Ir al contenido principal

Corrupción galopante en Colombia

Análisis
Tomado de Cambio Total
Por José María Carbonell


La corrupción es consustancial con el modelo capitalista en Colombia. Desde los tiempos de la independencia, los burócratas manejaban el estado como sus fincas. Es decir, a las patadas. Muestra de ello es la anécdota del general Maza -no el que está enredado en el asesinato de Luis Carlos Galán-, sino el Maza libertador, el cual ante el cansancio de mandar cartas a la Tesorería estatal para que le pagaran el estipendio decretado por el Libertador Simón Bolívar a los que participaron en la guerra de independencia, resolvió irse para la Tesorería y a punta de espada se hizo pagar el dinero que le adeudaban, lo cual demostraba que plata si había y lo que reinaba era la más aberrante y corrupta visión de apoderarse de los dineros de los demás.

Pues bien, esa corrupción ha continuado -y continúa hoy día-, y el último Informe de Transparencia Internacional nos trae a nuestro país ubicado en el puesto 94 de 177 países, o sea, estamos más allá de la mitad. Nuestro país está ubicado así porque los estudiosos del fenómeno han encontrado que en Colombia hay todo un Estatuto Anticorrupción, el cual no se aplica porque los funcionarios no hacen esfuerzos para ello, lo cual genera la más completa impunidad.

La impunidad, madre de toda perpetuación de los delitos, si en cuestiones de violaciones de derechos humanos es del 97,7%, en los delitos cometidos contra el erario público es del 100%. Con ello se prueba nuestro aserto que en Colombia hay leyes para todo y en el papel somos una ”nación civilizada”. Mas ese ”cuento no me lo trago yo” -como dice Domínico Nadal- porque Colombia es un país que formalmente tiene leyes que persiguen los delitos, pero o no se aplican o si se aplican se hace mal.

Ayer no más, denunciaba Domínico la situación de la corrupción del Consejo Superior de la Judicatura. Y ”si la sal se corrompe”... se imaginan lo demás? Además, es sabido que la justicia burguesa en Colombia produce sentencias de acuerdo ”con el fajo de billetes que entre en sus bolsillos”, es decir, está comprada por los perpetradores de los delitos, convirtiéndose ellos mismos en otros delincuentes de ”cuello blanco”.

Lógicamente que en esa corrupción básica se encimó la práctica de la corrupción narcotraficante y narco-paramilitar -Uribhitler fue el presidente más corrupta de la historia colombiana, por ejemplo-. Los narcos aplican el principio burgués de que ”todo el mundo tiene su precio”, y la verdad es que en la sociedad burguesa colombiana eso pareciera ser verdad. Los honestos -especímen raro en desaparición- están muriéndose tempranamente por la ”ayudita” que les dan los narcos, o sea, a los honestos los matan a punta de plomo. Como hicieron, por ejemplo, con la U.P.

Entonces, entendemos que estemos en el puesto 94 producto de la sumatoria de las corrupciones. Corrupción derivada del sistema + corrupción narcotraficante = corrupción total. ”Y ahora, quién podrá defendernos?”.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué el excomandante Andrés París ataca tan duro a Timochenko?

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Extraña regla quieren imponer los críticos acerbos del partido FARC. Sobre todo los que pertenecieron a sus filas alguna vez. Ellos pueden atacar el partido y su dirección, de manera abierta, cruda, incluso infame, recurriendo a las elaboraciones y argumentos más bajos. Se abrogan ese derecho que consideran inalienable, recurriendo a todos los espacios mediáticos y difundiendo por las redes al máximo sus infundios. Pero nadie puede responderles nada.
Si lo hace, está incurriendo en estigmatización, los sindica de disidentes, les confiere trato de enemigos. Cuanto se refiera a su labor corrosiva hace parte de inquinas y manipulaciones. Simplemente corrobora el espíritu antidemocrático y dictatorial que reina en el partido y sus dirigentes. Así que tienen la sartén por el mango, nadie puede contradecir sus dichos ni hacer claridad alguna sobre sus posiciones. Son la verdad revelada e incontrovertible.
A riesgo de convertirme de nuevo en blan…

En defensa del Partido de la Rosa

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Si algún documento histórico ha sido objeto de malas interpretaciones y consejas, ha sido precisamente el Acuerdo para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, conocido también como Acuerdo o Acuerdos de La Habana. Intereses de uno y otro lado se han empeñado en difamar de él, considerándolo por una parte como la consumación de la traición a la revolución, y por otra, como la consagración del comunismo en Colombia.
Desde los dos extremos del espectro político se han empeñado en impedir que el Acuerdo de Paz con las FARC tenga un desarrollo tranquilo. Teorías como la de que los revolucionarios no deben entregar las armas jamás, cumplen idéntico papel a aquellas que sostienen que el país le fue entregado a las FARC y por ende al castrochavismo. El resultado práctico de la acción de unos y otros es similar, impedir el paso a una Colombia diferente y en paz.
Que la derecha ultramontana calumnie el pacto de …

La extraña ciencia del profesor Carlos Medina Gallego

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

No suelo escribir sobre temas personales pues siempre he considerado este espacio como una oportunidad para exponer ideas. Si acaso algún asunto que toque una fibra íntima pueda haber provocado una columna en ese mismo tono, pero en líneas generales me he dedicado a opinar, consciente de que puede gustarle a mucha gente o no, apelando a la capacidad del público lector, quien en últimas define el curso de su pensamiento.
Esta primera columna de 2020, sin embargo, quiero dedicarla a un asunto que toca directamente conmigo. Y lo voy a soltar así, sin vueltas. Una amiga ofendida me envió el tuit que sobre mí publicó el profesor Carlos Medina Gallego, el cual normalmente debía ignorar, pues uno se acostumbra a las diatribas, las calumnias y las agresiones de los contradictores políticos. No sabía que el profesor de la Universidad Nacional lo fuera, al menos en ese extremo.
El tuit, de la cuenta oficial del profesor Medina, afirma: GABRIEL ANGEL…