Ir al contenido principal

Tener los mejores puntajes no significa tener los mejores estudiantes.

Tomado de Prensa Universidad




Sobre el nuevo proceso de admisión en la Universidad Nacional


El Consejo Académico de la Universidad Nacional de Colombia aprobó un novedoso mecanismo para el inicio de miles de estudiantes nuevos a la institución, en el cual con el examen de admisión no se ingresará a una carrera sino al centro educativo como tal, posterior a esto el admitido escogerá el plan de estudios que desea, teniendo así que los últimos puntajes tendrán los cupos que vayan restando en cada carrera o bien tan sólo las carreras que tengan poca demanda, lo cual se aplicará desde el próximo año. 


Esta decisión es un mecanismo más de la Universidad-Empresa en donde se quiere cuantificar todo y buscar la máxima eficiencia con los menores costos posibles, el mundo real es mucho más complejo y más aun el ser humano. Esto pasa cuando la tecnocracia se mete en todos los campos de la vida pretendiendo dar soluciones numéricas a problemas sociales. Lo más absurdo es que el rector dice que esta decisión se toma para aumentar la “equidad” académica pero que va en detrimento de la equidad social pues serán los aspirantes de colegios privados y de mayor estrato socio-económico quienes se quedarán con un pedazo mayor de la torta de cupos. 


Las leyes del mercado como la de la oferta y la demanda no deberían estarse aplicando de manera universal como si la universidad fuera aquella máquina de salchichas de la canción "Another Brick in the Wall" de Pink Floyd. 


Con esto se ve claramente que la intención de acabar con carreras de baja demanda sigue siendo un objetivo de la tecnocracia que prevalece en las instituciones de educación superior. No porque la carrera de Derecho tenga más demanda es más necesaria que Ingeniería Agrícola en un país donde la reforma agraria está aun por hacerse y donde la academia aporta poco o nada al desarrollo de la economía campesina más allá del modelo latifundista como el de la industria del azúcar o como el caso de la ganadería extensiva. En un tiempo dirán seguro nuevamente que carreras como Antropología no son necesarias porque quienes la estudian (obligados según los cupos disponibles y según el resultado del examen general de admisión) desertan más que en Ingeniería Mecatrónica porque esta última tendrá (como tiene ahora) muy buenos puntajes de admisión pero además estudiantes a gusto que la escogieron y no se la impusieron. 

Si bien algunas carreras de baja demanda concentran estudiantes con puntajes más bajos que otras, al menos muchos de quienes están allí cursan esos programas porque les gusta y no porque les toca. No sería un buen aporte para el país tener geógrafos o lingüistas que en realidad querían ser ingenieros o abogados. De nada sirve un estudiante de Ciencia Política bueno en matemáticas si no sabe siquiera en qué país vive para poder hacer un análisis de coyuntura.


Una idea similar ya había sido derrotada por el movimiento estudiantil y ¡profesoral! cuando el exrector de no grata recordación, Marco Palacios, la había propuesto en su reforma académica, incluyendo el ingreso por ciclos propedéuticos que se usa en algunas universidades y que se quiere implementar en la facultad de Ingeniería de la Universidad de Antioquia el próximo semestre. 


El sistema económico y social en Colombia ya impone carreras a muchos jóvenes que por presión familiar o del entorno se ven influidos para escoger carreras “rentables” o que dan estatus por encima de otras que en el papel no lo son pero que serían preferibles por gusto o por vocación. Los resignados serán muchos más a quienes les tocará escuchar de sus padres, amigos o su yo interior frases como: “siéntase orgulloso de estudiar en la mejor universidad del país así que quédese callado y gradúese rápido, cuántos no quisieran estar en su lugar”. 

Queda sobre el tintero inquietudes sobre los exámenes específicos que se realizan para el ingreso a ciertas carreras en algunas facultades, ¿Cómo afectará esta reforma la escogencia de capacidades específicas que deben demostrar los aspirantes a dichas carreras?  


