Ir al contenido principal

Reflexiones políticas

Análisis
Colombia Soberana
Por Jaime Barreneche - Colectivo Grapasocial




Mientras en medio de dificultades propias del proceso iniciado en la Habana entre el Gobierno Colombiano y las FARC-EP en busca de un acuerdo que ponga fin a la expresión armada del conflicto social mediante una solución  negociada que sea el comienzo de las transformaciones estructurales en materia económica y política que necesita nuestro país para la construcción de una sociedad justa  garantía para la transición pacífica hacia un modelo para el desarrollo capaz de superar las causas de la pobreza, la inequidad, le exclusión y la violencia que han provocad la resistencia armada y social contra e régimen capitalista imperante, aquí en nuestra patria continúa como norma del estado contra la organización y movilización popular la represión oficial, amenaza, persecución y asesinato de quieres en forma individual o colectiva manifiesten su inconformidad con el régimen actual y apoyen la necesidad de transformar el país con dirección de un gobierno basado en el ejercicio pleno de la democracia real, pluralista y participativa, respetuosa de la opinión política de otros compatriotas.


La ultraderecha de la oligarquía colombiana, especialmente  la intimamente ligada con los grandes ganaderos, latifundistas, terratenientes, narcotraficantes y paramilitares, no perdona a los sectores políticos y sociales que consideran una amenaza para sus privilegios y poder criminal de clase. Para detener su avance, usan cualquier medio, incluido los más violentos y violatorios de los derechos fundamentales: lo estamos padeciendo dolorosamente la mayoría de los colombianos que le apostamos a la esperanza de paz con justicia social, cuando se inicia la persecución, amenaza y asesinatos de dirigentes de Marcha Patriótica, La mesa Agraria y Popular de Interlocución y Acuerdo MIA y la Unión Patriótica. Todos ellos movimientos nacidos de las entrañas del pueblo, con capacidad para movilizar grandes masas de gente de todos los sectores sociales afines a su propuesta amplia  para emprender, mediante la acción conjunta de las fuerzas democráticas y comprometidas con proceso hacia la paz con justicia social, el cambio del sistema capitalista de manera paulatina, organizando, conscientizando y dirigiendo a estás grandes masas, contribuyendo a su cualificación para asumir si compromiso como el sujeto histórico que transformará a Colombia en un país digno, soberano e independiente, como soñaron nuestros libertadores liderados por Simón Bolívar.

Esta arremetida de los enemigos de la paz con todo su poder económico, político y y sicarial contra el proceso de democratización de los mecanismos de acceso de la voluntad del pueblo a la conducción del estado, nos conduce a revivir en la memoria, la consecuencia que tuvo un primer intento  de buscar un camino pacífico hacia la construcción de condiciones sociales que permitieran una solución política al conflicto social con expresión armada: el acuerdo de la Uribe entre las FARC-EP y el gobierno de Belizario Betancur, que condujo a la formación del movimiento político Unión Patriótica, construido por miles de personas de diferentes sectores sociales, con participación de la guerrilla. Colombia entera sabe cómo fue exterminada la UP, a manos de la ultraderecha política oligárquica en íntimo maridaje con narcotraficantes, políticos corruptos, sectores de las Fuerzas Armadas y de policía, paramilitares y sicarios , todos ellos al servicio  y en defensa de los intereses del capitalismo criollo y y del imperio norte americano. 

las primeras acciones de esos enemigos de a paz contra la propuesta política de los sectores populares de la sociedad colombiana expresadas por Marcha Patriótica, nos hace pensar que las conversaciones adelantadas  por con el gobierno y y las FARC-EP,  pudieran obedecer a una gran trampa estratégica de la ultra derecha criminal para el exterminio de los sectores democráticos y de la izquierda empeñados en buscar una ruta pacífica hacia la paz.

