Ir al contenido principal

Manifiesto de solidaridad con movilizaciones del Tibú-Colombia

Comunicado
Tomado de ANNCOL
Por Corriente Bolivariana Guevarista

Viernes 21 de junio de 2013 Nos manifestamos no solo para apoyar sus demandas, legítimas, sino para denunciar con junto ellos el atropello del que están siendo víctimas, más que atropello de la represión con la cual el gobierno de Santos intenta callarlos con más de 200 campesinos presos por supuestos delitos de narcotráfico




Comunicado de la Corriente Bolivariana Guevarista: Manifiesto de solidaridad con movilizaciones del Tibú-Colombia

 Como decía Ernesto Che Guevara:
no solo debemos desearle éxito a los demás
 sino correr su misma suerte…

La paz de Colombia no puede tratarse de la firma de un tratado de libre comercio en el que participan dos gobiernos afines al sistema capitalista a favor de las transnacionales de los alimentos y minero energéticas; como tampoco podría limitarse a las mesas de diálogos que entablaron Gobierno de Santos con las FARC en La Habana, Cuba.

Porque el conflicto en Colombia no solo es armado, es social y las soluciones que se debatan al respecto tienen que ser integrales; reconocer a los afectados y señalar y erradicar las causas del conflicto: sistema económico neoliberal que priva de los servicios básicos a los colombianos, salud y educación privatizada, arrase de las tierras cultivables, bosques, ríos y reservas forestales por las transnacionales minero energética, sistema político controlado por la oligarquía y la nueva cultura de la narcopolítica y el paramilitarismo.

En fin, un contexto social conflictivo que tiene raíces históricas profundas y que el sacerdote Javier Giraldo señala con precisión e inteligencia, e irrefutables argumentos,  en su carta Al oído de los que dialogan por la paz 

 http://www.rebelion.org/docs/168471.pdf

Hoy, cuando importantes organizaciones sociales del Tibú, Catatumbo (Colombia), que reúnen más de 7 mil campesinos y campesinas, se movilizan para defender sus derechos a cultivar la tierra y la creación de una Reserva Campesina con propuesta de desarrollo agrario incluida, nos manifestamos no solo para apoyar sus demandas, legítimas, sino para denunciar con junto ellos el atropello del que están siendo víctimas, más que atropello de la represión con la cual el gobierno de Santos intenta callarlos con más de 200 campesinos presos por supuestos delitos de narcotráfico (Ley 30).

La violencia en Tibú comenzó desde que hace tres meses el Gobierno dio luz verde a la supuesta campaña de erradicación forzada de cultivos de coca sin proponer alternativas sociales y económicas a los campesinos. 
Pero lo más grave es que detrás de este supuesto plan de erradicación se esconde las pretensiones del Gobierno de Santos de seguir entregando las tierras del Catatumbo a las transnacionales minero energéticas y sabemos cuáles serán las consecuencias: desplazamiento forzado y pérdida de la tierra, pobreza y agravamiento del conflicto social.

Fue lo que sucedió en el pasado reciente en Catatumbo. El Estado, dominado por la rapiña política de Colombia, de la mano con el paramilitarismo ejecutó masacres y desapariciones en esta región para promover los agronegocios de la palma aceitera, desertificando la tierra.

Hoy Santos se niega se niega a declarar la Zona de Reserva Campesina del Catatumbo e intenta sentar a los campesinos con delegados de gobierno por un lado y con una pistola cargada de miedo por el otro.
Los compañeros campesinos del Tibú y Catatumbo jamás se han negado a dialogar, pero no en las condiciones que plantea Santos. No con persecución y masacre, con criminalización de la protesta.

La paz de la que habla Santos en La Habana sigue siendo una paz condicionada, limitada, sectaria y guerrerista. Para que haya paz en Colombia se deben atender hechos como lo del Tibú, resarcir a los campesinos, crear condiciones económicas y sociales para los colombianos pobres, excluidos y perseguidos, no para las transnacionales.    

¡Hasta la Victoria Siempre!

Maracaibo, 21 de junio de 2013

Correo:  traslashuellasdeamerica@gmail.com

Twitter: @patriadiversa

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué el excomandante Andrés París ataca tan duro a Timochenko?

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Extraña regla quieren imponer los críticos acerbos del partido FARC. Sobre todo los que pertenecieron a sus filas alguna vez. Ellos pueden atacar el partido y su dirección, de manera abierta, cruda, incluso infame, recurriendo a las elaboraciones y argumentos más bajos. Se abrogan ese derecho que consideran inalienable, recurriendo a todos los espacios mediáticos y difundiendo por las redes al máximo sus infundios. Pero nadie puede responderles nada.
Si lo hace, está incurriendo en estigmatización, los sindica de disidentes, les confiere trato de enemigos. Cuanto se refiera a su labor corrosiva hace parte de inquinas y manipulaciones. Simplemente corrobora el espíritu antidemocrático y dictatorial que reina en el partido y sus dirigentes. Así que tienen la sartén por el mango, nadie puede contradecir sus dichos ni hacer claridad alguna sobre sus posiciones. Son la verdad revelada e incontrovertible.
A riesgo de convertirme de nuevo en blan…

En defensa del Partido de la Rosa

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Si algún documento histórico ha sido objeto de malas interpretaciones y consejas, ha sido precisamente el Acuerdo para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, conocido también como Acuerdo o Acuerdos de La Habana. Intereses de uno y otro lado se han empeñado en difamar de él, considerándolo por una parte como la consumación de la traición a la revolución, y por otra, como la consagración del comunismo en Colombia.
Desde los dos extremos del espectro político se han empeñado en impedir que el Acuerdo de Paz con las FARC tenga un desarrollo tranquilo. Teorías como la de que los revolucionarios no deben entregar las armas jamás, cumplen idéntico papel a aquellas que sostienen que el país le fue entregado a las FARC y por ende al castrochavismo. El resultado práctico de la acción de unos y otros es similar, impedir el paso a una Colombia diferente y en paz.
Que la derecha ultramontana calumnie el pacto de …

La extraña ciencia del profesor Carlos Medina Gallego

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

No suelo escribir sobre temas personales pues siempre he considerado este espacio como una oportunidad para exponer ideas. Si acaso algún asunto que toque una fibra íntima pueda haber provocado una columna en ese mismo tono, pero en líneas generales me he dedicado a opinar, consciente de que puede gustarle a mucha gente o no, apelando a la capacidad del público lector, quien en últimas define el curso de su pensamiento.
Esta primera columna de 2020, sin embargo, quiero dedicarla a un asunto que toca directamente conmigo. Y lo voy a soltar así, sin vueltas. Una amiga ofendida me envió el tuit que sobre mí publicó el profesor Carlos Medina Gallego, el cual normalmente debía ignorar, pues uno se acostumbra a las diatribas, las calumnias y las agresiones de los contradictores políticos. No sabía que el profesor de la Universidad Nacional lo fuera, al menos en ese extremo.
El tuit, de la cuenta oficial del profesor Medina, afirma: GABRIEL ANGEL…