Ir al contenido principal

"Las mujeres seremos protagonistas, no lo pongas en duda" Victoria Sandino

Entrevista
Por María Méndez
Fundación Colombia Soberana



En el marco del proceso de paz en La Habana Cuba entre el Gobierno Nacional y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo, FARC-EP, se dio algo inédito: la conformación de la Subcomisión de Genero, que tiene como tarea analizar cada uno de los puntos acordados entre el Gobierno y la Guerrilla y darle un enfoque diferencial de género. 

Tuvimos la oportunidad de hablar con la Comandante Victoría Sandino, quién de una manera amable y paciente nos respondió nuestros cuestionamientos.

Subcomisión de Género. Antecedentes

Yo llego a La Habana el 6 de abril del 2013.  Había una fuerte presión tanto de los medios y del movimiento de mujeres en Colombia. Una presión un poco mal hecha, inicialmente por parte de los medios. Cuando digo el movimiento de mujeres no me refiero a todos, sino a uno en especial, a uno que hizo presencia en la red y en los medios de comunicación. Y esta presión era con respecto a la participación de la mujer en el proceso de paz.

La Cumbre de Mujeres por la paz venía haciendo unas manifestaciones y declaraciones, justificadas por supuesto, en tanto que aquí en La Habana no había la participación de las mujeres, una presencia de manera decidida. Ellas exigían a las partes que esa participación fuera evidente y concreta. Cosa que no era cierta, no correspondía a la dinámica, especialmente por parte de la guerrilla, ni al desarrollo de la guerrilla misma. 

Pero tenían razón en dos cosas: que no había una participación suficiente por parte de las mujeres, y que más allá de que hicieran o no presencia las mujeres en la Mesa y en el proceso como tal, lo que sí definitivamente no había, era un enfoque de género en todo lo que tenía que ver con las conversaciones.

Cuando yo llego y encuentro ese debate, empiezo a buscar contactos con estas organizaciones para tratar de analizar lo que estaban exigiendo más allá de la crítica. No hubo mucha receptividad. Hubo contacto con las mujeres del gobierno, pero no con nosotras, no lo buscaron. 

Nosotras analizábamos todo lo que ellas mandaban, en ese tiempo llegaron unos documentos a la Mesa. Pero la respuesta que queríamos era más concreta ¿Qué hacemos para escucharlas? Porque efectivamente no existían las herramientas. Lo pactado con el gobierno era que la conversación era entre las partes, no había manera de una participación directa, no solamente de las mujeres, sino de la sociedad en su conjunto. 
Estaban los foros y la página web que se había constituido para tal propósito. Exploramos mecanismos para escuchar a la mujer colombiana, sus propuestas, sus inquietudes. Esto fue lo que nos permitió hablar entre las mujeres que estábamos dialogando en la Mesa, tanto las de la guerrilla como las del gobierno.

A finales del 2013 nombran a las dos plenipotenciarias por parte del gobierno que eran la señora María Paulina Riveros y Nigeria Rentería. Hablamos con ellas e hicimos lobby entre las jefaturas de las delegaciones y para hacer este proceso de género paralelo. Pero era todo o nada y ya se había logrado acuerdos en el primer punto, Reforma Rural Integra, el de participación y el de cultivos. 

La Subcomisión

Foto FARC-EP
Entonces la subcomisión es el espacio creado por la Mesa para darle un adecuado enfoque de género a los acuerdos. No solo los que se habían logrado hacer, sino de ahí en adelante todos los que vienen hasta la firma del acuerdo final. Y,  en nuestra visión, la subcomisión debe ir más allá del acuerdo final, tiene que estar en la implementación de los acuerdos, para lograr que lo alcanzado en los acuerdos parciales sea una realidad. 

La dimensión de la subcomisión se la dimos las mismas mujeres, se vio la importancia del movimiento social,  y ahí estamos hablando de todo el movimiento de mujeres en Colombia, hay mucha iniciativa. 

