Ir al contenido principal

Santrich, soberanía y fraude electoral: Fin al vasallaje colonial

Análisis
Tomado de Pacocol
Por Jaime Caycedo 


La amenaza de otras extradiciones es un insulto a la voluntad de paz del pueblo colombiano. Así como una parte del Estado se presta para matar el logro más importante del Acuerdo, como es la conquista de la libertad política en perspectiva a la ampliación de la democracia, como paso para superar el pretendido Estado de derecho excluyente, la fuerza de la opinión se levanta en contra de la imposición autocrática que intenta destruir un camino a la convivencia. 

Más allá de las diferencias en la disputa presidencial, Humberto de La Calle resaltó dos elementos planteados por el Partido Comunista en su comunicado del 10 de abril: la presunción de inocencia y la soberanía del país, ignorados por el presidente y el fiscal general. Ese acto de genuflexión es inaceptable, induce al suicidio de  un ser humano, al incumplimiento mayor de un tratado de paz, al desconocimiento de la JEP y a la burla a la Comunidad internacional. 

En medio de una campaña presidencial estos hechos creados desde las cumbres del poder tienen un sentido político erosivo. Intentan demostrar anticipadamente a la elección presidencial el derrumbe del proceso de paz, objetivo preciado de la ultra derecha. Como respuesta, en el creciente campo de la dignidad y la decencia se reactiva la convergencia de fuerzas en defensa del Acuerdo y de la JEP. Se trata hoy de subrayar su importancia, la amnistía inmediata para los más de seiscientos presos políticos restantes, la transparencia y el flujo de recursos del Fondo de Paz a los proyectos productivos, el respaldo en las calles y en las movilizaciones de plaza al proyecto de la paz democrática. 

Tan inaceptable como la amenaza de extradición es el exterminio de activistas de FARC, que se añaden a los de Marcha Patriótica, Unión Patriótica, Congreso de los Pueblos, Cabildos indígenas, Consejos comunitarios, reclamantes de tierras, defensores de DDHH. Hay un claro sesgo criminal contra la izquierda que se mueve en el campo popular y que exige todas las garantías de que dispone la Constitución. Denunciamos la incompetencia y complicidad de la Registraduría Nacional, ahora privatizada, frente a las sospechas de fraude y pedimos a toda la ciudadanía que actúe como vigilante de su voto, que se active el control social popular en las calles y se amplíe la participación de la Comunidad internacional como veedora y garante. 

La provocación que hoy pone en vilo la paz, la legitimidad de las elecciones y la vida de Jesús Santrich no se cocina solo en las caballerizas del Uberrimo  o en los clubes de Bogotá. Se calcula, sopesa y  ejecuta también desde el Departamento de Estado y el Comando Sur. Toda una  hostilidad, diplomática  y militar, se proyecta para desconocer la elección presidencial del próximo domingo en Venezuela. Ahora bien, los que intentan intervenir en Venezuela son los mismos que intentan destruir el proceso de paz en Colombia. Un gobierno democrático de transición tiene que poner fin al vasallaje inmoral y colonial impuesto por el imperialismo al pueblo colombiano con la mediación de mafias y maquinarias, ancladas en la corrupción y en el paramilitarismo.

Es el reto para la  formidable movilización popular que acompaña a la Colombia Humana - Decentes.

 Editorial Voz

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fiscalía saboteó la audiencia de Santrich en el Consejo de Estado

Noticia Por Colombia Soberana


En la mañana de hoy se realizaría la audiencia de la demanda de pérdida de investidura contra Jesús Santrich, líder de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común FARC.  La demanda fue impuesta por la Secretaría Administrativa de la Cámara Representantes, argumentando que el excombatiente de las FARC y negociador de la entonces guerrilla, no tomó posesión de su cargo el 20 de julio. 
La audiencia fue aplazada para el 21 de enero pues la Fiscalía se negó a trasladar a Santrich desde la cárcel La Picota, donde se lleva a cabo su dudosa. Este hecho constituye otro ataque del Fiscal hacia Santrich, las FARC,  el Acuerdo de la Habana y la paz de Colombia.
Cabe resaltar que Jesús Santrich fue detenido el día 9 de abril con petición de extradición basada en montajes judiciales y en pruebas que la misma Fiscalía a declarado que no existen o no poseen. Esta es la razón de la ausencia del demandado a la toma de posesión como Representante a la Cámara.

Militante de las FARC está 'Secuestrado' por la Fiscalía

Comunicado Por Consejo Político Local        ETCR Marquetalia, Cuna de Resistencia         FARC Tolima

Informamos ante la opinión pública que el compañero Segundo Álvaro Suárez Rubio, ex guerrillero de la FARC y ahora militante del Nuevo Partido FARC, sigue detenido injustamente en el bunker de la fiscalía en Ibagué, sin que hasta el momento tengan una prueba alguna de lo que le acusan. Denunciamos que agentes de la fiscalía y CTI, incluyendo al agente Libardo Bedoya, han estado intimidándolo y obligándolo a aceptar culpas en las que Segundo manifiesta ser inocente.
El coronel Vargas comandante del ejército en Planadas, se comprometió a que si no había pruebas contra él, lo devolverían al ETCR al día siguiente, ha incumplido su palabra, 14 días detenidos y no lo devuelve, esto es un montaje judicial.
Señalamos que lo que han hecho con él es un secuestro y una violación de los derechos humanos, donde ejército y fiscalía están comprometidos, es injusto que no acepten ni siquiera al abogado de…

Los días de Sonia en la cárcel del Buen Pastor

Crónica Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Después de pasar 14 años en cárceles norteamericanas la exguerrillera regresó a Colombia pero a una nueva celda, donde Timochenko la visitó. Así la encontró.
Durante más de una década pervivió en mi mente el recuerdo impactante de la última entrevista que dio Sonia antes de ser extraditada a los Estados Unidos. Una importante cadena radial colombiana pasó en diferido la grabación que había hecho de la conversación sostenida con ella unas horas antes. Ese día tuve una idea exacta de quién era.
El tono sereno de su voz contrastaba con las emociones que lograban transmitir sus palabras. Era una mujer, humilde, una guerrillera fariana atrapada por la maquinaria estatal en colaboración directa con el más poderoso imperio de la historia.
Ese día Sonia contó al país por todo lo que había pasado desde su captura. La trama que tejieron el gobierno de Álvaro Uribe y la inteligencia militar, para hacerle creer que las FARC iban a matarla. Le habían dic…