Ir al contenido principal

Santos rompe las negociaciones con los campesinos en Catatumbo pero el campesinado responde con Paro Nacional Agrario y Solidario



Análisis
Tomado de ANNCOL
Por Horacio Duque G



 
OCAÑA / 2013-07-12 / Hoy 12 de julio, hay nuevos elementos en el proceso de movilización de los campesinos del Catatumbo, que han protagonizado una vibrante acción colectiva como movimiento social organizado y consciente en la búsqueda de sus derechos sociales, económicos, políticos, culturales y ambientales.
 
Video: La Marcha Patriótica a través Piedad Córdoba en rueda de prensa donde da respaldo a los campesinos en Catatumbo:
Veamos cada uno de ellos.
 
Primero. Varias organizaciones campesinas se reúnen en Bogota para proyectar un paro nacional agrario en solidaridad con las demandas del Catatumbo, principalmente de la Zona de Reserva Campesina. Delegados agrarios del Guaviare, Mesetas, Meta, Cauca, Nariño, Caquetá, Quindío, Putumayo, Sucre, Antioquia y Sumapaz, realizan varias reuniones y ruedas de prensa para anunciar la realización de una huelga general en apoyo a la heroica y combativa resistencia de los labriegos de Norte de Santander. El esquema incluye movilizaciones campesinas en esas regiones para exigir del gobierno del señor Santos la solución de la grave crisis que ya completa más de un mes, con saldo de varias personas asesinadas por francotiradores de la policía.
 
 
 
Segundo. Después de que el gobierno suspendió caprichosamente los diálogos en Tibú y que el Santos negara la Zona de Reserva Campesina, los dirigentes agrarios han solicitado una audiencia con el Vice Presidente de la República, Doctor Angelino Garzón, para dialogar sobre la problemática que los afecta. El alto dignatario estatal ha dicho que las peticiones de los pobladores son justas y se necesita que los burócratas de Bogota se bajen de su pedestal y se unten de pueblo del Catatumbo. Santos intenta bloquear el encuentro mediante un llamado a Garzón para una reunión privada en la oficina de la Casa de Nariño.
 
 
 
Tercero. Los campesinos reactivan sus acciones y se producen choques con la fuerza pública en La Uno, un sitio contiguo a la municipalidad de Tibú. La policía arremete de nuevo contra los labriegos dejando heridos de gravedad entre mujeres y niños. 
 
 
 
Cuarto. Los líderes del paro anuncian la movilización de 25 mil campesinos más, que llegaran a los sitios de concentración donde se producen los bloqueos, para denunciar el bloqueo presidencial a la Zona de Reserva Campesina, con argumentos autoritarios y politiqueros.
 
 
 
Quinto. La Oficina del Alto Comisionado para los derechos humanos de Naciones Unidad hizo público un informe sobre el Catatumbo donde se advierte sobre el uso arbitrario de la fuerza contra los inermes campesinos y sus familias, que han sufrido atropellos, ultrajes y asesinatos por parte del ESMAD de la policía. Dicho informe es descalificado con discursos destemplados y calumniosos por el Mindefensa Pinzón quien orquesto un linchamiento mediático de Cesar Jerez, uno de los líderes más prestantes de la huelga agraria. Al respecto se utilizan viejos archivos policiales, de hace 10 años, para enlodar la imagen e integridad de Jerez. 
 
 
 
Sexto. Monseñor Leonardo Gómez Serna, destacado jefe de la iglesia católica señaló en una declaración que los campesinos del Catatumbo ya no tragan entero y por eso están reclamando con energía sus derechos. Expresa su apoyo a la ZRC por considerarla una herramienta adecuada de justicia y equidad social. Se perfila la iglesia de los pobres de la que esta hablando el nuevo papa Francisco.
 
 
 
Es evidente que esta extraordinaria movilización popular en el nororiente colombiano está marcando una ruta de lucha y acción por la paz, la democracia y la justicia social.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Caen líderes, dirigentes, exguerrilleros y niños

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Si algo queda claro de los episodios que en materia de orden público sacuden al país, es que se equivocan de cabo a rabo quienes insisten en echar leña al fuego de la confrontación militar, los amigos de la guerra, así como se equivocan también los que se empeñan en reavivar una lucha armada que lo único que produce a diario son múltiples horrores. La verdad es que la única solución viable es la implementación integral de lo acordado en La Habana.

El Estado colombiano firmó un Acuerdo de Paz con la organización guerrillera más fuerte e influyente en la vida nacional, las Farc. Gracias a este se puso fin a un conflicto de más de medio siglo y el país sintió un profundo alivio. En extensas regiones se pudo por fin vivir en la normalidad, y se esperaron ansiosamente, de acuerdo con lo pactado, los planes de ayuda del Estado que erradicarían la pobreza y elevarían su nivel de vida.
La salida de las Farc, que ejercían poder y establecían un ord…

La derecha sigue siendo muy fuerte en Colombia

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Muchos coinciden con la opinión de que el partido de gobierno sufrió una derrota contundente en las elecciones del domingo 27, concluyendo que no es cierto que el país se encuentre en manos de la derecha, como se pensó cuando Iván Duque derrotó a Petro en las últimas elecciones presidenciales. Las alcaldías de Bogotá, Medellín y Cali bastan para certificarlo.
Creo pasan cosas que inducen a pensar que la derecha sigue fuerte, solo que se ha difuminado en una serie de actores y posiciones que consiguen disimularla. No se trata de que el señor Álvaro Uribe conserve un alto índice de aceptación o no. Se trata de que sus ideas y prácticas se generalizan, aunque rostros y discursos distintos se asomen al escenario.
De otra manera no podrían explicarse fenómenos que de algún modo se imponen, sin la reacción que debieran despertar si primara una concepción diferente. Son 169 exguerrilleros firmantes del Acuerdo de Paz de La Habana, los asesinados …

Salida de Botero debe ser acompañada por un cambio en la política de seguridad

Comunicado Tomado de FARC Por Consejo Político Nacional

La renuncia del ministro de Defensa, Guillermo Botero, es una oportunidad para que el gobierno de Iván Duque ajuste su errada política de seguridad y defensa, que está llevando al país hacia el pasado de guerra y odio que se venía dejando atrás.
El asesinato de líderes sociales e integrantes de las FARC-EP  en proceso de reincorporación, las recientes masacres de indígenas en el departamento del Cauca, y la trágica muerte de ocho menores de edad en un desproporcionado bombardeo autorizado por el presidente Iván Duque,  son expresiones nefastas de esta situación.
La salida del ministro Botero no puede paralizar las investigaciones sobre las responsabilidades en los varios casos de presuntos crímenes de Estado. Los asesinados no pueden quedar en la impunidad. Pero, además, es necesario y urgente cambiar la doctrina del enemigo interno. El gobierno debe cambiar su interés de profundizar y empezar nuevos conflictos.
La actual política de s…