Ir al contenido principal

Hablando de bandidos…


Análisis
Tomado de Cambio Total
Por Allende La Paz





El ministrico de guerra, el ”pesista” Pinzón, dice que el país no puede « poner su agenda en unos bandidos ». Cuando los militaristas hablan de « bandidos » están hablando de los luchadores sociales que pretenden –y lograrán- una transformación de la sociedad. No habla de los verdaderos « bandidos » que el capitalismo neoliberal alimenta como sus dilectos hijos. Veamos.

Los más grandes « bandidos » son la llamada « clase política » empotrada en Congreso, Justicia, y funcionarios estatales. Los escándalos de corrupción son pan de cada día y ni los militares, ni la policía se escapan de esa corrupción. A más de su corrupción por el contubernio impúdico con los « delincuentes de cuello blanco », está la corrupción con los « delincuentes de cuello negro ».
Cómo explicar que haya « políticos profesionales » que toda la vida la han pasado –y la pasan- de puesto burocrático en puesto burocrático y terminan manejando una « clientela », corrupta como ellos mismos. Cómo explicar la existencia de unos Valencia-Cossio, o Guerra-Tuelas, o Names y Char en Barranquilla, o unos Pinedos Vidal y etc en Santa Marta, o unos Santos o Vargas-Lleras en Bogotá... si no es por la trama de la más absoluta corrupción ?

El narcotráfico permeó toda la « sociedad » en su conjunto (o al revés, fue la sociedad la que permeó la mafia ?). Los grandes barones de la mafia del narcotráfico se paseaban « orondos y muy majos » y algún cerebro del mal –JOG, primo de « El Patrón » Pablo Escobar Gaviria ?- les sugirió que ellos podrían « entrar en política ». Ya se había dado el contubernio impúdico entre narcotraficantes-militares-políticos, y de ahí al salto hacia el Congreso fue uno solo. Los capos se convirtieron en « políticos profesionales » y llegaron a controlar –aún lo hacen- del 30% del Congreso (en cada partido político –liberales, conservadores, de la U, PIN, Cambio Radical, etc, hay narco-para-políticos uribistas empotrados con las « más altas votaciones »). Protegidos por los « agentes del orden », los cuales iban en sus radio-patrullas y Jeeps militar a las casas de los narcotraficantes –compradas a lo que fuera, pero « se me va enseguida »-, a pedirles la coima, o el aguinaldo, o plata para la gasolina de los carros policiales y militares, o porque « tengo mi hijo enfermo ».  

Ahi nacieron los llamados narco-paramilitares, creación de los cerebros del mal de las brigadas y batallones, como la de Puerto Boyacá, dirigida por el general Farouk Yanini Díaz. La cúpula militar en su visión corrupta aprovecharon los dineros –en billetes verdes- y la capacidad logística –los narcotraficantes andaban armados y en bandas-, y los utilizaron en su deformada concepción de la contra-insurgencia, basada en la Doctrina de Seguridad Nacional y el « enemigo interno » y así asesinaron cientos de miles de colombianos pobres. En esos batallones y brigadas amamantaron a especímenes como el minguerrita Pinzón, quién solo pudo visualizar una concepción del mundo –pobre diablo-, la concepción de la guerra, y su « mollera » no le da para más.

En la « guerra contra la delincuencia organizada », los policías y militares resultan « imbuídos » de la concepción del crímen y se vuelven delincuentes, cuando ya no lo eran. Las policías, especialmente, participan de la « primicia » o el « porcentaje » de las ganancias de los « negocios » de la delincuencia común. Los militares también participan de las « coimas » del negocio narcotraficantes (casos Jamundí, por ejemplo, « cuidando » -dándoles protección- a los grandes capos del narcotráfico).

Desde luego que entendemos –mas no justificamos- lo que dice el minguerrita (solo ha participado en « juegos de guerra »). Las tropas bajo su mando –por el querer del presidente JMSantos- están en contubernio impúdico con todos los demás « bandidos » en Colombia. Ahí hay una verdadera « mezcolanza » de bandidos... pero « bandidos » de verdad verdad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La guerra y la paz, el petróleo y el fracking

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


Todos los días vivimos el pulso permanente entre la guerra y la paz. De pronto pasan a primer plano las maniobras militares ordenadas por el presidente Nicolás Maduro en la frontera, y las furiosas reacciones del lado colombiano, que neciamente fanfarronean en torno al inmediato apoyo que recibirían del gobierno de Trump, en caso de cualquier ataque militar.


Retumba el coro acusador contra la revolución bolivariana. Los medios despliegan incontables declaraciones en torno a la presencia de guerrillas en el vecino país, con pleno apoyo del gobierno venezolano, al tiempo que la Cancillería colombiana anuncia acciones inmediatas de denuncia ante la OEA y la ONU, con la presumible intención de conseguir el respaldo externo, a objeto de legitimar las agresiones encaminadas a derrocar al chavismo.



La cordura parecía apabullada ante la avalancha de irracionalidad guerrerista. Hasta que surge una lucecita que permite ver las cosas de otro modo. La…

Cuando Márquez y Santrich no creían en la negociación de Santos

Crónica Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


En el mes de agosto de 2012 se celebró en la isla de La Orchila, con la autorización del gobierno colombiano y la colaboración del Presidente Chávez, una reunión de mandos de las FARC-EP convocada con un propósito definido, decidir si se aprobaba el Acuerdo de la Comisión Exploratoria que establecía la agenda de diálogos de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos. En caso positivo, designar la comisión que se encargaría de los diálogos.


Acudí a ella acompañando al camarada Timoleón Jiménez, quien generosamente me incluyó entre los participantes. En realidad había una representación parcial de los mandos de los bloques. Asistir a dicha reunión implicaba trasladarse en absoluto secreto hasta Venezuela, lo cual sólo resultaba posible a los mandos del Bloque Oriental, el Magdalena Medio y el Caribe o Martín Caballero cercanos a la frontera.



El gobierno colombiano había sido reiterativo en extremo, en la necesidad de la confidencialidad absolu…

El Ejército colombiano estaría reclutando jóvenes y niños indígenas

Comunicado Tomado de Prensa Rural Por ONIC

El día 3 de septiembre del 2018 fueron entregados dos menores de edad, indígenas, por parte de la guerrilla del ELN a la comisión conformada por la iglesia, la Defensoría del Pueblo, el delegado para los derechos humanos y el gestor de paz del departamento de Arauca; inmediatamente fueron puesto a disposición del ICBF en la sede central, ubicada en el municipio de Saravena, entidad que decidió entregarlos y devolverlos a las autoridades y comunidad del pueblo U’wa mediante acta correspondiente.
Los menores de edad (cuyos nombres nos reservamos) fueron sometidos o constreñidos a apoyar las actividades de inteligencia e información para el Ejército colombiano, actividad que realizaban aproximadamente un año y a quienes se les había prometido pagarles una remuneración mensual con el objetivo de entregar información sobre los movimientos de la guerrilla.
Con fundamento en el anterior hecho preguntamos a las autoridades nacionales para que respondan si…