El problema es estructural; hay que mejorar la equidad real al acceso a la educación superior de alto nivel académico con reformas de fondo y aumentando la cobertura con mayor presupuesto. No se pueden seguir haciendo arreglos cosméticos e improvisados que aumentarán el problema así se pretenda con ello hacer lo contrario. 

De nada servirá tener los mejores cerebros del país si están estudiando lo que les toca y no lo que quieren ni lo que necesita el país. 

Leonardo León 
@ingcritica 
Prensa Universidad 
Desde las aulas hacia Colombia

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mientras Duque juega a viajar por el mundo se dispara genocidio indígena

Análisis
Tomado de Pacocol
Por ARMANDO WOURIYU VALBUENA 
- Presidente ONIC 1999-2003


(Extractos) Que los árboles, animales y aguas gocen de buena salud, y traigan frutos, nuestros hijos se reproduzcan para mantener la energía vital de los Pueblos, que la dignidad se mantenga y perdure a nuevas generaciones, ya que en nuestras acciones está el bienestar y la extensión de la especie humana siendo de interés preservar la justicia milenaria en la oralidad.



Las cosas funcionaban de esta manera hasta que el imperio hispano católico, causó la guerra con sus caballos, pólvora y espadas.

Bajo el pensamiento (…) que contempla a un solo dios del sexo masculino, la mujer nace de un hombre y las personas son temerosas de ese dios (…)

La filosofía hispano católica, se impuso con los deberes morales de sus soldados causando despojo, desplazamiento, masacres, exterminios, envenenamientos etc., y luego se inició el proceso de gobernabilidad creándose el Virreinato de la Nueva Granada, donde el propietario de…

Torturas en la Escuela de caballería: Que la verdad y la justicia salgan a la luz

Análisis Tomado de Pacocol Por Rafael Barrios Mendivil - Colectivo de Abogados 


La Corte Suprema de Justicia, el 8 de agosto de 2019 precluyó la investigación contra la doctora Ángela María Buitrago Ruíz porque llegó a la conclusión que efectivamente Edgar Villamizar Espinel sí compareció a la Escuela de Caballería en el 2007 y, al no prefabricarse la prueba, el prevaricato por exclusión de materia quedó automáticamente sin sustento.

Corría el año 2007 cuando el cabo del ejército Edgar Villamizar Espinel llegó a la Escuela de Caballería durante una diligencia que adelantaba la fiscal Ángela María Buitrago Ruíz en el caso de los desaparecidos del Palacio de Justicia. Villamizar le dijo la verdad a la fiscal, que había visto en dicha guarnición militar a varios desaparecidos del Palacio y le escuchó decir al coronel Luis Alfonso Plazas Vega: “cuelguen a esos hijueputas”.

Tres años después, el señor Plazas Vega denunció a la fiscal Ángela Buitrago por falsedad ideológica en instrumento públi…

Qué lucha armada, ni qué ocho cuartos

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

En días pasados, en un evento con un buen número de reincorporados de las Farc, conversé con un antiguo mando de la organización, a quien conocí en filas como un destacado guerrero. Un hombre que pasó la mayor parte de su vida guerrillera en fuego cruzado con el enemigo, dirigiendo unidades cada vez más grandes, desempeñándose con maestría en las más complicadas situaciones de combate.

Un tipo modesto, como ordenaba el estatuto fariano. Que nunca se sintió mejor que los demás, que cumplía sus misiones al pie de la letra, que se sentía miembro de un Ejército en el cual el esfuerzo y las capacidades de cada uno, eran importantes en el momento preciso. Entrados en confianza, me comentó que con alguna frecuencia recibía propuestas o razones de los llamados disidentes, en las que le proponían retomar las armas junto a ellos.

Antiguos compañeros de lucha que insisten en continuar alzados, con el supuesto fin de consumar el plan estratégico aprob…