Ir al contenido principal

Tomado de Cuba Debate

A 150 años del primer escrito literario de Martí

24 OCTUBRE 2012 HAGA UN COMENTARIO
Leonor Pérez Cabrera, madre de José Martí
Leonor Pérez Cabrera, madre de José Martí
Muchos coinciden en que Caimito del Hanábana marcó el rumbo de la estrella que guiaría a Martía lo largo de toda su vida, como independentista y cubano. Con apenas nueve años de edad viajó con su padre a ese sitio del sur de Matanzas, donde presenció el salvajismo del colonialismo, sustentado en su mano de obra esclava.
Allí escribió una carta a su madre, Leonor Pérez, el 23 de octubre de 1862, la cual se considera -al decir del Doctor Alfredo Lauzurica González, presidente de la filial provincial de la Sociedad Cultural José Martí en Matanzas- el primer documento literario escrito por el Apóstol, del que se tenga constancia histórica hasta el momento.
La presencia del Maestro en este lugar de Matanzas es histórica, reflexionó Lauzurica, porque él dejó constancia no solo del paisaje y la geografía del lugar, sino de las condiciones sociales en que vivían las personas con que contactó, y esto fue decisivo en su formación patriótica y revolucionaria.
El máster José Ramón González, de la junta provincial de la Sociedad Cultural José Martí, señaló que es una carta breve que asombra. “La carta es una joya, y tiene un gran valor porque le nació de muy adentro”.
Precisamente en Caimito del Hanábana se celebró este martes ese hecho histórico con la entrega del carné de la UJC a un grupo de jóvenes matanceros, se declamaron versos del Maestro y se dio lectura a la carta, mientras que la filial matancera de la Sociedad Cultural José Martí donó al Memorial Caimito del Hanábana el libro Relaciones de Martí con el pueblo de Colón, escrito por Jorge Martínez en 1956.
La rememoración incluyó un acto en el mismo escenario y en horas de la tarde se efectuó un evento científico-teórico sobre temáticas martianas, auspiciado por la Sociedad Cultural José Martí.
En Caimito del Hanábana Martí conoció a los esclavos Claudio Pozo, un negro muy inteligente, y a Tomás, a quien consideraba como su majestad Tomás, su amigo. Tres décadas después, inmerso en su obra histórica por la independencia, recordó en versos los sucesos crueles que presenció en su niñez en los campos matanceros.
CARTA DE MARTÍ A SU MADRE:
A mi señora madre Dña. Leonor Pérez
Hanábana, Octubre 23 de 1862
Estimada mamá: Deseo antes de todo que Vd. esté buena lo mismo que las niñas, Joaquina, Luisa y mamá Joaquina. Papá recibió la carta de Vd. con fecha 21, pues el correo del sábado que era 18 no vino, y el martes fue cuando la recibió; el correo -según dice él- no pudo pasar por el río titulado “Sabanilla” que entorpece el paso para la “Nueva Bermeja” y lo mismo para aquí, papá no siente nada de la caída lo que tiene es una picazón que desde que se acuesta hasta que se levanta no le deja pegar los ojos, y ya hace tres noches que está así.
Ya todo mi cuidado se pone en cuidar mucho mi caballo y engordarlo como un puerco cebón, ahora lo estoy enseñando a caminar enfrenado para que marche bonito, todas las tardes lo monto y paseo en él, cada día cría más bríos. Todavía tengo otra cosa en que entretenerme y pasar el tiempo, la cosa que le digo es un “Gallo fino” que me ha regalado Dn. Lucas de Sotolongo, es muy bonito y papá lo cuida mucho, ahora papá anda buscando quien le corte la cresta y me lo arregle para pelearlo este año, y dice que es un gallo que vale más de dos onzas.
Tanto el río que cruza por la «finca» de Dn. Jaime como el de la “Sabanilla” por el cual tiene que pasar el correo, estaban el sábado sumamente crecidos, llegó el de acá a la cerca de Dn. Domingo, pero ya han bajado mucho.
Y no teniéndole otra cosa que decirle déle expresiones a mamá Joaquina, Joaquina y Luisa y las niñas y a Pilar déle un besito y Vd. reciba de su obediente hijo que le quiere con delirio José Martí.
(Con información de Juventud Rebelde)

Comentarios

Entradas populares de este blog

La guerra y la paz, el petróleo y el fracking

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


Todos los días vivimos el pulso permanente entre la guerra y la paz. De pronto pasan a primer plano las maniobras militares ordenadas por el presidente Nicolás Maduro en la frontera, y las furiosas reacciones del lado colombiano, que neciamente fanfarronean en torno al inmediato apoyo que recibirían del gobierno de Trump, en caso de cualquier ataque militar.


Retumba el coro acusador contra la revolución bolivariana. Los medios despliegan incontables declaraciones en torno a la presencia de guerrillas en el vecino país, con pleno apoyo del gobierno venezolano, al tiempo que la Cancillería colombiana anuncia acciones inmediatas de denuncia ante la OEA y la ONU, con la presumible intención de conseguir el respaldo externo, a objeto de legitimar las agresiones encaminadas a derrocar al chavismo.



La cordura parecía apabullada ante la avalancha de irracionalidad guerrerista. Hasta que surge una lucecita que permite ver las cosas de otro modo. La…

Cuando Márquez y Santrich no creían en la negociación de Santos

Crónica Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


En el mes de agosto de 2012 se celebró en la isla de La Orchila, con la autorización del gobierno colombiano y la colaboración del Presidente Chávez, una reunión de mandos de las FARC-EP convocada con un propósito definido, decidir si se aprobaba el Acuerdo de la Comisión Exploratoria que establecía la agenda de diálogos de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos. En caso positivo, designar la comisión que se encargaría de los diálogos.


Acudí a ella acompañando al camarada Timoleón Jiménez, quien generosamente me incluyó entre los participantes. En realidad había una representación parcial de los mandos de los bloques. Asistir a dicha reunión implicaba trasladarse en absoluto secreto hasta Venezuela, lo cual sólo resultaba posible a los mandos del Bloque Oriental, el Magdalena Medio y el Caribe o Martín Caballero cercanos a la frontera.



El gobierno colombiano había sido reiterativo en extremo, en la necesidad de la confidencialidad absolu…

El Ejército colombiano estaría reclutando jóvenes y niños indígenas

Comunicado Tomado de Prensa Rural Por ONIC

El día 3 de septiembre del 2018 fueron entregados dos menores de edad, indígenas, por parte de la guerrilla del ELN a la comisión conformada por la iglesia, la Defensoría del Pueblo, el delegado para los derechos humanos y el gestor de paz del departamento de Arauca; inmediatamente fueron puesto a disposición del ICBF en la sede central, ubicada en el municipio de Saravena, entidad que decidió entregarlos y devolverlos a las autoridades y comunidad del pueblo U’wa mediante acta correspondiente.
Los menores de edad (cuyos nombres nos reservamos) fueron sometidos o constreñidos a apoyar las actividades de inteligencia e información para el Ejército colombiano, actividad que realizaban aproximadamente un año y a quienes se les había prometido pagarles una remuneración mensual con el objetivo de entregar información sobre los movimientos de la guerrilla.
Con fundamento en el anterior hecho preguntamos a las autoridades nacionales para que respondan si…