Ir al contenido principal

Habla el sociólogo Amand Mattelart.- "La comunicación es esencial para la democracia".


Análisis
Tomado de PCC
Por: Juan Carlos Hurtado Fonseca 
Sábado, 03 Noviembre 2012 03:16






El autor de “Un mundo vigilado” visitó al país para compartir con estudiantes su experiencia como investigador de la cultura y la comunicación, hablar de la política mundial y de las transformaciones democráticas que se realizan en Latinoamérica. VOZ habló con él

Invitado por la Pontificia Universidad Javeriana, estuvo en Colombia la semana pasada el sociólogo e investigador de la comunicación, Armand Mattelart. Con estudiantes, académicos, e investigadores, habló de su obra, de los estudios culturales en América Latina y hasta de la crisis económica en la Unión Europea. 


El investigador es autor de conocidos textos como Para leer al pato Donald, un clásico de la literatura política en los años 70; del que aseguró que al contextualizarlos, varios de sus capítulos tendrían vigencia. También es autor de libros como Los medios de comunicación en tiempos de crisis, América Latina en la encrucijada telemática, ¿La cultura contra la democracia?, Pensar sobre los medios: Comunicación y crítica social, entre otros. Su último trabajo es Un mundo vigilado.


Con Allende

Luego de doctorarse en sociología en la Universidad de Lovaina, Bélgica, en 1960; llegó a Chile en 1962, país donde estuvo hasta 1973 cuando tuvo que salir exiliado a Francia perseguido por la dictadura militar.


En una de sus conferencias la semana pasada aseguró que cuando inició estudios en comunicación en Chile entendió que las teorías con las que se contaba en ese tiempo, negaban la historia de los pueblos latinoamericanos, como las de los oprimidos. La noción que tenía de desarrollo, de difusión, era contradictoria con la idea de emancipación. 


“La elección de Salvador Allende nos llevó a una zona ciega en el propio pensamiento progresista, ‘¿qué hacer con los medios?’ Los tres años de la Unidad Popular fueron de experimento tanto a nivel de los estudios de descodificación, desmitificación. Es en ese momento que inicia la reflexión sobre lo que ustedes llaman en América Latina la ciudadanización de los medios de comunicación”, comentó el profesor Mattelart para explicar algunos motivos que lo inclinaron a determinadas investigaciones sobre imperialismo cultural.



Medios sin control

Según Armand Mattelart, el proceso chileno es el único que se reclamaba socialista y que luchó en el espacio del pluralismo de las voces; la pluralidad también de los medios concentrados. “Una lección para la historia es que Allende no hizo nada para controlar a los medios de comunicación. Fue duro ver que ellos transformaron la libertad de prensa, de expresión, en una libertad de sedición directamente y usaron sus masas para golpear al gobierno popular. Los que participamos en el proceso nunca se nos ocurrió otra actitud y el precio pagado fue muy duro”, comentó el profesor. 


Acerca de la discusión y las contradicciones que se presentan con las grandes empresas periodísticas, en varios países latinoamericanos, expresó que el hecho de que hayan planteado un estatuto para los medios es importante porque participan de un despertar –aunque se esté de acuerdo o no-, de una toma de conciencia global de que los medios no pueden seguir siendo monopolios comerciales, ni de Estado. “También hay que ver la aprobación de la ley audiovisual en Argentina, la lucha de los periodistas brasileños para conseguir una regulación de las televisiones privadas y la posibilidad de radios y televisiones comunitarias con la digitalización. Son momentos importantes para América Latina”, anotó.


Momento histórico


VOZ dialogó con el investigador para que entregara su punto de vista sobre la manera de cubrir desde los medios de comunicación, el actual proceso de paz colombiano.


- Ustedes los intelectuales, desde Europa, ¿cómo  ven lo que está pasando en Colombia?


- Para mí que no vivo en Colombia y que leo los diarios de afuera, los cables de información, etcétera, es un momento importante; el de la paz. Es fundamental, es un momento histórico.


- En Colombia los grandes medios de comunicación ya tienen una agenda en el cubrimiento del proceso de paz, para sabotearlo, atacarlo y dar a entender que debe ser un acto de rendición y entrega de la insurgencia. ¿Cómo la prensa alternativa e independiente debe enfrentarse al reto de hacer algo diferente?


- Es el deber de la prensa alternativa, pero también de los propios medios dominantes. Si seguimos con visiones bipolares no se puede llegar a la paz. El problema es cambiar a representaciones que no sean bipolares. Eso es todo un aprendizaje, es el aprendizaje democrático. Es evidente que durante años hubo representaciones que son la radicalización de la bipolarización. Si esto no se cambia no hay posibilidad de entenderse.


- Pero eso es algo que no será acogido por las grandes empresas periodísticas que tienen intereses económicos, contrapuestos a un proceso como lo plantea la insurgencia.


