Ir al contenido principal

Una nueva correlación de fuerzas ante la derecha gobernante

Análisis
Tomado de Pacocol
Por Jaime Caycedo T


Para contener el ascenso vertiginoso de la gran confluencia unitaria por la paz, en cabeza de la Colombia Humana, debieron juntarse todas las fuerzas del establecimiento y del capital.



Por ahora no somos gobierno, pero hay posibilidades infinitas de avanzar como fuerza alternativa, tanto al respaldar el descontento social creciente, al invitar a votar el referendo anticorrupción del 26 de agosto, como en la perspectiva de los gobiernos locales en 2019.

El triunfo de Iván Duque se enmarca un nuevo momento de la transición histórica que vive Colombia. El núcleo reagrupado en torno suyo reproduce las contradicciones del orden social dominante, no resuelve las tensiones entre las vertientes de la burguesía sensibles a la presión nacional e internacional por el cumplimiento e implementación de los acuerdos y diálogos de paz. 

Duque intenta modificarlos y condicionar los diálogos en curso e intensificar la militarización en el tratamiento de los nuevos conflictos en el post acuerdo.  La imagen de renovación generacional y de lenguaje “suave” recubre el reacomodamiento táctico, alarmado ante el auge popular pero desnuda al mismo tiempo el nuevo nivel de la crisis de la hegemonía dominante, al ritmo de la nueva correlación de fuerzas que se está configurando en la sociedad.

Para la izquierda y las fuerzas avanzadas que creen en la unidad este no es un momento de derrota sino de construcción de conciencia y afinamiento de proyecto. Debemos a Gustavo Petro y a Ángela María Robledo el significativo aporte de sintonizarse con el sentir del común y recoger una plataforma hija de las incontables movilizaciones y protestas cívicas, étnicas, estudiantiles, regionales y de las luchas por la paz de los últimos años. 

Centenares de miles de jóvenes se han acercado a un nuevo enfoque de la política y le han aportado una praxis renovadora, creativa y rebelde, que se expresa en el voto libre como instrumento de acción transformadora. 

Consolidar esta inmensa confluencia de grupos, redes, equipos, organizaciones, partidos y personas en un movimiento implica profundizar en la formación política, en las iniciativas para despertar la conciencia, desplegar las reivindicaciones de  las gentes de abajo y también  en la preparación para asumir formas de poder en lo local, municipal y departamental en 2019. Merced al Estatuto de la Oposición, fruto del Acuerdo de paz, Gustavo Petro tendrá una silla en el Senado y Ángela María la suya en la Cámara. Son cabeza de bancadas, con voz y voto en el Congreso y movilización de masas en la calle. 

Mucho de lo que estamos viviendo ha sido posible gracias al logro del Acuerdo Final de Paz del gobierno saliente y las FarcEp y el diálogo para la solución política con el ELN. Su defensa y la de su implementación tienen un papel trascendental en el nuevo momento político y frente al gobierno que va a inaugurarse. La paz democrática y la reconciliación podrán consolidarse si se fortalece la nueva correlación de fuerzas con respaldo de la movilización social que nació de la campaña presidencial.

Con la Unión Patriótica y Decentes, los comunistas hacemos parte de este nuevo proceso de unidad en desarrollo. La Juventud Comunista está llamada a cumplir un importante papel en la actual coyuntura en marcha.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mientras Duque juega a viajar por el mundo se dispara genocidio indígena

Análisis
Tomado de Pacocol
Por ARMANDO WOURIYU VALBUENA 
- Presidente ONIC 1999-2003


(Extractos) Que los árboles, animales y aguas gocen de buena salud, y traigan frutos, nuestros hijos se reproduzcan para mantener la energía vital de los Pueblos, que la dignidad se mantenga y perdure a nuevas generaciones, ya que en nuestras acciones está el bienestar y la extensión de la especie humana siendo de interés preservar la justicia milenaria en la oralidad.



Las cosas funcionaban de esta manera hasta que el imperio hispano católico, causó la guerra con sus caballos, pólvora y espadas.

Bajo el pensamiento (…) que contempla a un solo dios del sexo masculino, la mujer nace de un hombre y las personas son temerosas de ese dios (…)

La filosofía hispano católica, se impuso con los deberes morales de sus soldados causando despojo, desplazamiento, masacres, exterminios, envenenamientos etc., y luego se inició el proceso de gobernabilidad creándose el Virreinato de la Nueva Granada, donde el propietario de…

Torturas en la Escuela de caballería: Que la verdad y la justicia salgan a la luz

Análisis Tomado de Pacocol Por Rafael Barrios Mendivil - Colectivo de Abogados 


La Corte Suprema de Justicia, el 8 de agosto de 2019 precluyó la investigación contra la doctora Ángela María Buitrago Ruíz porque llegó a la conclusión que efectivamente Edgar Villamizar Espinel sí compareció a la Escuela de Caballería en el 2007 y, al no prefabricarse la prueba, el prevaricato por exclusión de materia quedó automáticamente sin sustento.

Corría el año 2007 cuando el cabo del ejército Edgar Villamizar Espinel llegó a la Escuela de Caballería durante una diligencia que adelantaba la fiscal Ángela María Buitrago Ruíz en el caso de los desaparecidos del Palacio de Justicia. Villamizar le dijo la verdad a la fiscal, que había visto en dicha guarnición militar a varios desaparecidos del Palacio y le escuchó decir al coronel Luis Alfonso Plazas Vega: “cuelguen a esos hijueputas”.

Tres años después, el señor Plazas Vega denunció a la fiscal Ángela Buitrago por falsedad ideológica en instrumento públi…

Qué lucha armada, ni qué ocho cuartos

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

En días pasados, en un evento con un buen número de reincorporados de las Farc, conversé con un antiguo mando de la organización, a quien conocí en filas como un destacado guerrero. Un hombre que pasó la mayor parte de su vida guerrillera en fuego cruzado con el enemigo, dirigiendo unidades cada vez más grandes, desempeñándose con maestría en las más complicadas situaciones de combate.

Un tipo modesto, como ordenaba el estatuto fariano. Que nunca se sintió mejor que los demás, que cumplía sus misiones al pie de la letra, que se sentía miembro de un Ejército en el cual el esfuerzo y las capacidades de cada uno, eran importantes en el momento preciso. Entrados en confianza, me comentó que con alguna frecuencia recibía propuestas o razones de los llamados disidentes, en las que le proponían retomar las armas junto a ellos.

Antiguos compañeros de lucha que insisten en continuar alzados, con el supuesto fin de consumar el plan estratégico aprob…