Ir al contenido principal

Manifiesto de solidaridad con movilizaciones del Tibú-Colombia

Comunicado
Tomado de ANNCOL
Por Corriente Bolivariana Guevarista

Viernes 21 de junio de 2013 Nos manifestamos no solo para apoyar sus demandas, legítimas, sino para denunciar con junto ellos el atropello del que están siendo víctimas, más que atropello de la represión con la cual el gobierno de Santos intenta callarlos con más de 200 campesinos presos por supuestos delitos de narcotráfico




Comunicado de la Corriente Bolivariana Guevarista: Manifiesto de solidaridad con movilizaciones del Tibú-Colombia

 Como decía Ernesto Che Guevara:
no solo debemos desearle éxito a los demás
 sino correr su misma suerte…

La paz de Colombia no puede tratarse de la firma de un tratado de libre comercio en el que participan dos gobiernos afines al sistema capitalista a favor de las transnacionales de los alimentos y minero energéticas; como tampoco podría limitarse a las mesas de diálogos que entablaron Gobierno de Santos con las FARC en La Habana, Cuba.

Porque el conflicto en Colombia no solo es armado, es social y las soluciones que se debatan al respecto tienen que ser integrales; reconocer a los afectados y señalar y erradicar las causas del conflicto: sistema económico neoliberal que priva de los servicios básicos a los colombianos, salud y educación privatizada, arrase de las tierras cultivables, bosques, ríos y reservas forestales por las transnacionales minero energética, sistema político controlado por la oligarquía y la nueva cultura de la narcopolítica y el paramilitarismo.

En fin, un contexto social conflictivo que tiene raíces históricas profundas y que el sacerdote Javier Giraldo señala con precisión e inteligencia, e irrefutables argumentos,  en su carta Al oído de los que dialogan por la paz 

 http://www.rebelion.org/docs/168471.pdf

Hoy, cuando importantes organizaciones sociales del Tibú, Catatumbo (Colombia), que reúnen más de 7 mil campesinos y campesinas, se movilizan para defender sus derechos a cultivar la tierra y la creación de una Reserva Campesina con propuesta de desarrollo agrario incluida, nos manifestamos no solo para apoyar sus demandas, legítimas, sino para denunciar con junto ellos el atropello del que están siendo víctimas, más que atropello de la represión con la cual el gobierno de Santos intenta callarlos con más de 200 campesinos presos por supuestos delitos de narcotráfico (Ley 30).

La violencia en Tibú comenzó desde que hace tres meses el Gobierno dio luz verde a la supuesta campaña de erradicación forzada de cultivos de coca sin proponer alternativas sociales y económicas a los campesinos. 
Pero lo más grave es que detrás de este supuesto plan de erradicación se esconde las pretensiones del Gobierno de Santos de seguir entregando las tierras del Catatumbo a las transnacionales minero energéticas y sabemos cuáles serán las consecuencias: desplazamiento forzado y pérdida de la tierra, pobreza y agravamiento del conflicto social.

Fue lo que sucedió en el pasado reciente en Catatumbo. El Estado, dominado por la rapiña política de Colombia, de la mano con el paramilitarismo ejecutó masacres y desapariciones en esta región para promover los agronegocios de la palma aceitera, desertificando la tierra.

Hoy Santos se niega se niega a declarar la Zona de Reserva Campesina del Catatumbo e intenta sentar a los campesinos con delegados de gobierno por un lado y con una pistola cargada de miedo por el otro.
Los compañeros campesinos del Tibú y Catatumbo jamás se han negado a dialogar, pero no en las condiciones que plantea Santos. No con persecución y masacre, con criminalización de la protesta.

La paz de la que habla Santos en La Habana sigue siendo una paz condicionada, limitada, sectaria y guerrerista. Para que haya paz en Colombia se deben atender hechos como lo del Tibú, resarcir a los campesinos, crear condiciones económicas y sociales para los colombianos pobres, excluidos y perseguidos, no para las transnacionales.    

¡Hasta la Victoria Siempre!

Maracaibo, 21 de junio de 2013

Correo:  traslashuellasdeamerica@gmail.com

Twitter: @patriadiversa

Comentarios

Entradas populares de este blog

Diego Palacio admite que sí compró reelección de Uribe

Noticia El Espectador


El exministro de Protección Social se acogió a la Justicia Especial para la Paz y empezó a colaborar con la justicia para obtener beneficios

Era la ficha que faltaba. La justicia Colombia había condenado a la excongresista Yidis Medina por el delito de cohecho al vender su voto para que fuera aprobada en Comisión Primera de Cámara la reelección del expresidente Álvaro Uribe. Este había sido comprado con el nombramiento de un gerente para una Empresa Social del Estado y había sido entregado por el ministro de Protección Social de este gobierno, Diego Palacio Betancourt.

El alto funcionario del gobierno Uribe lo había negado en varias ocasiones, incluso su caso llegó a la corte Suprema de Justicia que en diciembre de 2015 ratificó su condena. En esa situación, Palacio seguía asegurando que era inocente y hasta amenazaba con ir ante tribunales internacionales por lo que consideró una persecución política.

Pero la clave estuvo en la Justicia Especial para la Paz (JEP). Di…

Cómo la política de Álvaro Uribe posibilitó la multiplicación de los colados de las FARC

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel 24 de abril del 2019


Su gobierno ordenó dispersar a los guerrilleros por todas las cárceles y los comandantes perdieron control sobre 3000 presos. Allí pudo comenzar el tráfico de nombres
Me contaba una exguerrillera que en los días en que permaneció en La Habana, durante las conversaciones de paz, desempeñando la misión asignada y relacionada con la Mesa, se contactó con ella por el Facebook un antiguo mando de su Frente, que se encontraba en prisión desde hacía varios años. Quería pedirle un favor. En las cárceles ya corría la noticia de que se elaborarían listas de los prisioneros de las FARC y necesitaba que ella le ayudara a ser incluido.

Ella lo había conocido bien, sabía de quién se trataba y las circunstancias en las que había caído a la cárcel. Se interesó por él, le recibió sus datos, nombre, seudónimo, número de cédula, Frente al que pertenecía, en fin, lo que consideró pertinente. Y le prometió que plantearía su caso ante el res…

Álvaro Uribe busca volver trizas Acuerdo de Paz y demoler el sistema judicial.

Análisis Tomado de Pacocol Por Humberto de la Calle

La declaración leída por el Dr. Álvaro Uribe a raíz del caso Santrich no solo contiene afirmaciones absolutamente falsas, sino que utiliza un lenguaje incendiario que parece destinado a volver invivible la República, a impedir que todos los victimarios asuman sus responsabilidades y es un eslabón más en una tarea de demolición del sistema judicial que abarca la Corte Constitucional, la Corte Suprema y ahora la Jurisdicción Especial.
En la Habana no se pactó un cogobierno con el narcotráfico. Las FARC se obligaron a romper todo vínculo con esa actividad criminal. El Acuerdo prevé que la garantía de no extradición no cubre los delitos posteriores al Acuerdo. La providencia de la JEP no debilita eso. Se basa en la ausencia de pruebas sobre la fecha de los delitos atribuidos a Santrich.

Si se afirma que hay pruebas contundentes en poder de la Fiscalía, no es posible explicar que el Sr. Fiscal, en vez de renunciar, no haya procedido de inmedia…