Ir al contenido principal

ELN: ¿La Paz de Quién? (Reflexiones sobre el inicio de los diálogos de paz)




Escrito por Revista Insurrección


“El pueblo colombiano que es quien sufre los efectos del conflicto, debe ser el protagonista del esfuerzo verdadero en ponerle fin para que dicho conflicto sea un capítulo más del pasado, en la historia nacional.”


¿La Paz de Quién? Reflexiones sobre el inicio de los diálogos de paz.
Revista Insurrección, 22 de Octubre de 2012

El pasado 18 de Octub|re con la instalación de la mesa de dialogo, entre el gobierno colombiano y las FARC en Oslo Noruega, se inició la fase dos, un nuevo y laudable esfuerzo por la paz de Colombia.

Las diferencias existentes entre las partes, que brotaron en pronunciado caudal, tanto en las palabras protocolares como en la Rueda de Prensa, encendió los ánimos de los grandes medios informativos y de los comentaristas del régimen, que han torpedeado y hecho daño a los procesos de paz anteriores.

Esa carga negativa que se arroja ahora sobre el futuro de los diálogos, perjudica estos esfuerzos y contradice la aureola optimista de los días anteriores.

Hay que ser realistas, lograr una paz estable y duradera, pasa por un proceso de construcción y largo aliento, donde se requiere mucha comprensión, flexibilidad y tolerancia de los contrincantes, en el que no sólo el Gobierno y la insurgencia sean los depositarios de esta loable meta, sino la nación entera con su diversidad regional, sectorial, generacional y cultural.
Ojala reflexionen los grandes medios informativos y entiendan que este comportamiento genera desconfianza y no ayuda a sembrar, sino que le da fuerza a los enemigos de la paz para que le pongan palos a las ruedas.

Si de verdad se está pensando en la terminación del conflicto para que por fin los colombianos podamos convivir en paz, es necesario que se rodee la mesa con la critica sana ante fallas que puedan cometerse, entendiendo que se dialoga entre contendientes que son humanos, que defienden ideas y proyectos contrarios, y cargan el cúmulo de heridas y sentimientos causados en medio siglo de guerra.

Es cómodo mirar la corrida de toros desde la barrera y asumir posturas descalificadoras y sesgadas, desde una de las esquinas e intereses de los contendientes. Esta manera parcializada de actuar, estropea el camino de la salida incruenta, que reclaman las grandes mayorías de la Nación y le sirve y apuesta, no a la paz sino a una de las partes que busca resolver el conflicto sin que nada cambie para que todo siga igual.
Es entendible que existan interrogantes y surjan otros en la medida que pasan los días, así como desconfianzas y falta de credibilidad de parte y parte sobre el cómo y a qué costo se logra la terminación del conflicto, para que pueda reinar la paz.

Cabe preguntarse, ¿de verdad se está por un futuro de país para todos y no solo para unos pocos y qué implica hacer cambios? De ser así, el proceso que se inicia no debe torpedearse, sino apuntalarse con el concurso de los distintos sectores sociales que históricamente han trabajado por la paz y la han convertido en motivo de lucha permanente.
No solo es la guerrilla, como algunos lo pretenden, la que debe hacer los esfuerzos hacia la paz, sino también la oligarquía como contraparte, a través del gobierno que la representa, desactivando las causas originarias y que alimentan el conflicto interno, que no es solo armado, sino y fundamentalmente social.

El pueblo colombiano que es quien sufre los efectos del conflicto, debe ser el protagonista del esfuerzo verdadero en ponerle fin para que dicho conflicto sea un capítulo más del pasado, en la historia nacional.

No es sensato que el Gobierno se plantee reducir la participación de la sociedad a una dinámica de unos foros, argumentando que enriquecerán la mesa de dialogo, cuando la realidad demuestra que las organizaciones populares y sociales tienen una dinámica propia de lucha para exigir su protagonismo en un proceso de paz, que debe estar estrechamente ligado y en la perspectiva de resolver los problemas que atañen a las mayorías.
Si el gobierno no entiende esas realidades y pretende encasillar la lucha de la sociedad por la paz, solo a la a los estrechos marcos de un congreso desgastado por la corrupción, la parapolítica y los intereses de grupos de poder de las élites, esa anhelada paz terminará por ser una frustración.