Hemos hecho inicialmente tres audiencias, y todos son elementos para los acuerdos. En tiempo record hemos hecho la revisión total de los acuerdos, ya los tenemos listos, con un enfoque más amplio de género (mujeres, comunidad LGTBI y niñas y niños).
Como te decía, hemos terminado de hacer la revisión, y ya estamos por entregar a la mesa en pleno, y ojalá que se publiquen de inmediato, para que las mujeres, Colombia y el mundo conozca de qué se trata.

La permanencia de la Subcomisión después de la firma final, depende en gran medida de la presión y disposición del movimiento de mujeres y del movimiento social en general. Porque las organizaciones mixtas estarán compuestas por hombres y por mujeres y allí se tendrán que defender los derechos de las mujeres y de todos sus asociados. 

La subcomisión un gran salto en los diálogos de paz

Ni en los diálogos  en el Caguán, ni en el año 92 en Tlascala y Caracas, ni tampoco en el 84 en La Uribe (Meta), mejor dicho en ninguno de los diálogos que han tenido que ver con las FARC se tuvo en cuenta la perspectiva de género. Pero tampoco con las otras guerrillas, te estoy hablando del M-19, del EPL, del Quintín y demás, no hubo ninguna política de género, he aquí la diferencia con nuestros procesos y la lucha que quiere articular nuestra guerrilla.

Y eso lo acabamos de constatar en el reciente encuentro de mujeres ex combatientes de Colombia y de unos siete países más. Fue una experiencia reveladora, un campanazo enorme para nuestro proceso, mirando lo que ocurrió en esos movimientos y en esos procesos. Es un reconocimiento a la gente que hemos tenido en nuestro proceso acá en La Habana, porque realmente el tema de la Subcomisión es inédita, incluso para cualquier proceso de paz en el mundo que haya terminado con su resolución por la vía negociada, es un paso un importante.

Encuentro con las mujeres excombatientes. La participación de las mujeres después de los proceso de paz.

Tomada de Mujer Fariana
Dije anteriormente que fue  una campanada de alerta, porque finalmente es doloroso, diría yo, pensar en las mujeres excombatientes que terminamos en un proceso de paz. Fue muy triste, pero también nos dio mucha fortaleza, las 20 mujeres de la delegación salimos con muchas preocupaciones.

Esto nos confronta. Porque estas mujeres no solo no tuvieron un papel protagónico en la política y las decisiones del destino de sus movimiento políticos, sino que además fueron estigmatizadas, tuvieron que enfrentar conflictos y retos, el rechazo de sus familias, las que tenían hijos el rechazo de ellos  porque no estuvieron con ellos o no los criaron. Muchos reproches y exigencias, porque le dieron sus vidas a la lucha y luego regresan sin nada.

Estas mujeres fueron abandonadas por sus organizaciones. Todas las excombatientes colombianas expresaron lo mismo. Estuvieron mucho tiempo abandonadas, delegadas al ámbito privado. Fue la decisión de ellas, después de muchos años de desmovilización, volverse a buscar una a una, y de constituir la Red de Mujeres Excombatientes en un acto de valentía. 

Han venido trabajando, han hecho proyectos productivos y tiene muchas iniciativas, pero sobretodo, tienen organización, tienen encuentros, la capacidad de unirse como mujeres. Y hemos entrado a formar una hermandad, porque la realidad que viene para nosotras ya ellas la pasaron. Fue un encuentro revelador y muy entre nosotras, de hermanas, de compañeras. 

La dinámica de trabajo de la subcomisión de género

Es difícil. Acá todos tienen un ritmo, estamos cargados de muchísimo trabajo. Hay muchas tareas pero tenemos que dedicarnos a la subcomisión. Te hablaré de mi caso personal, hasta noviembre del año pasado, estuve en la Comisión de Redacción de Acuerdos. Las sesiones eran todos los días, desde las 8:30 am que llegábamos al Palco, la comparecencia ante los medios de comunicación y después de eso de una vez entrábamos a la sesión de la Comisión. Estábamos allí hasta la 1:30 pm. Regresábamos de almorzar, por la tarde teníamos que trabajar en el debate del día siguiente, pero a la par teníamos que trabajar para organizar las reuniones de la Subcomisión, tanto entre las mujeres de las FARC, como también la sesión con las mujeres del gobierno. Era por la noche o por la tarde, o el tiempo que se pudiera. 

