las “locomotoras” de Santos, la de la minería y la seguridad, estén arrasando la región. La militarización, la adjudicación de grandes zonas mineras a las multinacionales y la estigmatización de los indígenas, afrodescendientes y mineros artesanales, mal llamados ilegales, son las cartas del mismo macabro juego, pues estamos presenciando una de las etapas más fuertes del desarrollo económico que nos impone el neoliberalismo, cuyo fin es robarles los recursos y sus tierras a la gente de la región para entregárselas al gran capital.

Esta etapa es una de las más contradictorias, pues la explotación de recursos ha de producir muchos beneficios, solamente para los más ricos, mientras que las comunidades les dan un triste adiós a sus riquezas y ven cómo son olvidados, y sus tierras y recursos masacrados.

Se anuncia más y más balas, más y más violencia contra las comunidades, más y más mineros detenidos masivamente inculpados de ser de las FARC, más y más indígenas judicializados por ejercer su derecho de protección a sus territorios y su gente, más y más miseria, más y más despojo y más y más guerra.

Los ojos de los ricos están en la Región Pacífica, no seamos indiferentes y dirijamos los nuestros también, solidaricémonos con nuestros hermanos Chocoanos,  Caucanos, indígenas, mineros… Solidaricémonos con Colombia, con la Colombia que sufre directamente la guerra, con la Colombia linda y luchadora.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La guerra y la paz, el petróleo y el fracking

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


Todos los días vivimos el pulso permanente entre la guerra y la paz. De pronto pasan a primer plano las maniobras militares ordenadas por el presidente Nicolás Maduro en la frontera, y las furiosas reacciones del lado colombiano, que neciamente fanfarronean en torno al inmediato apoyo que recibirían del gobierno de Trump, en caso de cualquier ataque militar.


Retumba el coro acusador contra la revolución bolivariana. Los medios despliegan incontables declaraciones en torno a la presencia de guerrillas en el vecino país, con pleno apoyo del gobierno venezolano, al tiempo que la Cancillería colombiana anuncia acciones inmediatas de denuncia ante la OEA y la ONU, con la presumible intención de conseguir el respaldo externo, a objeto de legitimar las agresiones encaminadas a derrocar al chavismo.



La cordura parecía apabullada ante la avalancha de irracionalidad guerrerista. Hasta que surge una lucecita que permite ver las cosas de otro modo. La…

Cuando Márquez y Santrich no creían en la negociación de Santos

Crónica Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


En el mes de agosto de 2012 se celebró en la isla de La Orchila, con la autorización del gobierno colombiano y la colaboración del Presidente Chávez, una reunión de mandos de las FARC-EP convocada con un propósito definido, decidir si se aprobaba el Acuerdo de la Comisión Exploratoria que establecía la agenda de diálogos de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos. En caso positivo, designar la comisión que se encargaría de los diálogos.


Acudí a ella acompañando al camarada Timoleón Jiménez, quien generosamente me incluyó entre los participantes. En realidad había una representación parcial de los mandos de los bloques. Asistir a dicha reunión implicaba trasladarse en absoluto secreto hasta Venezuela, lo cual sólo resultaba posible a los mandos del Bloque Oriental, el Magdalena Medio y el Caribe o Martín Caballero cercanos a la frontera.



El gobierno colombiano había sido reiterativo en extremo, en la necesidad de la confidencialidad absolu…

El Ejército colombiano estaría reclutando jóvenes y niños indígenas

Comunicado Tomado de Prensa Rural Por ONIC

El día 3 de septiembre del 2018 fueron entregados dos menores de edad, indígenas, por parte de la guerrilla del ELN a la comisión conformada por la iglesia, la Defensoría del Pueblo, el delegado para los derechos humanos y el gestor de paz del departamento de Arauca; inmediatamente fueron puesto a disposición del ICBF en la sede central, ubicada en el municipio de Saravena, entidad que decidió entregarlos y devolverlos a las autoridades y comunidad del pueblo U’wa mediante acta correspondiente.
Los menores de edad (cuyos nombres nos reservamos) fueron sometidos o constreñidos a apoyar las actividades de inteligencia e información para el Ejército colombiano, actividad que realizaban aproximadamente un año y a quienes se les había prometido pagarles una remuneración mensual con el objetivo de entregar información sobre los movimientos de la guerrilla.
Con fundamento en el anterior hecho preguntamos a las autoridades nacionales para que respondan si…