Este momento debe mostrar la grandeza de las partes contendientes, darle confianza a la sociedad, demostrando que la paz de que hablamos es la apuesta verdadera donde no hay vencedores ni vencidos sino ganadores, porque Colombia será el país que empiece a construir justicia y equidad, democracia y soberanía, lo cual traerá reconciliación, basada en el respeto y el reconocimiento de todas y todos los colombiano. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Policía y Ejército habrían reclutado menores de edad para infiltrarlos en las FARC

NoticiaPor Colombia Soberana

El Senador de la República y uno de los miembros de la dirección del Partido FARC, Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, Carlos Antonio Lozada, en audiencia en la Jurisdicción Especial para la Paz JEP que inició el día de hoy, 18 de septiembre a las 9:00 am, hizo entrega de documentos que probarían que la Fuerza Pública reclutaba menores de edad para infiltrar la antigua guerrilla, con misiones específicas como el asesinato de mandos de esa organización."Se trata de un informe de un interrogatorio de un caso de infiltración de una muchacha... la fecha en que fue reclutada por, debe ser, un suboficial de la Policía, que tenía una relación sentimental con ella, el tipo de curso que recibió, las misiones que cumplió. Luego un segundo reclutamiento que se le hace por parte del Ejército a ella, a través de un acercamiento que hicieron con el programa de "Soldado por un Día", está el nombre del batallón, el sitio exacto donde estaba ubicada …

Asociación Americana de Juristas (AAJ), rechaza el abuso policial y la criminalización en Colombia

Comunicado Tomado de PacocolPor Asociación Americana de Juristas

La Asociación Americana de Juristas (AAJ), entre cuyos objetivos se encuentran la lucha por la promoción de los derechos humanos y su efectiva vigencia, la concreción de mejores y más efectivas garantías para su protección, teniendo en presente:
1. La  escalada de persecución, violencia y asesinatos de líderes sociales, populares y de las organizaciones gremiales, intelectuales, docentes, defensores de Derechos Humanos y de la Naturaleza, defensores de LGBTQI, indígenas, afrodescendientes y líderes de la oposición en Colombia.2. El hecho de un nuevo caso de brutalidad policial que conmocionó al país el pasado 9 de septiembre por la muerte del estudiante de último año de Derecho, Javier Ordóñez como consecuencia de las agresiones y golpes propiciados por un grupo de policías descargando múltiples choques electrónicos con pistolas Taser y objetos contundentes, y otros 10 jóvenes, en los últimos en Bogotá, listado que es entr…

Comunicado de Iván Cepeda: 30 verdades caso Uribe.

AnálisisTomado de Contra CaraPor Iván Cepeda



Para su mejor comprensión, hemos recopilado la serie de trinos del senador Iván Cepeda Castro sobre este trascendental caso para la vida nacional.
#30VerdadesCasoUribe
1. Mañana un juez de garantías examinará si el exsenador Álvaro Uribe debe continuar privado de su libertad. Desde que esa medida fue tomada, él no ha dejado de conspirar y atentar contra la administración de justicia.
2. Desde El Ubérrimo, Uribe ha desplegado una sediciosa campaña contra los magistrados que han instruido el proceso y contra la parte civil. Esa campaña incluye intentos de difamación personal e institucional, calumnia sistemática e instigación a la violencia
3. Se dice que contra el investigado Uribe Vélez no hay “una sola prueba reina”. La realidad es que en su contra pesan toda clase de indicios, evidencias y pruebas, que configuran un acervo que debe conducirlo a juicio y a condena.
4. Tras 9 años de investigaciones desde diversas instancias, primero contra mí y …