Ir al contenido principal

Voces de Paz rechaza carta de Uribe a Congreso de EE.UU.

Noticia
Tomado de Pacocol
Por El Espectador


El movimiento político con asiento en el Legislativo calificó de ‘sarta de falsedades’ la misiva enviada por el hoy senador Álvaro Uribe en la que critica fuertemente el acuerdo de paz y compara la situación de Colombia con la de Venezuela


La carta enviada por el expresidente Álvaro Uribe al Congreso de los Estados Unidos este domingo “hace daño”. Así lo reconoció Jairo Estrada, uno de los integrantes de Voces de Paz, el movimiento político que servirá como catapulta para el partido que surja de las Farc. Y concluyó advirtiendo que lo escrito por el hoy senador es “una sarta de falsedades que no resistirá juicio de historia presente”. 

Y es que no son pocos los que han reaccionado al ejercicio al que se dedicaron en plena Semana Santa los opositores a los acuerdos de paz al lanzar toda una ofensiva internacional para advertir sobre los supuestos riesgos de lo pactado con la guerrilla. Por eso, la carta que reveló este domingo el expresidente Uribe apenas empieza a generar debate, empezando por quienes tienen la tarea de verificar que lo acordado en Cuba se implemente al pie de la letra.

“Perfidia extrema la del expresidente Álvaro Uribe al construir vínculos entre situación de Venezuela e impactos de la paz en Colombia”, dijo Estrada al responder las ocho alertas notificadas por Uribe en la misiva que recibió el legislativo norteamericano. Afirmó que los planes de sustitución de cultivos deben ser concertados con las comunidades y rechazó que el expresidente reafirmara su convicción por la fumigación de cultivos, a la que llamó “nostalgia por política fracasada”.

A la afirmación del expresidente sobre la erradicación manual supuestamente concertada con las Farc, el vocero de la agrupación Voces de Paz respondió que los cultivadores de coca “son sólo el eslabón más débil del negocio corporativo transnacional de las drogas”, y respondió a las críticas que Uribe Vélez lanzó en contra de la Jurisdicción Especial de Paz, recientemente aprobada por el Congreso.

“No es cierto que sea justicia propia de Farc y que jueces sean seleccionados por gente permisiva del terrorismo. Que quede claro: La JEP es la solución adecuada de justicia para terminación del conflicto y reconocimiento de derechos de víctimas”, señaló Estrada, desmintiendo que ese sistema de justicia transicional haya sido diseñado por la propia guerrilla para beneficiarse, como lo dijo el exmandatario en la carta.



Grafica pie de foto.- Jairo Estrada es economista, historiador y abogado. Igualmente ha sido docente de la Universidad Nacional e integró la Comisión de Memoria Histórica del Conflicto y sus Víctimas Foto: El Colombiano


Finalmente, Estrada señaló que no es ético proyectar miedo sobre “presunta senda chavista de futuros gobiernos pro-Farc para así llamar la atención del Congreso de Estados Unidos”. Lo anterior, al responder a las afirmaciones del expresidente quien, en general, comparó la situación de Colombia con la realidad del vecino país, bajo el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Frente a la carta, no obstante, uno de los alfiles más fieles al expresidente Uribe en el Congreso, el representante Samuel Hoyos, señaló que esta es un resumen de la conversación que sostuvo el hoy congresista con el presidente Donald Trump, y un supuesto reflejo de la realidad de Colombia distinta “a la del país más feliz del mundo, a la que ve el premio Nobel de Paz y las a palomitas blancas. En Colombia no se ha acabado el narcotráfico, no han entregado a los niños reclutados y han creado una justicia paralela y a su medida. Esa es la realidad que vive el país y es importante que el mundo la conozca”, puntualizó Hoyos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La guerra y la paz, el petróleo y el fracking

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


Todos los días vivimos el pulso permanente entre la guerra y la paz. De pronto pasan a primer plano las maniobras militares ordenadas por el presidente Nicolás Maduro en la frontera, y las furiosas reacciones del lado colombiano, que neciamente fanfarronean en torno al inmediato apoyo que recibirían del gobierno de Trump, en caso de cualquier ataque militar.


Retumba el coro acusador contra la revolución bolivariana. Los medios despliegan incontables declaraciones en torno a la presencia de guerrillas en el vecino país, con pleno apoyo del gobierno venezolano, al tiempo que la Cancillería colombiana anuncia acciones inmediatas de denuncia ante la OEA y la ONU, con la presumible intención de conseguir el respaldo externo, a objeto de legitimar las agresiones encaminadas a derrocar al chavismo.



La cordura parecía apabullada ante la avalancha de irracionalidad guerrerista. Hasta que surge una lucecita que permite ver las cosas de otro modo. La…

Cuando Márquez y Santrich no creían en la negociación de Santos

Crónica Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


En el mes de agosto de 2012 se celebró en la isla de La Orchila, con la autorización del gobierno colombiano y la colaboración del Presidente Chávez, una reunión de mandos de las FARC-EP convocada con un propósito definido, decidir si se aprobaba el Acuerdo de la Comisión Exploratoria que establecía la agenda de diálogos de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos. En caso positivo, designar la comisión que se encargaría de los diálogos.


Acudí a ella acompañando al camarada Timoleón Jiménez, quien generosamente me incluyó entre los participantes. En realidad había una representación parcial de los mandos de los bloques. Asistir a dicha reunión implicaba trasladarse en absoluto secreto hasta Venezuela, lo cual sólo resultaba posible a los mandos del Bloque Oriental, el Magdalena Medio y el Caribe o Martín Caballero cercanos a la frontera.



El gobierno colombiano había sido reiterativo en extremo, en la necesidad de la confidencialidad absolu…

El Ejército colombiano estaría reclutando jóvenes y niños indígenas

Comunicado Tomado de Prensa Rural Por ONIC

El día 3 de septiembre del 2018 fueron entregados dos menores de edad, indígenas, por parte de la guerrilla del ELN a la comisión conformada por la iglesia, la Defensoría del Pueblo, el delegado para los derechos humanos y el gestor de paz del departamento de Arauca; inmediatamente fueron puesto a disposición del ICBF en la sede central, ubicada en el municipio de Saravena, entidad que decidió entregarlos y devolverlos a las autoridades y comunidad del pueblo U’wa mediante acta correspondiente.
Los menores de edad (cuyos nombres nos reservamos) fueron sometidos o constreñidos a apoyar las actividades de inteligencia e información para el Ejército colombiano, actividad que realizaban aproximadamente un año y a quienes se les había prometido pagarles una remuneración mensual con el objetivo de entregar información sobre los movimientos de la guerrilla.
Con fundamento en el anterior hecho preguntamos a las autoridades nacionales para que respondan si…