Como fue un trabajo muy riguroso, recibimos los insumos y las propuestas de las organizaciones que fueron a la mesa y las analizamos una por una. Esto significaba un debate interno, algunas de nosotras nos madrugamos 4:00 a 4:30 am.

La metodología cambio este año, las sesiones de la Mesa no son tan permanentes, se está trabajando por Comisiones. Las mujeres de la Subcomisión nos hemos dividido en cada una de esas Comisiones, para poder definir la perspectiva de género que tiene cada una de ellas. 

Dificultades

Es complicado, el tema es amplio, lo que estamos negociando es el futuro de Colombia, a parte estamos negociando con el Estado con el que estamos en confrontación. Ha sido duro construir acuerdos y en el tema de mujeres no es menos difícil.

La contraparte dice que el enfoque sería un cambio de lenguaje (las y los), que nosotras consideramos que es importante  y defendemos, pero lo fundamental es que existan unas políticas efectivas, específicas que posibiliten que la mujer colombiana se empodere, haya condiciones de igualdad con los hombres, pero también que salga de la miseria, de esa vida en  la que las han arrinconado. 

Avances

Resultado de imagen para encuentro de mujeres excombatientes
tomada de Revista 13
Hay avances bien importantes en el punto 1, 2, 4, también aspiramos que en el tema del paramilitarismo, donde de manera particular las mujeres han sido afectadas, por supuesto en el punto 3,  fin del conflicto, que está relacionado con las mujeres excombatientes y también con el resto de la población y, de manera particular el punto 6, el de la implementación, porque de nada sirve los avances que están en el papel en los puntos anteriores, si eso no se materializa.

Aunque no te puedo hablar mucho de esto, te diré que hay cosas que definitivamente era imposible no meterlas, como el reconocimiento a la propiedad de la tierra por parte de las mujeres independientemente de su estado civil o de su condición de relación con la tierra desde que tenga vocación agropecuaria.Entonces hay varios principios, lo mismo en lo que tiene que ver con la seguridad social; en participación política, la formación de las mujeres para la participación.

En el tema de cultivos hay varios aspectos como el de poder identificar las formas que encierra todo este tema del narcotráfico y del cultivo, cómo afecta de manera particular a las mujeres. El sólo hecho de hacer este reconocimiento ya es importante porque implica un tratamiento diferencial y unas medidas específicas para poder resarcir y posibilitar que las mujeres no sigan siendo afectadas por este flagelo y las que están vinculadas al tema de cultivos puedan acceder a los proyectos y planes, con manera diferencial, insisto, y con reconocimiento de los derechos de las mujeres.

Con mucha satisfacción puedo decir que se han hecho logros importantes, significativos, que este trabajo no ha sido en vano y que las mujeres colombianas tienen una oportunidad, no solamente con el proceso, sino con lo que hemos hecho en casi un año y medio que lleva la Subcomisión. 

Este proceso nos ha confrontado a las mujeres colombianas, no solo a las insurgentes. Porque ha sido una confrontación con nosotras mismas. Porque decimos, estamos aquí y hemos sido protagónicas en este proceso como lo hemos sido en la guerra,  así como nos hemos batido de igual a igual, ojalá que no tengamos que volverlo a hacer, con nuestros compañeros en una confrontación tan cruenta, tan prolongada y sangrienta como la que ha padecido Colombia, como lo han hecho las mujeres allá en el movimiento social, en el movimiento popular, en la protesta en las calles. Es hora que las mujeres seamos protagonistas de la paz, y nadie más y mejor que las mujeres lo han hecho. 

