Ir al contenido principal

AMENAZAS A LA VIDA Y RESTRICCIONES AL DERECHO DE ASOCIACIÓN AL INTERIOR DE LA UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA.

comunicado
Por Corporación Comité Universitario de Derechos Humanos 
Gustavo Marulanda (UdeA)




DENUNCIA PÚBLICA 
AMENAZAS A LA VIDA Y RESTRICCIONES AL DERECHO DE ASOCIACIÓN AL INTERIOR DE LA UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA.



La Corporación Comité Universitario de Derechos Humanos Gustavo Marulanda, organización creada a partir de la necesidad de promover, defender y exigir los derechos humanos, por medio, entre otras actividades, de la denuncia a las violaciones a éstos cometidos en contra de la comunidad universitaria, HACE SABER a los organismos competentes su preocupación por los últimos acontecimientos en la Universidad de Antioquia que ponen en peligro la seguridad personal de varios miembros de esa comunidad universitaria.

HECHOS 


El día lunes 25 de noviembre de 2013 once (11) estudiantes de la Universidad de Antioquia sufrieron amenazas a la vida e intimidaciones al derecho de asociación por parte de un grupo paramilitar que se autodenomina COMANDO ESTUDIANTIL DE LAS ÁGUILAS NEGRAS; tal amenaza estuvo dirigida en contra de los miembros de la Sede Estudiantil de la Facultad de Ciencias Económicas, y tiene como propósito impedir que los estudiantes continúen desarrollando las actividades dispuestas por la Asamblea General de Estudiantes de la Universidad de Antioquia en el marco del paro estudiantil que ha venido sucediendo desde el pasado mes de octubre.

Para esta Corporación es preocupante que no sea la primera vez que una amenaza en contra de estudiantes y miembros en general de la comunidad universitaria, coincida con momentos reivindicativos de los diferentes sectores universitarios, principalmente estudiantiles, o de elecciones de altos cargos directivos al interior de la universidad o del país; desde hace más de 14 años vienen operando este tipo de amenazas, que han cobrado vidas humanas[1] y que afectan los derechos a la asociación, movilización y protesta, consagrados en la Constitución Política de Colombia y pilares de la democracia.

De igual manera llama la atención la ineficaz labor de los organismos competentes, puesto que a la fecha no han generado acciones contundentes que conduzcan a la identificación y captura de los responsables de tales amenazas. Es importante tener presente que las primeras amenazas de este tipo que se presentaron en la Universidad de Antioquia, expresaron que dentro del claustro universitario existen personas que se autodenominan (…) los ojos y los oídos de Carlos Castaño.[2] 

EXIGENCIAS



1. Solicitamos a las autoridades competentes investigar el origen de las referidas amenazas.

2. Que se garantice la vida, la seguridad, las libertades fundamentales e integridad de los diferentes estudiantes amenazados, y que se permita el derecho de asociación consagrado en la Constitución Política de Colombia.

3. Que las autoridades correspondientes, incluyendo la administración de la Universidad de Antioquia, garanticen el acompañamiento y protección de los estudiantes amenazados.



4. Que la DEFENSORÍA DEL PUEBLO, se pronuncie públicamente sobre la situación de la Universidad de Antioquia, informando a la vez sobre el estado de los procesos de pasados Informes de Riesgos y Alertas Tempranas, y demás denuncias que se han elevado a tal entidad emitido desde la Universidad de Antioquia.

5. A la Unidad Nacional de Protección, brindar las garantías para los estudiantes amenazados, quienes son líderes estudiantiles y defensores de derechos humanos, y que por su accionar pone en riesgo su vida e integridad física.

