Ir al contenido principal

¿Y las garantías políticas? En dos años han sido asesinados 48 líderes políticos de Marcha Patriótica

Análisis
Tomado de ANNCOL
Por El Espectador
Denuncia de Cinep


En Colombia, asesinan en el Huila a un líder campesino del movimiento político Marcha Patriótica


El Centro de Investigación y Educación Popular prendió las alarmas y advirtió que existe un “genocidio” contra el movimiento izquierdista.

En Colombia, asesinan en el Huila a un líder campesino del movimiento político Marcha Patriótica

 El Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep), una ONG jesuita, advirtió este miércoles que existe un “genocidio” contra el movimiento izquierdista Marcha Patriótica, pues en dos años de vida han sido asesinados 48 líderes políticos.

El Cinep incluye en la edición 48 de la revista “Noche y niebla” divulgada este miércoles un documento en el que pone de relieve la situación que atraviesa este movimiento político que ha sido estigmatizado por una supuesta cercanía a la guerrilla de las Farc.

“Mucha gente está diciendo que con la Marcha Patriótica se puede repetir el caso de la (violencia política contra la) Unión Patriótica, sobre todo en un momento en que hay unas negociaciones de paz y en el que la Marcha se ha ido perfilando como uno de los posibles movimientos que vendrían después de un acuerdo de paz”, planteó el sacerdote Javier Giraldo, del banco de datos del Cinep.

La Unión Patriótica es un partido de izquierdas que nació en 1985 de un acuerdo entre las Farc y el gobierno del entonces presidente Belisario Betancur, y que hasta los años noventa del siglo pasado sufrió la persecución de agentes del Estado en alianza con paramilitares que desembocó en la muerte de unos 4.000 militantes.

“Nosotros decimos que no es que se pueda repetir, es que ya se está repitiendo el genocidio de la Unión Patriótica. Se está repitiendo en la Marcha Patriótica”, afirmó Giraldo con contundencia.

El religioso argumentó que asesinar por “el solo hecho de pertenecer a un movimiento político es una actitud genocida porque muestra que se quiere exterminar a ese grupo y eso es lo que contempla la convención internacional contra el genocidio”.

Por su parte, uno de los portavoces de Marcha Patriótica, David Flórez, explicó que en el documento reseñado en la revista del Cinep se recogen unos 300 recortes de prensa con declaraciones de miembros del Gobierno y columnistas en las que se “estigmatiza” al movimiento y se documentan “casi 400 montajes judiciales”.

“Se registra el patrón de persecución que tiene como objetivo final acabar con la acción social y política de nuestro movimiento Marcha Patriótica”, observó Flórez al identificar a las Fuerzas Armadas como principales responsables de “la estigmatización”.

Y como ejemplo recordó que en el marco de las protestas del sector agrario en la región del Catatumbo, en la frontera con Venezuela, se han enviado mensajes desde la emisora del Ejército a los campesinos manifestantes para que se desmovilicen.

Flórez también señaló a “grupos de autodefensas o paramilitares” como autores de las amenazas sistemáticas que reciben constantemente los líderes de la Marcha Patriótica.

“Frente a los asesinatos tenemos que decir que la mayoría han sucedido donde hay una fuerte presencia de las Fuerzas Militares. Exigimos que se determine quiénes son los asesinos y su vínculo con agentes del Estado”, agregó.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Diego Palacio admite que sí compró reelección de Uribe

Noticia El Espectador


El exministro de Protección Social se acogió a la Justicia Especial para la Paz y empezó a colaborar con la justicia para obtener beneficios

Era la ficha que faltaba. La justicia Colombia había condenado a la excongresista Yidis Medina por el delito de cohecho al vender su voto para que fuera aprobada en Comisión Primera de Cámara la reelección del expresidente Álvaro Uribe. Este había sido comprado con el nombramiento de un gerente para una Empresa Social del Estado y había sido entregado por el ministro de Protección Social de este gobierno, Diego Palacio Betancourt.

El alto funcionario del gobierno Uribe lo había negado en varias ocasiones, incluso su caso llegó a la corte Suprema de Justicia que en diciembre de 2015 ratificó su condena. En esa situación, Palacio seguía asegurando que era inocente y hasta amenazaba con ir ante tribunales internacionales por lo que consideró una persecución política.

Pero la clave estuvo en la Justicia Especial para la Paz (JEP). Di…

Construyendo la paz en medio de las dificultades

Análisis Por María Méndez Colombia Soberana


Hemos pasado unos días de locos. Por fin se veía un atisbo de justicia en este país que cuenta con una impunidad de más del 90%, cuando los goleros de la guerra movieron sus corruptas influencias que pretendían apagar la llama de la justicia y darle al corazón de la paz.
Exactamente nos referimos a lo ocurrido con Jesús Santrich, dirigente de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común. Después de más de 400 días de injusta prisión, al negociador de la paz lo iban a liberar, pero ya sabemos en qué terminó todo: una recaptura que finalizó con la decisión de que será la Corte quien defina la nueva situación de Santrich.
Pero más allá de los hechos, que deberían ser bochornosos para quienes desde la sombra están maquinando esta situación, debemos mirar las intenciones y los detalles de lo sucedido, puesto que este ataque va más allá de la figura de Jesús Santrich, este es un "elaborado" plan para golpear al Partido FARC y asestarle un g…

Santrich, el derecho, la política, la moral

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Recuerdo que hace muchos años, antes de mi ingreso a la guerrilla, en una entrevista radial de Yamid Amat a Jaime Pardo Leal, por entonces presidente de la Unión Patriótica, el avezado periodista quiso introducir a su entrevistado en un asunto espinoso. Hablaban del tratamiento que debían recibir ciertos delincuentes, a lo que el doctor Pardo respondía con criterios sociológicos, invitando a su interlocutor a considerar la serie de factores paralelos al delito.

Tal y como es habitual en los grandes hombres de la prensa cuando interrogan a un dirigente de izquierda, el periodista quiso interpretar las palabras del exmagistrado y catedrático de Derecho Penal en la Universidad Nacional, como un intento de defender a los delincuentes, y mostrarlo a él como simpatizante con la comisión de esos delitos. Jaime Pardo lo cortó en seco con una afirmación, Usted no sabe de derecho penal, Yamid, no diga disparates.
La anécdota viene a cuento con ocasi…