Eso es un enorme reconocimiento, estos avances son colectivos, son de todas las mujeres las mujeres que están participando en todas las expresiones y manifestaciones de construcción de la paz, de hacer ciudadanía y  de hacer política, como también de nosotras acá que nos hemos atrevido a dirigir de manera especial y de manera particular un trabajo que es alrededor de la Subcomisión que beneficia de manera directa a las mujeres, a la población LGTBI, a los adultos mayores, a las niñas y niños y a toda la sociedad colombiana, esto nos prepara para el futuro de Colombia, donde seremos protagonistas, no lo pongas en duda. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La implementación del acuerdo ha caído sobre los hombros de la FARC. La entrevista que censuró el gobierno

Noticia
Por Colombia Soberana






En el marco del Acuerdo de  paz se creó el programa Mimbre que ha venido siendo emitido en el Canal Institucional. Es dirigido por Gloria Cecilia Gómez y su comité editorial está conformado por delegados de las FARC y del Gobierno. 
Desde hace 9 meses ha estado al aire sin mayores contratiempos, pero su última edición fue censurada porque la oficina del Alto Comisionado para la Paz decidió no sacar al aire una entrevista que  Gloria Cecilia Gómez le hizo a Pastor Alape. Para Luis Roberto Rodríguez "El programa no se trata de que una parte acuse a la otra parte de cosas ante millones de colombianos". 
Sin embargo, al ver la entrevista, se puede notar que el dirigente de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común FARC, habla de temas puntuales y verídicos: la transformación de la JEP y de la participación política, el problema de seguridad en las regiones y demás, por lo tanto se puede considerar este hecho como un  acto de censura. 
El vídeo, que …

ASESINAN A LÍDER SOCIAL DE LA ZONA DE RESERVA CAMPESINA DE LA PERLA AMAZÓNICA, EN PUTUMAYO

Noticia Por Contagio Radio 10 de octubre 2018

La Asociación de Desarrollo Integral Sostenible de La Perla Amazónica, ADISPA, denunció el asesinato de Otto Valenzuela, líder de esta organización. Los hechos se presentaron el pasado 8 de octubre, cuando integrantes de esa comunidad encontraron el cuerpo de Valenzuela con un impacto de bala en la vereda Frontera.
Yaneth Silva, integrante de ADISPA, señaló que durante la mañana, el líder social estuvo trabajando en la Minga Comunitaria y posteriormente se retiró a su vivienda. Allí, los vecinos de ese predio manifestaron que escucharon un disparo, pero no alertaron a las autoridades debido a que no imaginaron que se tratara de un acto de violencia.
De igual forma, Silva  expresó que cuando se le informó a la Policía de los hechos, le manifestaron que no podían acercarse al lugar porque estaba muy retirado, y le hicieron recomendaciones "de ser muy cuidadosos con el tema de recoger cascos de balas", como material de investigación, del…

El regreso a las armas es un absurdo político

Análisis Tomado de Las 2 Orillas Por Gabriel Ángel


La carta de Iván Márquez y el Paisa a la Comisión de Paz del Senado de la República, más que un signo de alarma acerca de una división en el partido Farc, pone de presente una manera de ver las cosas que simplemente contribuye a agravarlas. Nadie con un mediano raciocinio se atrevería a poner en duda el pobre nivel de cumplimiento de los Acuerdos de La Habana por parte del Estado. Otra cosa es el qué hacer frente a tan complicado problema.
No deja de sorprender que el grito de batalla de los firmantes de la carta sea la exigencia de la implementación completa de lo acordado. Reiteran incluso que su mayor anhelo es contribuir a la construcción de la paz en nuestro país. Pues eso precisamente es el propósito fundamental asumido por el partido de la rosa desde su nacimiento, reiterado en su último Consejo Nacional de los Comunes. Todos queremos que se cumpla lo acordado, ¿cuál es el problema entonces?
Un recurso fácil, que habla poco a favor …