La oligarquía ultraderechista, no solo utiliza en crimen y la violencia, también usa sus recursos jurídicos y legales, hechos a la medida de sus intereses de clase, para impedir la llegada de   personas con deferentes conceptos políticos o ideológicos a instancias de poder y , sobre todo, que hayan incentivado a la participación ciudadana en las decisiones de políticas públicas en franco transito hacia el afianzamiento del poder popular, lo que naturalmente pisa los callos de los protegidos del sistema, se vuelven un peligro para el poder de clase, hay que eliminarlos políticamente y  para esto se tiene a personajes incrustados e el alto gobierno con el poder suficiente y más: Procurado Ordóñez. 

Ya con los 30 asesinatos, la persecución constante contra los líderes, los presos político de nuestras organizaciones entre los cuales podemos contra a Huber Ballesteros, las destituciones violatorias de la democracia y la carta en que los 'Rastrojos' ordenan asesinar , no solo los líderes nacionales sino también los departamentales, regionales y municipales, es claro que el camino que los sectores dominantes están eligiendo es peligroso y nos dificulta la tarea de conseguir, sin más derramamiento de sangre, la paz con justicia social.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En defensa del Partido de la Rosa

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Si algún documento histórico ha sido objeto de malas interpretaciones y consejas, ha sido precisamente el Acuerdo para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, conocido también como Acuerdo o Acuerdos de La Habana. Intereses de uno y otro lado se han empeñado en difamar de él, considerándolo por una parte como la consumación de la traición a la revolución, y por otra, como la consagración del comunismo en Colombia.
Desde los dos extremos del espectro político se han empeñado en impedir que el Acuerdo de Paz con las FARC tenga un desarrollo tranquilo. Teorías como la de que los revolucionarios no deben entregar las armas jamás, cumplen idéntico papel a aquellas que sostienen que el país le fue entregado a las FARC y por ende al castrochavismo. El resultado práctico de la acción de unos y otros es similar, impedir el paso a una Colombia diferente y en paz.
Que la derecha ultramontana calumnie el pacto de …

Acabar con Farc y los acuerdos, a plomo, como sea

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

El 25 de enero, en Pitalito, Huila, el excombatiente y militante del partido de la rosa, John Fredy Vargas Rojas, fue interceptado por hombres armados que lo asesinaron de varios disparos. John Fredy acababa de asistir a una reunión con funcionarios de la Agencia para la Reincorporación y Normalización, ARN, que los excluye de los beneficios si no acuden a la cita.
Días antes, en Dabeiba, Antioquia, había sido asesinado Hober Arias Giraldo. En los dos casos se trataba de reincorporados que adelantaban proyectos productivos de tipo agrícola, por iniciativa propia, en el área rural de los respectivos municipios. El 28 de enero fue baleado César Darío Herrera Gómez, cuando se dirigía al ETCR de Santa Lucía, en la zona rural de Ituango, Antioquia.
César Darío permaneció gravemente herido por varias horas en el lugar de los hechos, pese a la presencia de las autoridades. Solo cuando sus compañeros del ETCR arribaron al lugar, se pudo organizar …

Coctel venenoso, pésimo gobierno y paro armado

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Un trino de Uriel Insurgente dice: “Buenos días a todos y todas. Comenzamos la semana compartiéndoles el comunicado del paro armado que se llevará a cabo a mediados de febrero. ¡JURAMOS VENCER!” A continuación el texto del mismo en su numeral 1. reza: “Decretamos paro armado en el territorio nacional durante 72 horas, inicia el 14 de febrero a las 6 am. y termina el 17 de febrero a las 6 am. del 2020”.
No se lee en ninguno de los puntos del comunicado una sola razón para semejante decisión. Hasta el más sencillo decreto de cualquier autoridad tiene sus considerandos, este no. Simplemente decretamos y ya, en una clara demostración de soberbia. O de estupidez, o de ceguera. En seis puntos, los firmantes del comunicado ordenan a 50 millones de colombianos, que no se movilicen por rutas de transporte para no tener que lamentar consecuencias.
Al tiempo suministran un claro indicio del alcance de su poder, advierten a la población que debe perma…