Ir al contenido principal

Los exiliad@s y perseguid@s por el estado piden cese al fuego bilateral y Asamblea Nacional Constituyente

Comunicado
Por Constituyente por la paz de Exiliados/as Perseguidos/as por el Estado colombiano 



QUE CESE LA GUERRA EN COLOMBIA. CESE BILATERAL DEL FUEGO YA,

“La forma mas estúpida de acabar con 
lo mejor de una sociedad, es la guerra” 
Abel Pérez Rojas 

Las últimas noticias de Colombia sobre el escalonamiento militar del conflicto armado, bombardeos de las Fuerzas Militares Oficiales en Guapi, Buenaventura y Choco, etc, no son positivas en el camino de conseguir una paz con justicia social para el pueblo. Mientras el Gobierno celebra con regocijo el bombardeo de campamentos insurgentes y con ello el asesinato de mas de 40 colombianos/as, alzados en armas, las FARC-EP levantan del cese unilateral del fuego decretado en diciembre pasado, con resultados positivos en la disminución de muertes en combate. 

Conocemos con estupor, la cifra de miles de campesinos/as, afrodescendientes e indígenas convertidos en desplazados obligados, que huyen de sus territorios convertidos en teatro de operaciones militares, acosados por el terror y horror de los bombardeos; 
Desde el exilio vemos con desesperanza que este nuevo impulso hacia la guerra en Colombia se realiza en medio de una profunda crisis económica, social y de corrupción que ha llegado hasta los más altos niveles del Estado y si le agregamos a este cuadro la falta de garantías para el ejercicio de la oposición política, nos encontramos con un panorama poco alentador para el conjunto de la sociedad colombiana. 

Desde nuestra óptica, la salida a este largo conflicto social y armado es política y no militar, encontrar la solución a los graves problemas sociales, económicos y a la falta de espacios verdaderamente democráticos es un imperativo. La decisión de conversar en la Habana y hacer la guerra en Colombia se ha agotado, el número de víctimas de esta guerra fratricida no pude seguir en aumento, es necesario generar un clima favorable para el desarrollo de las conversaciones tanto con las FARC-EP como con el ELN y para ello es urgente acordar un cese bilateral a fuego. 

Los acuerdos de paz tendrán un impacto en el conjunto de la sociedad en todos sus niveles, los cuales para materializarlos y alcanzar el éxito se deberán refrendar en una gran Asamblea Nacional Constituyente, donde estén, sin distingo, los diferentes sectores de la sociedad. 

La Constituyente de exiliados/as perseguidos/as por el Estado Colombiano, seguimos siendo optimistas, con la esperanza de alcanzar la paz en Colombia por medio del diálogo y pedimos a las partes, tanto al Gobierno colombiano como a las FARC-EP proseguir en su búsqueda, sin que ningún pretexto determine el levantamiento de la mesa y no se frustre una vez más la esperanza de terminar el conflicto armado que posibilite la reconciliación de todos los colombianos. 


Europa , mayo 28 de 2015

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué el excomandante Andrés París ataca tan duro a Timochenko?

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Extraña regla quieren imponer los críticos acerbos del partido FARC. Sobre todo los que pertenecieron a sus filas alguna vez. Ellos pueden atacar el partido y su dirección, de manera abierta, cruda, incluso infame, recurriendo a las elaboraciones y argumentos más bajos. Se abrogan ese derecho que consideran inalienable, recurriendo a todos los espacios mediáticos y difundiendo por las redes al máximo sus infundios. Pero nadie puede responderles nada.
Si lo hace, está incurriendo en estigmatización, los sindica de disidentes, les confiere trato de enemigos. Cuanto se refiera a su labor corrosiva hace parte de inquinas y manipulaciones. Simplemente corrobora el espíritu antidemocrático y dictatorial que reina en el partido y sus dirigentes. Así que tienen la sartén por el mango, nadie puede contradecir sus dichos ni hacer claridad alguna sobre sus posiciones. Son la verdad revelada e incontrovertible.
A riesgo de convertirme de nuevo en blan…

En defensa del Partido de la Rosa

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Si algún documento histórico ha sido objeto de malas interpretaciones y consejas, ha sido precisamente el Acuerdo para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, conocido también como Acuerdo o Acuerdos de La Habana. Intereses de uno y otro lado se han empeñado en difamar de él, considerándolo por una parte como la consumación de la traición a la revolución, y por otra, como la consagración del comunismo en Colombia.
Desde los dos extremos del espectro político se han empeñado en impedir que el Acuerdo de Paz con las FARC tenga un desarrollo tranquilo. Teorías como la de que los revolucionarios no deben entregar las armas jamás, cumplen idéntico papel a aquellas que sostienen que el país le fue entregado a las FARC y por ende al castrochavismo. El resultado práctico de la acción de unos y otros es similar, impedir el paso a una Colombia diferente y en paz.
Que la derecha ultramontana calumnie el pacto de …

La extraña ciencia del profesor Carlos Medina Gallego

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

No suelo escribir sobre temas personales pues siempre he considerado este espacio como una oportunidad para exponer ideas. Si acaso algún asunto que toque una fibra íntima pueda haber provocado una columna en ese mismo tono, pero en líneas generales me he dedicado a opinar, consciente de que puede gustarle a mucha gente o no, apelando a la capacidad del público lector, quien en últimas define el curso de su pensamiento.
Esta primera columna de 2020, sin embargo, quiero dedicarla a un asunto que toca directamente conmigo. Y lo voy a soltar así, sin vueltas. Una amiga ofendida me envió el tuit que sobre mí publicó el profesor Carlos Medina Gallego, el cual normalmente debía ignorar, pues uno se acostumbra a las diatribas, las calumnias y las agresiones de los contradictores políticos. No sabía que el profesor de la Universidad Nacional lo fuera, al menos en ese extremo.
El tuit, de la cuenta oficial del profesor Medina, afirma: GABRIEL ANGEL…