Ir al contenido principal

Apertura Democrática (en Colombia?)

Análisis 
Tomado de Cambio Total
Por Allende La Paz



Hablar de « Apertura Democrática » -por parte de De la Calle- implica un reconocimiento de que la llamada « democracia burguesa » está restringida para los sectores populares, como bien han definido sectores estudiosos sociales. 

Que Colombia tiene una « democracia restringida » significó la exclusión de las grandes mayorías de la sociedad colombiana –el pueblo- del ejercicio político y que la « democracia » era –y es- de tinte burgués, que favorecía –y favorece- a los sectores poderosos económicamente en el poder. Ello se demuestra en lo político por la continuidad de los partidos liberal-conservador en el poder, es decir, la continuidad del Frente Nacional más allá de a donde fue pactado. Esos partidos se repartían –y reparten- el poder –no ya de manera alterna-, sino mediante la frondosa burocracia para esos dos partidos, como se patentiza en la llamada « Unidad Nacional » del gobierno de JMSantos.

En lo militar, al calor de la Doctrina de Seguridad Nacional, en la aplicación del Terrorismo de Estado que ha producido –y sigue produciendo- más de 966.000 víctimas mortales, además de más de 5 millones de desplazados forzosos, a quienes se despojó –y se continúa despojando- de sus tierras. El ejército de invasión –las fuerzas militares-narcoparamilitares-, atacaba –y ataca- sin contemplación a los sectores populares, dándoles el tratamiento de « enemigo interno » con la excusa contrainsurgente de « secarle el agua al pez ».

Por su parte la « justicia burguesa » aplicaba –y aplica- las leyes aprobadas por un corrupto Congreso, que no por corrupto le impedía aprobar unas leyes presentadas en su mayoría por el gobierno de turno (el ejecutivo monarcal). Se criminalizaba –y se criminaliza- la protesta popular y las manifestaciones populares por buscar la satisfacción de sus más mínimas reivindicaciones, es decir, las necesidades básicas primarias, empleo, vivienda, educación, salud, servicios públicos, etc.

Las cuatro ramas del poder burgués –ejecutivo, legislativo, jusdicial y militar- restringían (y restringen) los deseos populares de ejercicio de la democracia, y mantenían y mantienen encerrado –secuestrado- el poder en manos de unas poquitas manos, y como todos sabemos, el ejercicio del poder por pocas manos conduce a la corrupción, como en efecto ha sucedido. Por ello, cuánta razón teníamos –y tenemos- en Cambio Total y Anncol cuando planteábamos -y planteamos- que la corrupción es inherente al régimen burgués colombiano.

La lucha del pueblo desde siempre, mediante manifestaciones, huelgas, bloqueos de carreteras, paros, etc, y también mediante la lucha armada adelantada por las guerrillas populares contra el enemigo que asolaba y asola los campos y ciudades asesinado a los luchadores populares y a sus representantes –sindicalistas, maestros, politicos de izquierda, líderes reclamantes de tierras, defensores de derechos humanos, etc-, ha comenzado a dar sus frutos. El hecho de tener sentado al gobierno colombiano en la Mesa de La Habana buscando una salida política al conflicto interno junto a la guerrilla de las FARC tendrá que traducirse en una real y verdadera « apertura democrática », la cual cerrará los caminos truculentos de los « enemigos de la Paz ».

El gobierno colombiano tendrá que mostrar en la práctica si sus intenciones de Paz son verdaderos o son meros anuncios para satisfacer algunos oídos, y entrar a democratizar la vida del país. Esto conlleva, en primer lugar, a suspender la criminalización de la lucha popular y parar el Terrorismo de Estado, porque definitivamente es un total contrasentido hablar de Paz mientras continúan encarcelando y asesinando dirigentes populares.

La « apertura democrática » conlleva, naturalmente, a la posibilidad real de participación del pueblo en la toma de decisiones ; en primer lugar en la participación popular en la elección de una Asamblea Constituyente que ratifique los Acuerdos logrados en la Mesa de La Habana, y entrar a construir un Nuevo País, en paz, con justicia social, democracia, libertad, independencia y soberanía nacional.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La guerra y la paz, el petróleo y el fracking

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


Todos los días vivimos el pulso permanente entre la guerra y la paz. De pronto pasan a primer plano las maniobras militares ordenadas por el presidente Nicolás Maduro en la frontera, y las furiosas reacciones del lado colombiano, que neciamente fanfarronean en torno al inmediato apoyo que recibirían del gobierno de Trump, en caso de cualquier ataque militar.


Retumba el coro acusador contra la revolución bolivariana. Los medios despliegan incontables declaraciones en torno a la presencia de guerrillas en el vecino país, con pleno apoyo del gobierno venezolano, al tiempo que la Cancillería colombiana anuncia acciones inmediatas de denuncia ante la OEA y la ONU, con la presumible intención de conseguir el respaldo externo, a objeto de legitimar las agresiones encaminadas a derrocar al chavismo.



La cordura parecía apabullada ante la avalancha de irracionalidad guerrerista. Hasta que surge una lucecita que permite ver las cosas de otro modo. La…

Cuando Márquez y Santrich no creían en la negociación de Santos

Crónica Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


En el mes de agosto de 2012 se celebró en la isla de La Orchila, con la autorización del gobierno colombiano y la colaboración del Presidente Chávez, una reunión de mandos de las FARC-EP convocada con un propósito definido, decidir si se aprobaba el Acuerdo de la Comisión Exploratoria que establecía la agenda de diálogos de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos. En caso positivo, designar la comisión que se encargaría de los diálogos.


Acudí a ella acompañando al camarada Timoleón Jiménez, quien generosamente me incluyó entre los participantes. En realidad había una representación parcial de los mandos de los bloques. Asistir a dicha reunión implicaba trasladarse en absoluto secreto hasta Venezuela, lo cual sólo resultaba posible a los mandos del Bloque Oriental, el Magdalena Medio y el Caribe o Martín Caballero cercanos a la frontera.



El gobierno colombiano había sido reiterativo en extremo, en la necesidad de la confidencialidad absolu…

El Ejército colombiano estaría reclutando jóvenes y niños indígenas

Comunicado Tomado de Prensa Rural Por ONIC

El día 3 de septiembre del 2018 fueron entregados dos menores de edad, indígenas, por parte de la guerrilla del ELN a la comisión conformada por la iglesia, la Defensoría del Pueblo, el delegado para los derechos humanos y el gestor de paz del departamento de Arauca; inmediatamente fueron puesto a disposición del ICBF en la sede central, ubicada en el municipio de Saravena, entidad que decidió entregarlos y devolverlos a las autoridades y comunidad del pueblo U’wa mediante acta correspondiente.
Los menores de edad (cuyos nombres nos reservamos) fueron sometidos o constreñidos a apoyar las actividades de inteligencia e información para el Ejército colombiano, actividad que realizaban aproximadamente un año y a quienes se les había prometido pagarles una remuneración mensual con el objetivo de entregar información sobre los movimientos de la guerrilla.
Con fundamento en el anterior hecho preguntamos a las autoridades nacionales para que respondan si…