Ir al contenido principal

Declaración final de la IV Asamblea Nacional del Coordinador Nacional Agrario - CNA

Comunicado
Por acional Agrario CNA



San Lorenzo, Nariño, 22 de noviembre de 2013


Rostros mestizos, indígenas, negros, de mujeres, hombres, niños, niñas y jóvenes con  sentimientos de lucha, resistencia y organización, sueños de dignidad y libertad, llegados de Antioquia, Arauca, Bolívar, Boyacá, Caldas, Casanare, Cauca, Cesar, Chocó, Cundinamarca, Huila, Magdalena, Meta, Nariño, Norte de Santander, Risaralda, Santander, Tolima y Valle, al hermoso pueblo de San Lorenzo, Nariño; lugar de luchas campesinas circundado por picos de montaña, albergue de los espíritus de la madre tierra, espíritus de líderes, guerreros ancestrales que iluminan nuestros procesos organizativos, pueblo que nos acoge de puertas abiertas, abrigándonos con fraternidad, hospitalidad, cariño y toda la disposición para el desarrollo de esta IV ASAMBLEA NACIONAL DEL COORDINADOR NACIONAL AGRARIO de Colombia CNA.

Un momento especial en Colombia caracterizado  por la crisis social que afecta profundamente al pueblo trabajador, indígena, negro,  campesino y  popular, marca la llegada a esta cuarta asamblea del CNA. Este escenario fue precedido de luchas y movilizaciones en todo el territorio nacional, donde los campesinos y campesinas le hablamos al país y le planteamos políticas y alternativas de cambio, insumos vitales que alimentaron y enriquecieron este trabajo asambleario que estamos cerrando.

Destacamos la presencia y el acompañamiento de las organizaciones de pueblos hermanos, a los internacionalistas que se sumaron a nuestro esfuerzo, a los medios de comunicación que nos acompañaron para contarle a Colombia y al mundo sobre nuestras deliberaciones y decisiones, a la administración municipal de San Lorenzo y a la administración del departamento de Nariño por su apoyo y su hospitalidad.

Celebrando los momentos de integración y encuentro cultural, el intercambio de saberes y hermanamiento entre pueblos, comunidades e  integrantes de nuestro CNA y los habitantes del hermoso y digno municipio de San Lorenzo.

En asamblea del CNA todas y todos los delegados de procesos y regiones del país definimos:

 Constituirnos en  una organización nacional con reconocimiento jurídico que articule y cohesione todos los procesos organizativos de base y regionales que hacen organicidad en el CNA; respetando las autonomías y dinámicas propias de las organizaciones regionales.

 Consolidar la propuesta sobre política de tierras y territorios que desde el CNA se viene diseñando y que será la ruta de lucha por la reforma agraria, la defensa del territorio y la permanencia en él.

 Reafirmar el compromiso en la lucha contra la megamineria, los megaproyectos y todo tipo de planes de extranjerización y concentración de la tierra.

 Insistir y resistir en nuestros territorios,  pelear por la protección de nuestra madre tierra, nuestras semillas, cultura e identidad.

 Consolidar y dinamizar los ejes de  economía propia y soberanía alimentaria, mujeres, la articulación e integración internacional,  la formación campesina y popular,  la movilización con ejercicio pleno de exigibilidad y defensa del campesinado, pueblos indígenas y afrocolombianos.

 Culminamos nuestra IV ASAMBLEA NACIONAL con el firme propósito de impulsar la unidad y la movilización. Nuestra asamblea decide avanzar hacia una gran movilización nacional desde los sectores agrarios y populares para luchar por el reconocimiento político del campesinado, la exigibilidad de nuestros derechos básicos, las garantías para la producción, la organización y la movilización social, la defensa del territorio campesino, indígena y afro, y la unidad del movimiento popular colombiano.

 Por la defensa y recuperación del campo colombiano, vida digna y soberanía popular
Somos la fuerza del campo
Somos CNA

Comentarios

Entradas populares de este blog

La alegre moda, asesinar exguerrilleros y líderes

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Apenas a mitad de semana, se conocieron diversas noticias relacionadas con muerte de reincorporados de las Farc. La más reciente, la denuncia de la Asociación Campesina Semillas de Paz de la Macarena, Meta, según la cual el Ejército Nacional quitó la vida al exguerrillero Carlos Miranda, de 30 años de edad.
No es posible evitar asociar este hecho, con la muerte de Dimar Torres en el Catatumbo, también a manos de tropas en servicio. Ya el general Jairo Alejandro Fuentes, comandante de la Fuerza de Tarea Omega, explicó que se trató de la reacción de los soldados ante la agresión con arma de fuego que se les hizo desde una motocicleta.
Según la versión oficial, los militares adelantaban una operación contra Álvaro Boyaco, jefe de uno de esos grupos armados residuales que se hacen llamar Farc en la zona rural del Meta. En algún momento fueron atacados desde el vehículo por uno de sus ocupantes, lo que desencadenó su reacción. El muerto fue el …

Colombia puede ser ejemplo en sustitución de cultivos: Pablo Catatumbo

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Pablo Catatumbo

“Atacar los cultivos de uso ilícito como si ahí radicara el problema no es la solución”, afirma el senador por el partido Farc
Todo parece indicar que el bienestar del país y la ciudadanía no están en la agenda del actual gobierno. Así lo demostró nuevamente Iván Duque cuando anunció que reanudará la aspersión aérea con glifosato para acabar con el llamado “narcotráfico”, lo cual como se ha visto, es una falacia. El glifosato no acabará con el “narcotráfico”.

La realidad de esta política es que no golpea la industria multinacional de las drogas ilícitas, ni en su comercialización ni en su producción, ya que no se ataca ni controla la venta de precursores químicos que son los que hacen posible la transformación de la hoja de coca en clorhidrato de cocaína, tampoco el lavado de activos.
Pero, lo que sí ataca es a las comunidades campesinas cocaleras que han sido abocadas por medio del despojo de sus tierras, el terror paramilitar y el aband…

Cualquier cosa puede pasar allí, es cierto

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


Durante cuatro años permanecí en la región del Catatumbo, luego de que los mandos superiores de las Farc resolvieran que mi estadía en el Bloque Oriental llegaba a su fin. A poco de llegar a esa región, fui informado de que existían aproximaciones con el gobierno de Juan Manuel Santos para entablar conversaciones de paz. Por mi cercanía con Timo, a cuyo lado debía trabajar, me fui enterando de los pormenores del proceso a medida que avanzaba.

Hasta que terminamos juntos en La Habana, donde desde la casa que habitábamos por la amable hospitalidad de los cubanos, él asumió la dirección directa de las conversaciones, discutiendo diariamente y consensuando con el resto del Secretariado Nacional de la organización, cada uno de los puntos que se abordaban en la Mesa de Conversaciones. Aunque Cuba es bella y cálida, no dejé de extrañar el clima y el paisaje catatumberos.
En estos días volví al Norte de Santander con ocasión de una entrevista. El …