- Si claro. El problema es que no es cuestión únicamente de los medios, son las instituciones, la educación. Usted no puede remitirse únicamente a los medios, es una cuestión de toda la sociedad. La educación es fundamental. No se puede pasar a la paz sin interrogar las representaciones que hubo ante ambos bandos.


- En ese sentido, ¿cómo deben ser los lenguajes y las narrativas a utilizar para hablar sobre el proceso de paz?
- No tengo fórmulas y como vengo de afuera no puedo responder bien lo que me dice. Yo le creo. Es normal que todavía en esta fase haya un lenguaje que se ha favorecido, el que no es conciliable con un proceso de negociación. 


-¿Cómo ve las discusiones sobre libertad de prensa en Latinoamérica en el contexto de los cambios políticos que se desarrollan, donde la izquierda es protagonista?


- América Latina está en un momento importante, donde la ciudadanía está tomando conciencia de la importancia de los medios en la creación de una opinión y en el desfase entre sus necesidades y lo que expresan los medios. Es evidente que se discute el punto de la libertad de empresa, muchas veces confundido con libertad de prensa. Algo normal en la medida que la conciencia ciudadana está reclamando otras formas de comunicación. 


Pienso que la izquierda latinoamericana es múltiple. Y en muchos sectores hay una reflexión sobre las estrategias de comunicación y sobre la democratización de la comunicación. Eso es un cambio radical con lo que vivimos en los 60 y 70. Creo que hay una toma de conciencia de que la comunicación es un factor esencial de construcción de una verdadera democracia.


Foto : Armand Mattelart dialoga con Juan Carlos Hurtado.


Entresacado: “Una lección para la historia es que Allende no hizo nada para controlar a los medios de comunicación”

Comentarios

Entradas populares de este blog

Caen líderes, dirigentes, exguerrilleros y niños

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Si algo queda claro de los episodios que en materia de orden público sacuden al país, es que se equivocan de cabo a rabo quienes insisten en echar leña al fuego de la confrontación militar, los amigos de la guerra, así como se equivocan también los que se empeñan en reavivar una lucha armada que lo único que produce a diario son múltiples horrores. La verdad es que la única solución viable es la implementación integral de lo acordado en La Habana.

El Estado colombiano firmó un Acuerdo de Paz con la organización guerrillera más fuerte e influyente en la vida nacional, las Farc. Gracias a este se puso fin a un conflicto de más de medio siglo y el país sintió un profundo alivio. En extensas regiones se pudo por fin vivir en la normalidad, y se esperaron ansiosamente, de acuerdo con lo pactado, los planes de ayuda del Estado que erradicarían la pobreza y elevarían su nivel de vida.
La salida de las Farc, que ejercían poder y establecían un ord…

La derecha sigue siendo muy fuerte en Colombia

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel

Muchos coinciden con la opinión de que el partido de gobierno sufrió una derrota contundente en las elecciones del domingo 27, concluyendo que no es cierto que el país se encuentre en manos de la derecha, como se pensó cuando Iván Duque derrotó a Petro en las últimas elecciones presidenciales. Las alcaldías de Bogotá, Medellín y Cali bastan para certificarlo.
Creo pasan cosas que inducen a pensar que la derecha sigue fuerte, solo que se ha difuminado en una serie de actores y posiciones que consiguen disimularla. No se trata de que el señor Álvaro Uribe conserve un alto índice de aceptación o no. Se trata de que sus ideas y prácticas se generalizan, aunque rostros y discursos distintos se asomen al escenario.
De otra manera no podrían explicarse fenómenos que de algún modo se imponen, sin la reacción que debieran despertar si primara una concepción diferente. Son 169 exguerrilleros firmantes del Acuerdo de Paz de La Habana, los asesinados …

Salida de Botero debe ser acompañada por un cambio en la política de seguridad

Comunicado Tomado de FARC Por Consejo Político Nacional

La renuncia del ministro de Defensa, Guillermo Botero, es una oportunidad para que el gobierno de Iván Duque ajuste su errada política de seguridad y defensa, que está llevando al país hacia el pasado de guerra y odio que se venía dejando atrás.
El asesinato de líderes sociales e integrantes de las FARC-EP  en proceso de reincorporación, las recientes masacres de indígenas en el departamento del Cauca, y la trágica muerte de ocho menores de edad en un desproporcionado bombardeo autorizado por el presidente Iván Duque,  son expresiones nefastas de esta situación.
La salida del ministro Botero no puede paralizar las investigaciones sobre las responsabilidades en los varios casos de presuntos crímenes de Estado. Los asesinados no pueden quedar en la impunidad. Pero, además, es necesario y urgente cambiar la doctrina del enemigo interno. El gobierno debe cambiar su interés de profundizar y empezar nuevos conflictos.
La actual política de s…