Ir al contenido principal

El papel de la sociedad civil en los procesos de paz

Análisis
Tomado de ANNCOL





Por: Camilo Raigozo.- Notimundo.
 
El Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, Cpdh, realizó el panel, “El papel de la sociedad civil en los procesos de paz”, durante los días 30 de noviembre y 1 de diciembre, al que asistieron delegaciones de 14 departamentos del país, de Estados Unidos y otros países.
El panel tuvo como propósito el debate, la socialización y la búsqueda de caminos, con las organizaciones sociales, para que la participación de la sociedad civil en la agenda que se discute en La Habana entre el Gobierno y las FARC-EP, sea efectiva.

Un delegado del Comité de Abogados Defensores de derechos Humanos de Estados Unidos informó en el evento que estuvieron en la cárcel La Picota en Bogotá visitando al defensor de los derechos humanos David Ravelo, encarcelado con acusaciones falsas y montajes judiciales, como política del régimen terrorista colombiano.

“Nuestro comité exige la libertad inmediata del defensor de derechos humanos David Ravelo porque es un luchador social inocente”, advirtió el delegado estadounidense.
Monseñor Héctor Fabio Henao, director nacional del Secretariado de la Pastoral Social y representación de la Iglesia católica, dijo entre otras cosas que:

“El núcleo verdadero en este proceso de paz deben ser los derechos humanos. Estos deben ser el motor que empuje la sociedad hacia la construcción de una paz estable y duradera”.

En entrevista con Telesur el prelado complementó que “Lo que se apunta es al fortalecimiento de los derechos políticos, civiles, sociales, culturales y ambientales de los pueblos y al reconocimiento de que esos derechos son el dinamismo que permite que una sociedad crezca y se fortalezca”.

Alirio Uribe, defensor de derechos humanos del Colectivo Alvear Restrepo en su intervención hizo énfasis en que “la sociedad civil debe estar preparada políticamente para la paz o para la guerra”.

A renglón seguido anotó que, “yo creo que llevamos muchos años construyendo la paz. También creo que somos nosotros los que vamos a construir la paz en este país a partir de todos los movimientos populares y organizaciones sociales”.

Jahel Quiroga, directora de la Corporación Reiniciar invitó a estudiar la agenda de la Mesa de Diálogos de La Habana, desde la óptica de los derechos humanos.

“El conflicto colombiano tiene sus raíces en la inequidad social y en la exclusión política. De manera que esos conceptos tienen que estar en la mesa de negociación para que la paz sea verdadera”, aseveró Quiroga.

Todos los panelistas coincidieron en que los diálogos de paz que adelantan el gobierno y las FARC-EP, se deben alimentar de las propuestas de las comunidades y de las organizaciones sociales, que a través de la historia son las han llevado la peor parte del conflicto social y armado.

El Cpdh rechazó la ampliación del fuero penal militar que está a punto de ser aprobado por el Congreso, ya que “sería una herramienta de guerra que menoscabe la construcción de la paz”.

En la tarde del viernes 30 noviembre las regiones rindieron su informe y se hizo un balance del diagnóstico en cada región del Cpdh.

También se trabajaron en distintas comisiones los temas: Incidencias e iniciativas de paz; derechos de las víctimas y lucha contra la impunidad; formación e investigación sobre derechos humanos y organización y fortalecimiento institucional.

Para el sábado 1 de diciembre se tiene previsto, continuar el trabajo de las comisiones en los diferentes temas; la realización de un taller sobre protección y garantías, la plenaria de conclusiones y la declaración final del evento.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mientras Duque juega a viajar por el mundo se dispara genocidio indígena

Análisis
Tomado de Pacocol
Por ARMANDO WOURIYU VALBUENA 
- Presidente ONIC 1999-2003


(Extractos) Que los árboles, animales y aguas gocen de buena salud, y traigan frutos, nuestros hijos se reproduzcan para mantener la energía vital de los Pueblos, que la dignidad se mantenga y perdure a nuevas generaciones, ya que en nuestras acciones está el bienestar y la extensión de la especie humana siendo de interés preservar la justicia milenaria en la oralidad.



Las cosas funcionaban de esta manera hasta que el imperio hispano católico, causó la guerra con sus caballos, pólvora y espadas.

Bajo el pensamiento (…) que contempla a un solo dios del sexo masculino, la mujer nace de un hombre y las personas son temerosas de ese dios (…)

La filosofía hispano católica, se impuso con los deberes morales de sus soldados causando despojo, desplazamiento, masacres, exterminios, envenenamientos etc., y luego se inició el proceso de gobernabilidad creándose el Virreinato de la Nueva Granada, donde el propietario de…

Torturas en la Escuela de caballería: Que la verdad y la justicia salgan a la luz

Análisis Tomado de Pacocol Por Rafael Barrios Mendivil - Colectivo de Abogados 


La Corte Suprema de Justicia, el 8 de agosto de 2019 precluyó la investigación contra la doctora Ángela María Buitrago Ruíz porque llegó a la conclusión que efectivamente Edgar Villamizar Espinel sí compareció a la Escuela de Caballería en el 2007 y, al no prefabricarse la prueba, el prevaricato por exclusión de materia quedó automáticamente sin sustento.

Corría el año 2007 cuando el cabo del ejército Edgar Villamizar Espinel llegó a la Escuela de Caballería durante una diligencia que adelantaba la fiscal Ángela María Buitrago Ruíz en el caso de los desaparecidos del Palacio de Justicia. Villamizar le dijo la verdad a la fiscal, que había visto en dicha guarnición militar a varios desaparecidos del Palacio y le escuchó decir al coronel Luis Alfonso Plazas Vega: “cuelguen a esos hijueputas”.

Tres años después, el señor Plazas Vega denunció a la fiscal Ángela Buitrago por falsedad ideológica en instrumento públi…

Qué lucha armada, ni qué ocho cuartos

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

En días pasados, en un evento con un buen número de reincorporados de las Farc, conversé con un antiguo mando de la organización, a quien conocí en filas como un destacado guerrero. Un hombre que pasó la mayor parte de su vida guerrillera en fuego cruzado con el enemigo, dirigiendo unidades cada vez más grandes, desempeñándose con maestría en las más complicadas situaciones de combate.

Un tipo modesto, como ordenaba el estatuto fariano. Que nunca se sintió mejor que los demás, que cumplía sus misiones al pie de la letra, que se sentía miembro de un Ejército en el cual el esfuerzo y las capacidades de cada uno, eran importantes en el momento preciso. Entrados en confianza, me comentó que con alguna frecuencia recibía propuestas o razones de los llamados disidentes, en las que le proponían retomar las armas junto a ellos.

Antiguos compañeros de lucha que insisten en continuar alzados, con el supuesto fin de consumar el plan estratégico aprob…