Ir al contenido principal

Militares persiguen a defensora de derechos humanos en Guaviare

Noticia
Tomado de Voz
Por Hernán Durango

Íngrid Pinilla, defensora de derechos humanos cuando concedía entrevista al periodista del canal internacional Telesur



Son permanentes los actos intimidatorios en contra de Íngrid Pinilla Espitia, dirigente del movimiento político y social Marcha Patriótica en el departamento del Guaviare, defensora de derechos humanos y vicepresidenta de la Asociación de Campesinos Trabajadores del Guayabero (Ascatragua).

Los denunciantes señalan a integrantes de la XXII Brigada del Ejército por sus acciones contra Íngrid Pinilla, defensora de derechos humanos, y exigen a las autoridades ponen fin a la persecución.

“Denunciamos las constantes amenazas a la dirigente y defensora de derechos humanos Íngrid Pinilla, quien el pasado 15 de junio fue detenida por tropas del Ejército Nacional en el municipio de Miraflores (San José del Guaviare). Los militares procedieron a pedirle el documento y a que permaneciera allí porque de lo contrario no respondían con las agresiones que le pudiera ocurrir si no acataba las ordenes”, señalan en un documento emitido a la comunidad nacional e internacional por parte de la fundación por la Defensa de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario del Oriente y Centro de Colombia (DHOC).

Advierten que son permanentes las amenazas, empadronamiento y actos intimidatorios en contra de Íngrid Pinilla Espitia, dirigente del movimiento político y social Marcha Patriótica en el departamento del Guaviare, defensora de derechos humanos y vicepresidenta de la Asociación de Campesinos Trabajadores del Guayabero (Ascatragua).

En su relato sobre los hechos indican que el lunes 15 de junio Íngrid Pinilla se dirigía a la vereda Buenos Aires del municipio de Miraflores en el departamento del Guaviare. Al salir del municipio, fue detenida de manera arbitraria por efectivos del Ejército Nacional adscritos a la Brigada Móvil Nº 22 del Batallón Selva 52, quienes procedieron a solicitarle el documento de identidad, a tomar un registro fotográfico y le indicaron que debía permanecer en el retén hasta la llegada del mayor Carlos Cesar Cabrera Vásquez.

Los efectivos del Ejército le indicaron que el procedimiento era legal y se realizaba en el marco de los acuerdos entre el Ejército Nacional y el alcalde del municipio. Sumado a esto, uno de los uniformados le indicó que en caso de no someterse a dicho procedimiento, debía dejar una carta firmada de constancia donde quedara excluida la responsabilidad de las Fuerzas Militares por las agresiones que pudieran ocurrirle.

Cabe destacar que la líder agraria participó en las jornadas de movilización agraria de 2013 y 2014 y fue candidata a la Cámara de Representantes por el partido Unión Patriótica.

Esmer Montilla Gutiérrez, presidente de la Fundación DHOC, pidió a los organismos humanitarios del mundo y del resto del país rodear de apoyo y solidaridad a Íngrid Pinilla Espitia y a la vez exigir al Estado colombiano que respete y proteja a los defensores de derechos humanos y líderes campesinos y populares.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Caen líderes, dirigentes, exguerrilleros y niños

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Si algo queda claro de los episodios que en materia de orden público sacuden al país, es que se equivocan de cabo a rabo quienes insisten en echar leña al fuego de la confrontación militar, los amigos de la guerra, así como se equivocan también los que se empeñan en reavivar una lucha armada que lo único que produce a diario son múltiples horrores. La verdad es que la única solución viable es la implementación integral de lo acordado en La Habana.

El Estado colombiano firmó un Acuerdo de Paz con la organización guerrillera más fuerte e influyente en la vida nacional, las Farc. Gracias a este se puso fin a un conflicto de más de medio siglo y el país sintió un profundo alivio. En extensas regiones se pudo por fin vivir en la normalidad, y se esperaron ansiosamente, de acuerdo con lo pactado, los planes de ayuda del Estado que erradicarían la pobreza y elevarían su nivel de vida.
La salida de las Farc, que ejercían poder y establecían un ord…

La derecha sigue siendo muy fuerte en Colombia

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Muchos coinciden con la opinión de que el partido de gobierno sufrió una derrota contundente en las elecciones del domingo 27, concluyendo que no es cierto que el país se encuentre en manos de la derecha, como se pensó cuando Iván Duque derrotó a Petro en las últimas elecciones presidenciales. Las alcaldías de Bogotá, Medellín y Cali bastan para certificarlo.
Creo pasan cosas que inducen a pensar que la derecha sigue fuerte, solo que se ha difuminado en una serie de actores y posiciones que consiguen disimularla. No se trata de que el señor Álvaro Uribe conserve un alto índice de aceptación o no. Se trata de que sus ideas y prácticas se generalizan, aunque rostros y discursos distintos se asomen al escenario.
De otra manera no podrían explicarse fenómenos que de algún modo se imponen, sin la reacción que debieran despertar si primara una concepción diferente. Son 169 exguerrilleros firmantes del Acuerdo de Paz de La Habana, los asesinados …

Salida de Botero debe ser acompañada por un cambio en la política de seguridad

Comunicado Tomado de FARC Por Consejo Político Nacional

La renuncia del ministro de Defensa, Guillermo Botero, es una oportunidad para que el gobierno de Iván Duque ajuste su errada política de seguridad y defensa, que está llevando al país hacia el pasado de guerra y odio que se venía dejando atrás.
El asesinato de líderes sociales e integrantes de las FARC-EP  en proceso de reincorporación, las recientes masacres de indígenas en el departamento del Cauca, y la trágica muerte de ocho menores de edad en un desproporcionado bombardeo autorizado por el presidente Iván Duque,  son expresiones nefastas de esta situación.
La salida del ministro Botero no puede paralizar las investigaciones sobre las responsabilidades en los varios casos de presuntos crímenes de Estado. Los asesinados no pueden quedar en la impunidad. Pero, además, es necesario y urgente cambiar la doctrina del enemigo interno. El gobierno debe cambiar su interés de profundizar y empezar nuevos conflictos.
La actual política de s…