Medellín, 26 de noviembre de 2013

[1] Entre los años 1998 y 1999 en medio de las protestas contra el Plan Nacional de Desarrollo del gobierno Pastrana, se presentaron varias amenazas por parte de las Autodefensas Universidad de Antioquia –AUDEA- en las que se declararon objetivos militares a varios integrantes de la comunidad universitaria, tres de ellos fueron asesinados (Hernán Henao, Hugo Quintero y Gustavo Marulanda), además de que 40 estudiantes tuvieron que exiliarse. El 6 marzo de 2009, en medio de la campaña de reelección de Alberto Uribe Correa (actual Rector de la Universidad de Antioquia), 30 estudiantes del Comité de Voceros Estudiantiles fueron amenazados, y a pesar de que la administración de la universidad desestimó tales amenazas, 8 días después se presentó el asesinato de un estudiante al interior del campus universitario.

[2] Revisar el artículo de la Revista Cambio “La noche de los lápices” del 5 de julio de 1999. 

Corporación Comité Universitario de Derechos Humanos 
Gustavo Marulanda (UdeA)

Comentarios

Entradas populares de este blog

La guerra y la paz, el petróleo y el fracking

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


Todos los días vivimos el pulso permanente entre la guerra y la paz. De pronto pasan a primer plano las maniobras militares ordenadas por el presidente Nicolás Maduro en la frontera, y las furiosas reacciones del lado colombiano, que neciamente fanfarronean en torno al inmediato apoyo que recibirían del gobierno de Trump, en caso de cualquier ataque militar.


Retumba el coro acusador contra la revolución bolivariana. Los medios despliegan incontables declaraciones en torno a la presencia de guerrillas en el vecino país, con pleno apoyo del gobierno venezolano, al tiempo que la Cancillería colombiana anuncia acciones inmediatas de denuncia ante la OEA y la ONU, con la presumible intención de conseguir el respaldo externo, a objeto de legitimar las agresiones encaminadas a derrocar al chavismo.



La cordura parecía apabullada ante la avalancha de irracionalidad guerrerista. Hasta que surge una lucecita que permite ver las cosas de otro modo. La…

Caen líderes, dirigentes, exguerrilleros y niños

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Si algo queda claro de los episodios que en materia de orden público sacuden al país, es que se equivocan de cabo a rabo quienes insisten en echar leña al fuego de la confrontación militar, los amigos de la guerra, así como se equivocan también los que se empeñan en reavivar una lucha armada que lo único que produce a diario son múltiples horrores. La verdad es que la única solución viable es la implementación integral de lo acordado en La Habana.

El Estado colombiano firmó un Acuerdo de Paz con la organización guerrillera más fuerte e influyente en la vida nacional, las Farc. Gracias a este se puso fin a un conflicto de más de medio siglo y el país sintió un profundo alivio. En extensas regiones se pudo por fin vivir en la normalidad, y se esperaron ansiosamente, de acuerdo con lo pactado, los planes de ayuda del Estado que erradicarían la pobreza y elevarían su nivel de vida.
La salida de las Farc, que ejercían poder y establecían un ord…

Salida de Botero debe ser acompañada por un cambio en la política de seguridad

Comunicado Tomado de FARC Por Consejo Político Nacional

La renuncia del ministro de Defensa, Guillermo Botero, es una oportunidad para que el gobierno de Iván Duque ajuste su errada política de seguridad y defensa, que está llevando al país hacia el pasado de guerra y odio que se venía dejando atrás.
El asesinato de líderes sociales e integrantes de las FARC-EP  en proceso de reincorporación, las recientes masacres de indígenas en el departamento del Cauca, y la trágica muerte de ocho menores de edad en un desproporcionado bombardeo autorizado por el presidente Iván Duque,  son expresiones nefastas de esta situación.
La salida del ministro Botero no puede paralizar las investigaciones sobre las responsabilidades en los varios casos de presuntos crímenes de Estado. Los asesinados no pueden quedar en la impunidad. Pero, además, es necesario y urgente cambiar la doctrina del enemigo interno. El gobierno debe cambiar su interés de profundizar y empezar nuevos conflictos.
La actual política de s…