Ir al contenido principal

El Dialogo es la Ruta: FARC-EP y gobierno Santos ¿no falta alguien en esa mesa?


Opinión
Tomada de Marcha Patriótica
615168 209050122555136 64008918 o


Por: Shameel Thahir Silva
Desde hace algo mas de dos meses el tema de moda es paz/guerra para los medios corporativos de nuestro país. Hace un poco mas de tiempo el tema de moda era el terrorismo. El gobierno de Santos entendió que la solución al conflicto social y armado colombiano esta en el dialogo. El problema ahora es conciliar su visión de dialogo con la del país real. El movimiento político, social y popular colombiano desde hace 50 años o mas, lleva construyendo esa visión de dialogo, pero fue necesario décadas de sangre para que finalmente se volvieran a sentar a la mesa, y es tarea de la sociedad organizada imponer el dialogo que la nación se merece. Porque a diferencia de diálogos anteriores aquí no hay vencedores ni vencidos, ni partes con ventajas militares que se puedan traducir en victorias reales, aquí lo que hay es dos partes que no le ven solución militar a un conflicto con bases sociales y políticas que tienen repercusiones populares de largo alcance.
En Agosto de 2011 se celebro en Barrancabermeja el Encuentro Nacional de Comunidades Campesinas, Afrodescendientes e Indígenas por la Tierra y la Paz de Colombia. La herramienta que salió como propuesta concreta de ese espacio fueron las Constituyentes por la Paz. Esta herramienta se debe desarrollar a nivel local y regional para llegar a una gran Asamblea Nacional Constituyente por la Paz en donde se sistematicen los problemas estructurales de nuestro conflicto social y político para así renovarnos y empezar una etapa como una nueva Colombia.
Las FARC-EP y el gobierno entienden que el conflicto armado se termina fácilmente. Solo falta la voluntad de dejar las armas a un lado. Lo realmente complicado es acabar con el conflicto social y político. Para eso se necesita al movimiento político, social y popular, en otras palabras, a la sociedad colombiana organizada. Los medios corporativos no representan a este importante actor del conflicto. Las constituyentes por la paz debe ser una apuesta de país, y por supuesto debe ser una apuesta que se desarrolle en medio de una tregua bilateral entre las FARC-EP y el gobierno para que así se abra el espacio para desarrollar el debate político en medio de estas constituyentes.
Es importante definir desde las comunidades en cada territorio concreto cuales son las prioridades de gobierno. En que se debe invertir los recursos de todas y todos. Desarrollar lo que serian los principios de una vida digna en términos individuales y colectivos. Dejar de lado el pedestal en donde hemos posicionado al mercado y empezar a guiar nuestras decisiones como sociedad desde los principios humanistas, libertarios e incluyentes que nos ayudaran a construir una Colombia en paz con justicia social. Es deber de los movimientos sociales como la Mesa Amplia Nacional Estudiantil y los movimientos políticos como el Congreso de los Pueblos y la Marcha Patriótica encontrarse y sacar adelante estas constituyentes por la paz para así obligar a las FARC EP y el gobierno Santos a solucionar el conflicto social, político y armado bajo los términos de la mayoría de colombianas y colombianos logrando así un proceso amplio y democrático que no tendrá reversa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La guerra y la paz, el petróleo y el fracking

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


Todos los días vivimos el pulso permanente entre la guerra y la paz. De pronto pasan a primer plano las maniobras militares ordenadas por el presidente Nicolás Maduro en la frontera, y las furiosas reacciones del lado colombiano, que neciamente fanfarronean en torno al inmediato apoyo que recibirían del gobierno de Trump, en caso de cualquier ataque militar.


Retumba el coro acusador contra la revolución bolivariana. Los medios despliegan incontables declaraciones en torno a la presencia de guerrillas en el vecino país, con pleno apoyo del gobierno venezolano, al tiempo que la Cancillería colombiana anuncia acciones inmediatas de denuncia ante la OEA y la ONU, con la presumible intención de conseguir el respaldo externo, a objeto de legitimar las agresiones encaminadas a derrocar al chavismo.



La cordura parecía apabullada ante la avalancha de irracionalidad guerrerista. Hasta que surge una lucecita que permite ver las cosas de otro modo. La…

Cuando Márquez y Santrich no creían en la negociación de Santos

Crónica Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


En el mes de agosto de 2012 se celebró en la isla de La Orchila, con la autorización del gobierno colombiano y la colaboración del Presidente Chávez, una reunión de mandos de las FARC-EP convocada con un propósito definido, decidir si se aprobaba el Acuerdo de la Comisión Exploratoria que establecía la agenda de diálogos de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos. En caso positivo, designar la comisión que se encargaría de los diálogos.


Acudí a ella acompañando al camarada Timoleón Jiménez, quien generosamente me incluyó entre los participantes. En realidad había una representación parcial de los mandos de los bloques. Asistir a dicha reunión implicaba trasladarse en absoluto secreto hasta Venezuela, lo cual sólo resultaba posible a los mandos del Bloque Oriental, el Magdalena Medio y el Caribe o Martín Caballero cercanos a la frontera.



El gobierno colombiano había sido reiterativo en extremo, en la necesidad de la confidencialidad absolu…

El Ejército colombiano estaría reclutando jóvenes y niños indígenas

Comunicado Tomado de Prensa Rural Por ONIC

El día 3 de septiembre del 2018 fueron entregados dos menores de edad, indígenas, por parte de la guerrilla del ELN a la comisión conformada por la iglesia, la Defensoría del Pueblo, el delegado para los derechos humanos y el gestor de paz del departamento de Arauca; inmediatamente fueron puesto a disposición del ICBF en la sede central, ubicada en el municipio de Saravena, entidad que decidió entregarlos y devolverlos a las autoridades y comunidad del pueblo U’wa mediante acta correspondiente.
Los menores de edad (cuyos nombres nos reservamos) fueron sometidos o constreñidos a apoyar las actividades de inteligencia e información para el Ejército colombiano, actividad que realizaban aproximadamente un año y a quienes se les había prometido pagarles una remuneración mensual con el objetivo de entregar información sobre los movimientos de la guerrilla.
Con fundamento en el anterior hecho preguntamos a las autoridades nacionales para que respondan si…