Ir al contenido principal

“No habrá paz en Colombia mientras no se cambie la actitud del Estado”: Ariel Armel



Opinión
Tomado de PCC
Por: Nelson Lombana Silva.-PaCoCol 
Sábado, 03 Noviembre 2012 09:24






(Ibagué, noviembre 3 de 2012) Ariel Armel, ex gobernador del Tolima, ex constituyente y director del programa de televisión “El boletín del consumidor” habló sobre los diálogos de paz entre el gobierno Santos y la insurgencia armada, señalando enfáticamente que “No habrá paz mientras no se cambie la actitud del Estado”.


El veterano dirigente liberal explicó que la paz es producto de cambios sustanciales del Estado, que mientras éstos no se produzcan será muy difícil hablar de paz, por cuanto ésta está supeditada a reformas sociales, políticas y económicas para lo cual es pertinente tener la clase dirigente voluntad política.


“Ahora renace la posibilidad de paz en una forma mucho más concreta, dijo, por lo tanto es necesario detenernos unos minutos para pensar cómo se debe manejar el proceso de paz”.


“La paz que buscamos no la encontramos en los libros, no nace de acuerdos o de un simple tratado, tampoco puede nacer del simple silenciamiento de los fusiles, ni siquiera cuando se disminuya los índices de violencia, ni siquiera así podemos decir que estamos caminando hacia la paz, la paz no depende de celebración de pactos, la paz nace de un cambio de actitud de las personas que dirigen el Estado y del Estado mismo”, agregó desde el centro de convenciones “Alfonso López Pumarejo de la gobernación del Tolima.


Dijo igualmente que solo era posible aclimatar la paz si había voluntad política, sinceridad por parte del Estado y de su clase dirigente: “Los filósofos, los entendidos y los expertos que a través de la historia se han detenido a estudiar el fenómeno han dicho que si la paz no está dentro, no la podemos encontrar afuera”.


Para compaginarnos de verdad con la paz, el dirigente político señaló siente aspectos necesarios a tener en cuenta: “Pensar en la paz, hablar sobre la necesidad de hacer la paz, querer hacer la paz, realizar actos de paz, aprender a hacer la paz, enseñar a hacer la paz y hacer la paz”.


Indicó que el mejor tratado que se ha hecho de paz en Colombia es la constitución de 1991, lo que sucede es que lo que allí aparece no se ha llevado a cabo, razón por la cual se presenta la violencia en Colombia pues la gente al sentirse marginada de esos derechos necesariamente reacciona y esas son las consecuencias que estamos viviendo.


En ese sentido, el doctor Ariel Armel habló de dos aspectos en concreto: El principio de igualdad y el propósito de obtener la unidad de la nación asegurando el respeto y los derechos de las personas en el marco de la democracia y los derechos políticos, sociales y económicos. “Si se dan esas dos condiciones es posible hablar de paz en Colombia”, señaló.


Se preguntó y él mismo se contestó: “¿Existe en Colombia la igualdad? Claro que no; ¿Existe en Colombia democracia, participación, en medio del cual se puedan asegurar todas las personas que habitan el territorio nacional, los derechos políticos, ideológicos y sociales? Claro que no”.


Para sustentar dicha tesis el doctor Ariel Armel colocó un par de ejemplos bien ilustrativos y certeros: La salud y la educación. Ambas se encuentran abandonadas por parte del Estado, a pesar de estar clara en la Constitución nacional vigente. En ese sentido se cuestionó: “Las familias que no pueden acceder a la salud no pueden tener paz”. “Esta es una democracia de mentirillas como dijo Darío Echandía”, señaló Ariel Armel.


También se refirió a lo costoso de los servicios públicos diciendo: “Todos sabemos que los servicios públicos no están al alcance de la gente, sabemos también que no existe en Colombia bienestar para todos como lo considera la constitución nacional de 1991”.


“Mientras el Estado no cambie y los gobernantes asuman una posición distinta, siempre habrán familias hoscas al sentirse desplazadas e ignoradas por el establecimiento y eso será el caldo de cultivo de la violencia, por eso digo, que la paz conlleva actitudes distintas, mientras tanto la violencia seguirá siendo una realidad dolorosa en Colombia”, concluyó diciendo el doctor Ariel Armel. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Caen líderes, dirigentes, exguerrilleros y niños

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Si algo queda claro de los episodios que en materia de orden público sacuden al país, es que se equivocan de cabo a rabo quienes insisten en echar leña al fuego de la confrontación militar, los amigos de la guerra, así como se equivocan también los que se empeñan en reavivar una lucha armada que lo único que produce a diario son múltiples horrores. La verdad es que la única solución viable es la implementación integral de lo acordado en La Habana.

El Estado colombiano firmó un Acuerdo de Paz con la organización guerrillera más fuerte e influyente en la vida nacional, las Farc. Gracias a este se puso fin a un conflicto de más de medio siglo y el país sintió un profundo alivio. En extensas regiones se pudo por fin vivir en la normalidad, y se esperaron ansiosamente, de acuerdo con lo pactado, los planes de ayuda del Estado que erradicarían la pobreza y elevarían su nivel de vida.
La salida de las Farc, que ejercían poder y establecían un ord…

La derecha sigue siendo muy fuerte en Colombia

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Muchos coinciden con la opinión de que el partido de gobierno sufrió una derrota contundente en las elecciones del domingo 27, concluyendo que no es cierto que el país se encuentre en manos de la derecha, como se pensó cuando Iván Duque derrotó a Petro en las últimas elecciones presidenciales. Las alcaldías de Bogotá, Medellín y Cali bastan para certificarlo.
Creo pasan cosas que inducen a pensar que la derecha sigue fuerte, solo que se ha difuminado en una serie de actores y posiciones que consiguen disimularla. No se trata de que el señor Álvaro Uribe conserve un alto índice de aceptación o no. Se trata de que sus ideas y prácticas se generalizan, aunque rostros y discursos distintos se asomen al escenario.
De otra manera no podrían explicarse fenómenos que de algún modo se imponen, sin la reacción que debieran despertar si primara una concepción diferente. Son 169 exguerrilleros firmantes del Acuerdo de Paz de La Habana, los asesinados …

Salida de Botero debe ser acompañada por un cambio en la política de seguridad

Comunicado Tomado de FARC Por Consejo Político Nacional

La renuncia del ministro de Defensa, Guillermo Botero, es una oportunidad para que el gobierno de Iván Duque ajuste su errada política de seguridad y defensa, que está llevando al país hacia el pasado de guerra y odio que se venía dejando atrás.
El asesinato de líderes sociales e integrantes de las FARC-EP  en proceso de reincorporación, las recientes masacres de indígenas en el departamento del Cauca, y la trágica muerte de ocho menores de edad en un desproporcionado bombardeo autorizado por el presidente Iván Duque,  son expresiones nefastas de esta situación.
La salida del ministro Botero no puede paralizar las investigaciones sobre las responsabilidades en los varios casos de presuntos crímenes de Estado. Los asesinados no pueden quedar en la impunidad. Pero, además, es necesario y urgente cambiar la doctrina del enemigo interno. El gobierno debe cambiar su interés de profundizar y empezar nuevos conflictos.
La actual política de s…